Estados

Grupo armado secuestra a 60 ejidatarios en Altamirano, Chiapas

Los criminales aparecieron tras las protestas por la salida del actual presidente concejal del municipio; las autoridades se negaron a intervenir debido a “la gran cantidad de hombres armados”

#PolíticaConfidencial AMLO inseguridad pone en duda estrategia de abrazos

La tarde del martes, un grupo de hombres encapuchados y con armas de fuego secuestraron seis unidades en donde viajaban al menos 60 ejidatarios del municipio de Altamirano, Chiapas, entre ellos el comisariado ejidal, que solicitan la salida del actual presidente concejal del municipio de Altamirano, Gabriel Montoya.

Te puede interesar: Habitantes de Chiapas liberan a encuestadores de Morena

Los familiares de las víctimas han confirmado que los hechos ocurrieron alrededor de las 18:00 horas en la carretera que conecta Chanal con Altamirano a la altura de la comunidad Mendoza. Los ejidatarios privados de su libertad fueron secuestrados este 10 de octubre por al menos una veintena de hombres que portaban armas largas.

Las víctimas fueron interceptadas por el grupo de hombres armados, presuntamente ligados al grupo paramilitar “14 de agosto”, quienes abrieron fuego contra los vehículos en los que viajaban los ejidatarios. Posteriormente, fueron privados de su libertad y hasta el momento se desconoce su paradero.

De acuerdo con la información obtenida, los ejidatarios, quienes desde el pasado 22 de agosto mantienen bloqueados los accesos a ese municipio, regresaban a su poblado en taxis y combis, pero sujetos encapuchados los interceptaron en plena carretera y se los llevaron. Durante la mañana y parte de la tarde del martes, una comitiva del grupo de habitantes inconformes con el actual gobierno municipal se reunió en Palacio de Gobierno con algunas autoridades para tomar acuerdos sobre la problemática.

Durante los hechos, al parecer hubo balazos por parte de los victimarios, pero se desconoce si se registraron personas heridas o muertas. Algunos ejidatarios lograron escapar y buscar ayuda, pero las autoridades se negaron a intervenir debido a “la gran cantidad de hombres armados”.

En respuesta a los hechos, un grupo de habitantes de las 109 comunidades y 11 barrios de Altamirano han bloqueado las tres entradas y salidas del municipio, con el objetivo de presionar a las autoridades para agilizar la búsqueda y el rescate de sus compañeros. Entre ellos el comisariado ejidal Rogelio Hernández Gómez y su comitiva.

De acuerdo con un audio que ha circulado, uno de los secuestradores advirtió que, si los manifestantes no liberan los tramos terrestres hacia Altamirano, los rehenes regresarían “en pedacitos y en bolsas de nailon negro”.

Aunque no ofreció más detalles de los hechos, la Fiscalía de Justicia Indígena comenzó las investigaciones correspondientes, pero para ello abrió un registro de atención.

Violencia criminal en Altamirano

El pasado 8 de agosto, a través de redes sociales se difundió un video donde un grupo de civiles armados abrió fuego contra pobladores de una comunidad en la cabecera municipal de Altamirano.

Según informes de algunos medios de comunicación, alrededor del mediodía, hombres armados, identificados como miembros del “Movimiento 14 de agosto”, accionaron sus armas contra pobladores de la región. La razón de esta agresión era exigir la destitución del síndico concejal, Gabriel Montoya Oseguera, ya que no había entregado proyectos a la población.

Los agresores estaban presuntamente vinculados al síndico concejal, a quien, el pasado 1 de julio, en una asamblea entre ejidatarios, decidieron recaudar firmas para solicitar su destitución al Congreso de Chiapas.

El pasado 29 de septiembre, la situación en Altamirano se tornó violenta, debido a que presuntos seguidores del exalcalde Roberto Pinto Kánter incendiaron cerca de 30 propiedades, además de vehículos, y retuvieron a casi una veintena de pobladores. Entre algunas de las viviendas quemadas estaban la de los actuales representantes del Concejo Municipal y de algunos familiares.

Entre los posibles agresores se resaltan los nombres de Gaspar Sántiz, Simeón Sánchez, Rogelio Hernández Gómez, este último actual comisariado ejidal de Altamirano. Al respecto, la Fiscalía General del Estado, por medio de un boletín, dio a conocer que inició las investigaciones correspondientes.

Por alrededor de dos décadas, este municipio fue gobernado por la familia Pinto Kánter, de extracción priísta; de hecho, para este trienio resultó electa Gabriela Roque Tipacamú, esposa del exmunícipe Roberto Pinto Kánter, pero se lo impidió el grupo opositor.

Este último mandatario municipal también fue secuestrado pero en octubre de 2021, precisamente para que su cónyuge no tomara las riendas del Ayuntamiento; incluso, en esa ocasión, su casa fue quemada el 30 de septiembre de ese año.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos