Educación

Dos tratamientos estéticos no invasivos para darse una manita de gato

Desde tonificación de glúteos y reducción de celulitis hasta tensado facial, todo sin necesidad de bisturí

tratamientos no invasivos
En medicina estética, se distingue entre tratamientos no invasivos para hacer alusión a aquellos en los que no se perfora la piel ni siquiera con una aguja.

Los tratamientos estéticos buscan ofrecer seguridad por medio de mejorar la apariencia y para esto recurren a diversos procedimientos, algunos de ellos quirúrgicos y otros conocidos como atraumáticos. Estos segundos no involucran instrumentos que rompen la piel o que penetran físicamente en el cuerpo.

También te puede interesar: Cuatro señales de alerta para prevenir un infarto

Los tratamientos atraumáticos o no invasivos han sido de los más demandados actualmente. Estas formas de tratamiento ofrecen resultados visibles y tangibles, sin tener que pasar por una cirugía estética. Y aquí hay dos de los más nuevos.

Sculptra

Es un tratamiento basado en ácido poliláctico que funciona en la piel para ayudar a estimular la producción de colágeno. Se aplica en la capa profunda de la piel y una vez que se forma la proteína de forma natural, el ácido poliláctico se absorbe y se elimina completamente. El este tratamiento también se produce elastina.

Ayuda a disminuir la flacidez y lograr mayor definición del óvalo facial, dando como resultado un rostro más firme y definido. A nivel corporal, ayuda a reafirmar el glúteo y nos ayuda a disminuir notablemente la celulitis.

tratamientos no invasivos
Existen tratamientos estéticos no invasivos faciales, corporales y un grupo que es aplicable a ambas zonas. (Freepik)

Estos bioestimuladores, ayudan a la producción de colágeno y elastina, que con el paso del tiempo se van perdiendo, logrando una mejoría en la piel y una mejor textura. Se recomienda en pacientes mayores de 30 años, y tiene una duración de hasta 24 meses.

También te puede interesar: Qué son los sueros de longevidad y cómo usarlos

Endolifting

Se trata de una técnica que se ofrece como alternativa al lifting quirúrgico, sin cicatrices, con poco tiempo de recuperación y sin pasar por quirófano. Se realiza a través de un láser que trata de estirar la piel de una forma menos invasiva que el lifting, reduciendo notablemente las cicatrices.

Es un tratamiento ideal para pacientes que requieren un tensado facial sin cirugía, gracias al calor interno que emite el láser. El objetivo es recuperar el posicionamiento de las estructuras faciales, y lograr una mayor definición en la parte de pómulos y quijada. Este tratamiento garantiza resultados inmediatos y a largo plazo. Se recomienda la aplicación de este protocolo a partir de los 40 años.

tratamientos no invasivos
No ha sido sorprendente ver cómo se ha disparado la demanda en los tratamientos estéticos no invasivos. (Freepik)

Como cualquier tipo de tratamiento o intervención, sin importar el nivel de invasión, deben ser aplicados por profesionales de la salud. En México existen varias opciones certificadas y de alta confianza como KIOO Medical & Beauty Center donde garantizan resultados en estos dos protocolos.

También te puede interesar: Tres recetas fáciles con avena que mejorarán tu dieta

Recomendados

DV Player placeholder

Tags

Lo Último