Opinión

Nuevos tiempos, nuevos retos

Sólo queda darle tiempo al tiempo para ver el surgimiento de una nueva política que impacte con fuerza a nuestro país

Los tiempos cambiaron, empujando a los robustos sistemas políticos de México y el mundo hacia la obsolescencia. Ahora, el profundo distanciamiento entre la clase política y las reales preocupaciones de la ciudadanía son palpables dentro de las severas corrientes sociales que, hacen notar un cambio de discurso.

La descentralización del poder, la privatización o el temor hacia la globalización son temas importantes, pero que han quedado rebasados para dejar al descubierto cuestiones que no han sido tomadas en cuenta con seriedad como es la desigualdad, la violencia de género, el crimen organizado, la destrucción del medio ambiente o la falta de resultados en los gobiernos.

Nuestra época tiene una nueva dimensión que no ha sido comprendida por las fuerzas políticas. Esa es la verdad que oxida los cimientos institucionales con un descuido que se paga con un pronunciado descrédito. Porque en el centro de la discusión, la participación ciudadana demanda el papel principal de la mano de una clara rendición de cuentas y una efectiva comunicación de ideas, que los partidos políticos no han sabido capitalizar.

Muy lejos se encuentran los discursos unidireccionales e ignorar esta verdad hace rechinar nuestro modelo político-social. Los partidos políticos deben escuchar a la sociedad hoy más que nunca y estar a la altura en la selección de candidatos interesantes para los puestos de representación popular, dejando de lado la imposición de la que está harta la sociedad.

El mundo ya cambió y la atención la tiene el individuo que en su conjunto se proyecta hacia la colectividad con voces nuevas a las que no se ha sabido escuchar y que no esperan, más bien toman aquello que les pertenece.

Con esa dinámica llega una generación de presidentes jóvenes en el mundo. Giacomo Simoncini en San Marino; Gabriel Boric Font, Chile; Sanna Marín, Finlandia; Vjosa Osmani-Sadriu, Kosovo; Raku Garibashvili, Gerorgia, y Nayib Bukele, El Salvador son el resultado de un cambio de paradigma a nivel mundial dentro de las estructuras de poder.

Será la avanzada ciudadana la que tendrá peso en las próximas decisiones gubernamentales en nuestro país y no los caprichos de unos pocos, pues la delicada línea entre un líder ciudadano y el populismo se nota.

En México, la responsabilidad de presentarse como opciones reales de gobierno recae en los partidos políticos, pero serán aquellos que se acerquen con humildad y escuchando las necesidades de la gente quienes verdaderamente lograrán conectar con su electorado.

Sólo queda darle tiempo al tiempo y tomar de la mano de la sociedad las opciones necesarias para ver el surgimiento de una nueva política que impacte con fuerza a nuestro país al que tanto se le debe y poco se le cumple.

Aprovecho este espacio para desearles una buena salud con la esperanza de que todos sus familiares y amigos se encuentren bien. Feliz inicio de año…

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos