Noticias

UNAM respalda la idea de mascar bolillo para quitar los nervios

El estrés agudo provoca un aumento en la producción de ácido estomacal, lo que lleva a la angustia estomacal

UNAM estrena escuela en San Miguel de Allende.

La noche del 6 de octubre se reportó un sismo de magnitud 6.0 con epicentro en Oaxaca, ocasionando un movimiento telúrico en la Ciudad de México.

De acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional (SSN), en un primer momento el pronóstico preliminar de la magnitud era 6.3, pero después se ajustó a 6.0. El epicentro fue localizado a 13 kilómetros al noroeste de Matías Romero, en el estado de Oaxaca.

Te puede interesar: Sismo en Oaxaca no causó pérdida de vidas humanas y los daños materiales fueron mínimos: AMLO

Ante ello, algunos usuarios de redes sociales comenzaron a considerar utilizar el bolillo para aliviar el susto; no obstante, ¿qué tan recomendable es comer este alimento?

De acuerdo con Nayeli Ortiz, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el estrés agudo provoca un aumento en la producción de ácido estomacal, lo que lleva a la angustia estomacal, un dolor en el vientre comúnmente percibido como vacío.

Esta situación puede causar náuseas y otros malestares. ”En tales casos, ingerir un pan reduce esa acidez tan molesta, como bien sabían nuestros antepasados”, explica la académica de la UNAM.

Aunado a ello, el susto “es la reacción de nuestro cuerpo ante un sobresalto súbito, como al escuchar un ruido amenazante o sufrir una agresión”, dijo. ”A nivel cerebral, se estimula la hipófisis y, acto seguido, la glándula suprarrenal libera dos hormonas: noradrenalina y adrenalina, responsables de que el corazón y la respiración se agiten”, añadió.

Este proceso ocurre rápidamente para que el individuo adopte una “reacción de lucha o huida”, la cual nos pone “en modo supervivencia” y nos permite realizar acciones adecuadas y asertivas para protegernos ante el peligro, como correr, resguardarnos o saltar.

Sin embargo, una vez pasados estos eventos estresantes, el cuerpo experimenta secuelas. Por ello, cada vez es más frecuente ver en redes sociales videos de voluntarios repartiendo bolillos a personas que acaban de atravesar momentos de pánico.

”Por su cantidad de carbohidratos, este alimento inhibe la secreción de ácidos y nos ayuda a reponernos de un susto. Además, por ser masudo y tener la corteza dura, nos obliga a masticar, lo cual nos distrae y aminora nuestros miedos”, explica la académica.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos