Mundo

25 millones de mujeres viven en estados con prohibición para la interrupción del embarazo

Las prohibiciones o restricciones están en pausa en por lo menos seis estados mientras los jueces deciden su destino a largo plazo

Hace un año, la Corte Suprema de Estados Unidos anuló el derecho al aborto que llevaba cinco décadas en vigor, provocando un cambio radical en los debates sobre política, valores, libertad y equidad.

Ahora, 25 millones de mujeres en edad de procrear viven en estados donde la ley ha hecho que abortar sea más difícil de lo que era antes del fallo.

Las decisiones sobre la ley están en gran medida en manos de los legisladores y los tribunales estatales. La mayoría de los estados gobernados por republicanos han restringido el procedimiento. Catorce entidades prohíben el aborto en la mayoría de los casos en cualquier etapa del embarazo. Y veinte estados de tendencia demócrata han protegido el acceso al aborto.

También puedes leer: CDMX encabeza reportes de incidentes de violencia y discriminación contra personas LGBTQ+

Este es un vistazo de lo que ha cambiado desde el fallo en el caso Dobbs contra la Women’s Health Organization de Jackson.

Implementación de leyes en 25 estados contra el aborto

El verano pasado, mientras las mujeres y los proveedores de servicios médicos empezaban a navegar por un panorama sin protección legal del aborto, los doctores de Nancy Davis le recomendaron interrumpir su embarazo porque se preveía que el feto que llevaba moriría poco después de nacer.

Pero los médicos de Luisiana, donde Davis reside, no le proporcionaron el aborto debido a una nueva ley que lo prohíbe durante todo el embarazo en la mayoría de los casos.

Al mismo tiempo, los opositores al aborto que trabajaron durante décadas para abolir una práctica que consideran un asesinato celebraban el fallo de la Corte Suprema en el caso Dobbs. Los grupos contrarios al aborto dijeron que el fallo del caso de Roe contra Wade que legalizó la interrupción del embarazo a nivel nacional fue antidemocrático porque impidió que los estados promulgaran prohibiciones.

El fallo del caso de Dobbs fue una victoria democrática en favor de la vida por la que generaciones lucharon”, dijo E.V. Osment, vocera de Susan B. Anthony Pro-Life America, uno de los principales grupos antiaborto.

Te recomendamos: Esposa de piloto de sumergible que implosionó desciende de pareja que murió en el Titanic

Si bien algunos estados se apresuraron a aprobar nuevas restricciones, otros ya habían promulgado leyes que estaban diseñadas para entrar en vigor si el máximo tribunal anulaba el fallo del caso de Roe contra Wade.

Más de 25 millones de mujeres de entre 15 y 44 años, aproximadamente dos de cada cinco en todo el país, viven ahora en estados donde hay más restricciones al acceso al aborto que antes del fallo de Dobbs.

Davis recibió ayuda de una fundación que recauda dinero para las mujeres que viajan a otros estados para abortar y fue a Nueva York para someterse al procedimiento. Toda la experiencia fue desgarradora, comentó.

“El amor de una madre empieza en el momento que se entera que está embarazada. El apego empieza en seguida. Hubo días en los que no podía dormir. Hubo días en los que no podía comer”, dijo

Acceso a aborto es protegido en 20 estados

Mientras algunos estados restringían el aborto, otros protegían el acceso al procedimiento. En 25 estados el aborto sigue siendo legal hasta cuando menos 24 semanas de embarazo. Veinte de esos estados han estado consolidando los derechos al aborto mediante enmiendas constitucionales o leyes.

El centro de planificación familiar CHOICES Center for Reproductive Health había atendido durante décadas a pacientes que querían abortar en Memphis, Tennessee. Tras la entrada en vigor el año pasado de la prohibición del aborto en Tennessee, la clínica abrió un centro a tres horas de distancia, en Carbondale, Illinois.

Vienen de Tennessee, Mississippi, Arkansas e incluso Texas. Pero ahora tienen que viajar mucho más lejos”, comentó la directora general del centro, Jennifer Pepper.

Esto te interesa: Migrantes en el Mediterráneo: la cotidianidad de una tragedia

No hay número de abortos realizados

Debido a los retrasos en los reportes y las lagunas en la información oficial, no está claro el impacto del fallo en el número de abortos en Estados Unidos.

Una investigación realizada por la Society of Family Planning, una organización sin fines de lucro que promueve la investigación y apoya el acceso al aborto, encontró que el número de abortos ha caído a prácticamente a cero en estados que han implementado prohibiciones y ha aumentado en entidades vecinas con menos restricciones, y que, en conjunto, el número de embarazos interrumpidos está disminuyendo. Pero la investigación no incluye los abortos autogestionados fuera del sistema médico tradicional, que suelen realizarse con un régimen de dos píldoras.

Antes de que se anulara el derecho al aborto, las píldoras ya eran el método más utilizado para abortar en Estados Unidos. Ahora hay más redes para facilitar el acceso a las píldoras en los estados con prohibición del aborto.

Algunos opositores al procedimiento están pidiendo que la píldora abortiva mifepristona pierda la autorización del gobierno. La Corte Suprema ha preservado el acceso por ahora.

Abundan demandas

Más de 50 demandas han sido incoadas en relación con la política abortista desde el fallo del caso Dobbs. Muchas de ellas se basan en argumentos sobre el derecho a la autonomía personal o la libertad religiosa. Una demanda interpuesta en Texas alega que se denegó el aborto a algunas mujeres incluso cuando su vida corría peligro.

Las prohibiciones o restricciones están en pausa en por lo menos seis estados mientras los jueces deciden su destino a largo plazo. Los únicos estados en los que el máximo tribunal ha rechazado permanentemente las restricciones son Iowa y Carolina del Sur.

Tribunales penales no se ocupan de casos de abortos

Hay poca evidencia de que se esté procesando a médicos, mujeres o a quienes les ayudan a abortar.

No te puedes perder: Google y Meta deben pagar por noticias a medios de comunicación

La procuraduría de Mississippi informó que no se han presentado cargos en virtud de una nueva ley que pide hasta 10 años en prisión para cualquiera que proporcione o intente proporcionar un aborto en casos donde la vida de la madre no corría peligro o para interrumpir un embarazo generado por violación o incesto.

Los fiscales progresistas de distintas parte del país, incluidos de estados con prohibiciones al aborto, han dicho que no atenderán casos relacionados con el procedimiento, o que les darán poca importancia.

Aborto es tema político

El panorama político ha sido reajustado. Los republicanos están ingresando a una temporada electoral sopesando cómo equilibrar los intereses de una base de votantes que quiere las prohibiciones más estrictas posibles frente a los deseos del electorado más amplio.

Las encuestas han encontrado sistemáticamente que la mayoría de los estadounidenses considera que se debería poder realizar un aborto en las primeras etapas del embarazo, pero también muestran que la mayoría está a favor de que se implementen restricciones para etapas más avanzadas del embarazo.

El año pasado, los votantes se pusieron de lado de los defensores del derecho al aborto en los seis estados en los que se sometieron a votación medidas relacionadas con el procedimiento. Esta cuestión fue también uno de los principales factores por los que los demócratas obtuvieron mejores resultados de lo esperado en las elecciones de 2022.

El aborto se ha convertido en un tema clave en la contienda por la candidatura presidencial del Partido Republicano para las elecciones de 2024.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos