Mundo

Acuña busca robarse las bases y el show en octubre, en la era del béisbol acelerado

ATLANTA (AP) — La imagen de Ronald Acuña Jr. robándose la segunda base y sujetando después la almohadilla sobre su cabeza de forma triunfal es un momento icónico de la temporada de los Bravos de Atlanta.

El robo hizo más que encumbrar a Acuña como miembro del club 40-70. También lo preparó para anotar la carrera de la ventaja en una victoria por 6-5 sobre los Cachorros de Chicago el 27 de septiembre.

El béisbol cambió y los jugadores con la velocidad suficiente para cambiar los partidos lo están aprovechando.

Los fanáticos que suelen poner atención al béisbol sólo en la postemporada se toparán con un deporte distinto. Los jugadores están corriendo mucho más que hace un año gracias a las nuevas reglas que también prometen tener un impacto en los playoffs. Hubo 3.503 bases robadas en la temporada regular, un incremento dramático de más de 1.000 en comparación con el año previo. Es el mayor total desde que en 1987 se estableció el récord de 3.585.

Se espera que la tendencia se mantenga en los playoffs.

“Van a dejar libres a los muchachos como ha sido todo el año”, dijo el manager de los Bravos, Brian Snitker. “Equipos como Arizona estarán volando por todos lados. No veo realmente que ello vaya a cambiar con respecto a la temporada”.

El manager de los Mellizos, Rocco Baldelli, dijo antes del primero de la serie de comodines de la Liga Americana en contra de Toronto que el potencial de velocidad del jardinero suplente Andrew Stevenson fue un factor diferenciador para que se quedara con el último puesto vacante del plantel para estos juegos.

“Creo que la velocidad y la defensa siempre son algo a tomar en cuenta en el escenario de la postemporada”, aseguró Baldelli.

Las nuevas reglas acentúan el factor de la velocidad.

MLB utilizó bases más grandes, un cronómetro para los lanzadores y lo más destacable, una regla que limitó a dos los lanzamientos para amarrar a un corredor, intentando sorprenderlos, por aparición en el plato. El mayor tamaño de las almohadillas redujo un poco la distancia entre las bases, pero esa se acorta más cuando los corredores sintiéndose empoderados para tomar mayores ventajas de salida.

Acuña lideró las Grandes Ligas con 73 bases robadas, mientras bateó 41 cuadrangulares. Los Bravos robaron 132 bases, un gran salto de las 87 en 2022, y aún así ocuparon la 10ma posición en las mayores. Cincinnati fue líder con 190, seguido por Arizona (166), Kansas City (163) y Tampa Bay (160). Los Diamondbacks y Rays compiten en la ronda de comodines, mientras que los Bravos, campeones del Este de la Nacional, pasaron directo a la Serie Divisional.

Es un cambio dramático de 2022, cuando los Rangers de Texas lideraron con 128 robos, un total que hubiera ocupado la duodécima posición esta campaña. Los Rangers robaron dos bases en su victoria por 4-0 sobre los Rays en el primero de la serie de comodines de la Americana, el martes.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos