Noticias

Ante el fenómeno de La Niña, suben los incendios forestales en el país

Los principales ecosistemas afectados con los megaincendios son los bosques templados de pino y encino, además de los matorrales

Megaincendios UNAM
Conafor pide a la ciudadanía en general no encender fogatas ni lanzar colillas de cigarros prendidas en el campo. (Foto: UNAM)

En lo que va de 2023 se han registrado mil 121 incendios forestales en 29 entidades del país, en una superficie de 22 mil 739.28 hectáreas. De esta superficie, el 97% correspondió a vegetación y el 3% en árboles, de acuerdo con el más reciente reporte de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Las entidades con mayor presencia de incendios son: Ciudad de México, Edomex, Jalisco, Puebla, Tlaxcala, Michoacán, Veracruz, Chiapas, Morelos e Hidalgo, que representan el 87% del total nacional.

De acuerdo con un estudio sobre el tema, publicado en la revista “Madera y bosques”, del Instituto de Ecología, expertos utilizaron los registros de campo de la Conafor; datos satelitales del Global Fire Atlas de 2003 a 2016; y de la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad, encontraron que en el país han ocurrido megaincendios de más de 500 y hasta mil hectáreas, principalmente en la Sierra Madre Occidental; han sido poco de más de 10 mil hectáreas.

La mayoría de los incendios forestales ocurrieron en marzo, abril y mayo, aunque algunos se presentaron en enero y febrero, con una considerable baja en junio y julio, cuando se presentan las lluvias.

Académicos de la UNAM expusieron que los principales retos que tiene México en el combate a megaincendios, en especial aquellas con afectaciones en superficies mayores a las 500 hectáreas. Los incendios más importantes fueron dos en Coahuila, con 170 mil y 150 mil hectáreas afectadas, son los más grandes registrados hasta ahora.

Mapeo de incendios forestales
Mapa de incendios forestales. (Foto: UNAM)

Te puede interesar: Agudiza desabasto de agua y crisis hídrica, miles de personas ya viven el día cero en CDMX

En videoconferencia, Chritoph Neger, investigador del Instituto de Geografía de la UNAM, y Lilia de Lourdes Manzo, investigadora del Laboratorio de Análisis Geoespacial de esta entidad académica, indicaron que en general los incendios los propicia las sequías, la alta acumulación de material combustible (pastos, hojas y ramas secas), especialmente tras el paso de huracanes.

A su vez, José Francisco León, investigador del departamento de Geografía Física, comentó que también la caía de rayos y las tormentas eléctricas pueden ser iniciadores del fuego; aunque no hay una tendencia en el país en la ocurrencia de megaincendios, en este año pueden ser favorecidos por el estiaje más largo, razón por la cual se necesita mayor inversión en áreas preventivas.

Incendios forestales
Las brechas corta fuegO funciona como barrera artificial a las llamas. (Foto: UNAM)

De acuerdo con el especialista, en 2023, prevalecerá el fenómeno de La Niña, por lo que habrá menos lluvias, además de que la sequía de años anteriores acumula combustible sobre la superficie del terreno.

“Estamos empezando la época de estiaje, y estará entre nosotros hasta el verano, cuando empiecen las primeras lluvias, por eso es importante entender que venimos de una prolongada temporada seca, asociada al fenómeno de La Niña, lo que ha provocado que haya regiones muy extensas de sequía en el norte y noroeste del país”, complemento el investigador León Cruz.

Los científicos comentaron que los principales ecosistemas afectados con los megaincendios son los bosques templados de pino y encino (35 a 50%), seguido de matorrales (13 a 29%) y menores en áreas adaptadas al fuego. En las selvas húmedas solamente repercute al 6%, pero los impactos son graves por la gran biodiversidad de especies.

incendios en bosques
Académicos recomendaron contar con una política preventiva entre autoridades y comunidades de campo. (Foto: UNAM)

No dejes de leer: Tembló en tres partes distintas del mundo y tú ni cuenta te diste

Acciones preventivas contra incendios forestales

Para proteger los bosques y pastizales, los académicos recomendaron contar con una política preventiva entre autoridades y comunidades de campo, quienes deben continuar con las brechas cortafuego, que funciona como barrera artificial a las llamas y consisten en la remoción de material combustible en la superficie del suelo.

También mantener las líneas negras que se delimitan en una franja de al menos de los tres metros, a la cual se le prende fuego debidamente controlado y supervisado por expertos.

Recomendaciones

Para la ciudadanía en general se les pide:

  • No encender fogatas, cigarros, cerillos o lanzarlos a los bosques
  • No dejar fragmentos de vidrio, cristales, espejos o botellas que, por la acción de los rayos solares, puedan convertirse en una fuente de calor y provocar un incendio
  • No realizar quemas agrícolas y por pastoreo
  • Siempre que se detecte un incendio forestal por pequeño que parezca, se debe dar aviso al 911
  • No intervenir ni actuar por cuenta propia para combatir un incendio forestal

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último