Nuevo León

Agosto, el mes más violento del año en NL; Fiscalía reporta 163 homicidios

La dependencia indica que es la cifra mensual más alta en el estado desde 2019 y en lo que va de 2022 se han registrado en total 967

Experta insiste en una estrategia única de forma transversal que surja de un diagnóstico para generar acciones contundentes.

Agosto es, de acuerdo a estadísticas de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, el mes más violento de los últimos tres años con un total de 163 homicidios, el número más alto desde 2019.

Según el reporte de la dependencia hasta el corte del 11 de septiembre, se registraron en total 967 delitos de este tipo superando las cifras anuales de 2019 y 2020 y aún faltan tres meses para que concluya en 2022.

La Fiscalía detalla que en enero se cometieron 95 homicidios; febrero reportó 110 y marzo 88. Abril registró un total de 105 por 143 de mayo, 137 en junio y 126 en julio.

En las últimas semanas de agosto fueron constantes las ejecuciones, asesinatos a mano armada y también se reportaron feminicidios.

Te puede interesar: Violencia al alza en Nuevo León; suma el estado 400 homicidios dolosos en cuatro meses

“La violencia continúa al alza en el Estado. Las acciones realizadas por las diversas autoridades en las áreas que les compete no parecen dar los resultados que estamos esperando, por lo que insistimos en una estrategia única de forma transversal que surja de un diagnóstico para generar acciones contundentes”, expresó Ana María Esquivel Hernández, presidenta ejecutiva del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Nuevo León.

La doctora en Criminología y experta internacional en Prevención Social de las Violencias y el Delito, confirmó que de acuerdo a datos de la Fiscalía de Nuevo León agosto fue un mes con muy altos índices de homicidios en el Estado.

“La Fiscalía refiere a que en el Estado se cometieron durante agosto 967 homicidios. Es el segundo mes desde 2019 con mayor índice”, detalló.

Esquivel Hernández agregó que la incidencia de estos delitos es multifactorial.

“En gran medida relacionado con la disputa entre organizaciones criminales y la respuesta de las fuerzas de seguridad, pero estos son los efectos y no las causas de la violencia, las cuales deben ser atendidas por acciones coordinadas e interdisciplinarias de prevención, que surjan de un diagnóstico que nos permita conocer las causas que a la fecha no tenemos”, explicó.

Aunque hace dos años, en pleno epicentro de la pandemia por covid, se informó que los números de violencia en el Estado se incrementaron por el confinamiento, los datos no disminuyen, al contrario, a pesar de que la gente ya tiene más libertad.

“Aún cuando no tenemos un diagnóstico certero sobre las dinámicas sociales durante y postpandemia”, agregó, Esquivel Hernández, “sabemos que generó estrés emocional a mucha gente, enfatizado por las condiciones actuales económicas y sociales lo cual podría haber motivado que en algún caso se involucraran en cierto tipo de casos violentos.

“También hay que considerar lo que cada tipo de delito tiene su propia naturaleza o dinámica, y que no es lo mismo hablar de homicidios relacionados con el crimen organizado, que los casos de violencia familiar, por ejemplo. Estos últimos ya ocurrían, pero se visibilizaron aún más durante la pandemia”.

Recientemente, Gerardo Palacios Pámanes, secretario de Seguridad de Nuevo León comentó que los feminicidios habían descendido un 40%, sin embargo, agosto también se registraron varios casos de este delito.

Esquivel Hernández destacó que los feminicidios son un efecto de la violencia donde es importante conocer sus causas por lo que hay que trabajar en ellas de forma contundente por diversos actores de forma articulada.

Así que es necesario generar capacidades institucionales, incluyendo a las policías municipales que muchas veces son los primeros respondientes, pero también a las dependencias municipales y estatal, responsables detectar este tipo de casos oportunamente, y después brindar atención y acompañamiento a las víctimas, donde los ciudadanos tengamos clara la ruta a seguir cuando una mujer es violentada”.

Hasta el momento, el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Nuevo León no posee estadísticas de los tipos de homicidio.

“Sólo podríamos conseguir el desglose por mujeres y hombres, y grupos de edad. Cuando son casos de mujeres, se suele categorizar como feminicidio”.

Un modelo a trabajar bajo diagnóstico y generar un programa que incluya grupos prioritarios y problemática a atender podrían ser algunas medidas preventivas.

“Segundo, desglosar los diversos proyectos donde cada área estatal y municipal se coordine sobre los temas seleccionados, y tercero ver si es a nivel escolar, comunitario o individual, así como la forma en que se abordará los problemas”.

Te puede interesar: 5 básicos para el lunch de tus hijos en este regreso a clases

Recomendó evitar la especulación y trabajar más en diagnosticos actualizados.

“Como ya se mencionó los homicidios son algo multifactorial, por lo cual es necesario un diagnóstico actualizado para reducir la especulación y entender mejor si ha cambiado (y cómo) su naturaleza”.

Esquivel Hernández comenta que cuando se habla de homicidios, la mayoría de los casos son de hombres.

Pero al hablar de violencia familiar la gran mayoría de las víctimas son mujeres y niñas”, señaló.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos