Diciembre me gustó...

Las fiestas decembrinas traen consigo una peculiar combinación de sentimientos. A la alegría que brindan las decoraciones, los regalos y las reuniones familiares se suma la llegada de un nuevo año y la esperanza por mejorar en todos los sentidos.

Sin embargo, también están presentes el recuerdo de quienes partieron en el año que finaliza, las ausencias laborales o económicas y la melancolía que el clima frío despierta. Todo ello llega hace que más personas necesiten de apoyo para mantener la paz emocional.

En 1984, el psiquiatra Norman E. Rosenthal definió el Trastorno Afectivo Estacional como una depresión con un patrón temporal asociado a periodos de mayor frío. Incluso, detectó que, en poblaciones más cercanas al norte, donde hay temperaturas más bajas, el estado emocional se ve más afecto que en el sur.

Ante esa evidencia y la relevancia que ha tomado la salud mental a partir de la pandemia, en el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México diseñamos el programa Invierno Emocional, para ofrecer los Primeros Auxilios Psicológicos en esta temporada del año a través de la Línea de Seguridad y Chat de Confianza 55 5533 5533.

Generalmente, los síntomas emocionales asociados al invierno son dificultad al levantarse, energía disminuida, problemas en la concentración, aislamiento social progresivo, depresión, ansiedad o irritabilidad.

Los reportes de contención emocional que ha recibido el Consejo aumentaron en un 359% en la temporada invernal 2020-2021, cuando se puso en marcha el programa, con relación al año anterior.

Las personas de entre 18 y 30 años son quienes en mayor porcentaje (33%) buscan atención.

Como parte de una generación más consciente de la necesidad de cuidar su salud mental y emocional han buscado el apoyo para enfrentar todo tipo de malestares emocionales provocados por la pandemia de COVID, fatiga pandémica, problemas familiares, ansiedad, duelo, depresión, entre otros temas.

En años anteriores existía una diferencia marcada entre las solicitudes de ayuda procedentes de la CDMX en comparación con otras entidades. Sin duda, en la capital nacional se ha mostrado una reducción en los prejuicios que impedían a las personas solicitar ayuda emocional, lo que llevó a Iztacalco a tener un crecimiento de 589%, Magdalena Contreras de 339%, Cuauhtémoc 336%, Azcapotzalco 315% y Benito Juárez 296%.

Además de lo que sucede en la Ciudad de México, la población de todo el país está cada vez más atenta a sus necesidades psicoemocionales y de ahí que, este año, estados como Nayarit tuvieran un incremento considerable en el número de reportes, con un 2,100% más que el año pasado.

Ahora que recién comienza el invierno es importante contar con una red de apoyo sólida para enfrentar y superar los trastornos emocionales, recordar que nadie está sola ni solo.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos