Noticias

¿Qué puedo hacer si en mi escuela soy víctima del bullying?

Por lo regular se piensa en cómo reaccionar ante el bullying y enseñar a los niños a defenderse, eso es importante, pero también se tiene que conocer el ambiente del acosador

Norma Elizabeth: estas fueron las últimas palabras que le dijo a su hermana antes de morir

El caso de la muerte de Norma Lizbeth impactó a la población por este caso extremo de acoso escolar o bullying, el cual terminó en el deceso de la adolescente días después de haberse enfrentado a golpes con una compañera de su secundaria y quien actualmente está en el Centro de Internamiento Quinta del Bosque, en el Estado de México.

La psicóloga Adriana Ortiz en entrevista con Publimetro explica que el bullying tiene diversas manifestaciones, las agresiones físicas son el el grado más extremo, pero también está la conocida como “ley del hielo”, en la que de manera planeada se segrega a un persona de participar en actividades en las que los demás alumnos lo hacen.

También puedes leer: En penal para jóvenes, este es el tiempo que pasará en la cárcel la agresora de Norma Lizbeth

Así como las burlas que atacan el autoestima de los jóvenes y desde los últimos años el acoso cibernético por medio de las redes sociales, en la que un adolescente puede ser acusado todos los días a toda hora.

¿Cuáles son algunos de los factores que provocan que un adolescente se sienta con el derecho de atacar a otro?

Por lo regular pensamos en cómo reaccionar ante el bullying y enseñar a nuestros hijos a defenderse, eso es importante, pero dejamos de ver el lado del acosador. Hay diferentes factores que ocasionan esto, uno evidentemente tiene que ver con factores familiares, generalmente el niño que bullea a otro proviene de un hogar donde hay violencia intrafamiliar, ya sea de un padre hacia el otro o entre ellos.

Los niños empiezan a normalizar esta forma de violencia y que es una forma para relacionarse con los demás. También con el uso de la violencia compensan la angustia y violencia que tienen dentro del hogar. Otro aspecto que es la falta de empatía, que pueden detectarse con niños que maltratan a los animales y a quienes sus padres no ponen límite a esa conductas desde el momento en que se manifiestan.

¿Norma Lizbeth recurrió a maestros para detener las agresiones en su contra, pero no tuvo ayuda, cuál es el papel que deben jugar los profesores para evitar las agresiones?

No solo tiene que verse desde el combate al bullying, sino también analizar la falta empatía, es necesario enseñar a respetar a los demás, hacia la diversidad y las diferencias, esto nos compete a todos, no solo a las escuelas porque éstas son formativas y los niños están ahí para ser educado más allá de lo académico, esa es la labor que a veces no muchos maestros entienden.

Esto te interesa: SEP carece de protocolos para atender bullying, que se desborda sin control

Los profesores también tienen que enseñar a los niños a regular tus emociones, a poder compartir, a trabajar en equipo y también nos compete como sociedad combatir estos actos de bullying y de acoso, porque también si los acosadores se enfrentan autoridades débiles dentro de la escuela o en sus viviendas no van a saber cuándo detenerse.

En el fondo, el niño o el de adolescente bulleador espera que llegue ese límite para frenar lo que no pueden regular, si los maestros no entienden que ese papel es fundamental, pues entonces se llega a situaciones como esta y se escudan bajo el argumento de “en mi época también había bullying, a mí también me ponían apodos, ahora los niños son frágiles”.

¿La adolescente involucrada en la pelea también puede considerarse como víctima y qué problemas emocionales puede tener?

Por eso menciono la importancia de poner un límite a tiempo, porque no midió hasta dónde podía llegar su agresión por eso el bullying no tiene límites, puede ir mucho más allá porque no le estás enseñando a hacerse responsable de las consecuencias.

Si a esta joven desde antes le hubieran puesto un alto, esto no hubiera sucedido. La repercusión de esto es fuerte, porque puede tener algunas trastornos a nivel mental o psicológico como depresión, ansiedad no este y recibir de una manera indirecta todo el odio y el enojo de una sociedad que clama por justicia.

Definitivamente, aunado a la responsabilidad que tiene por los actos que cometió, tendrá que tener el apoyo de un grupo de especialistas en salud mental para que de verdad puedan realizar un cambio porque vimos una gran cantidad de agresiones y de odio volcado hacia alguien más, sin perder de vista que cargaba con muchos temas emocionales que no podía trabajar de la manera adecuada.

No te puedes perder: Durante pandemia se perdió el 35% del aprendizaje en educación básica: Mexicanos Primero

Regreso a clases en CDMX.
¿Qué le aconsejaría a los adolescentes que son víctimas de bullying y que no saben cómo pedir ayuda y no cargar con una emoción de soledad para enfrentar este problema?

Tenemos que educar desde casa, demostrarles a los niños que son importantes, que su palabra vale y tiene un peso. También deben saber poner límites, en momentos esto puede ser muy difícil, pero los niños deben conocer su derecho a que nadie los puede maltratar y en algún momento deben defenderse si su integridad está en riesgo.

Pueden buscar la ayuda de un psicólogo o de alguien cuando sientan que su voz está debilitada porque tienes problemas en tu autoestima, de inseguridad en casa y no pueden acudir con un orientador vocacional que pueda hablar por ellos en lo que ganan la fuerza necesaria para enfrentar esta situación, también pueden buscar sus redes de apoyo con familiares y amigos.

Tenemos que generar una sociedad donde nuestras infancias sean protegidas tanto del lado de los acosadores como de sus víctimas, son dos extremos que al final pueden desembocar en un hecho trágico para todas las partes.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos