Puebla

Ambulantaje y obras de infraestructura, el reto de Eduardo Rivera

A diferencia de la administración pasada, el edil panista tendrá el respaldo del gobernador Miguel Barbosa Huerta quien ya ha manifestado su colaboración

El ambulantaje, la prostitución, obras de infraestructura y el tema de salud son tareas que el alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez tendrá como prioridad durante los primeros días de su gobierno.

Sin embargo, a diferencia de la gestión anterior, tendrá el respaldo del gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta, quien ya ha manifestado que trabajará de manera coordinada con los ediles municipales.

El comercio informal ha sido la herencia de cada nuevo gobierno y para la administración panista el saldo es de cinco mil vendedores en las calles de la ciudad, según lo declarado por el secretario de Gobernación, Jorge Antonio Cruz Lepe.

El funcionario municipal puntualizó que habrá diálogo con ellos, a partir de este 18 de octubre, y buscarán negociaciones con las organizaciones de ambulantes del Centro Histórico.

Incluso, previo a la reunión, acordaron no instalarse por 72 horas y desde el viernes pasado la Secretaría de Seguridad Ciudadana implementó un operativo sobre el corredor 5 de Mayo para evitar la instalación del comercio informal.

Las trabajadoras sexuales también es un pendiente que deberá trabajar Rivera Pérez ya que este sector también se ha incrementado en las principales calles del corazón de la ciudad.

Incluso, un grupo de sexoservidoras piden una zona de tolerancia para poder regular su labor y poder ejercerlo sin ser discriminadas, extorsionadas o con riesgo de ser víctimas de trata.

Indicaron que entregarán al alcalde Eduardo Rivera una iniciativa de Ley para regular el trabajo sexual, en la que también piden la vigilancia de autoridades municipales o estatales, tanto en el tema sanitario como de seguridad.

En el tema de obras, la gestión de panista deberá continuar con 30 proyectos heredados de la administración de Claudia Rivera Vivanco, entre estos el del Mercado Amalucan, el cual causó mucha polémica por la falta de aceptación por parte de un grupo de locatarios.

Rivera Pérez comentó que la intervención se encuentra en análisis, y se buscará llegar a un acuerdo con la Sedatu y los comerciantes para modificar el proyecto y atender sus demandas.

Mejora relación con Ejecutivo estatal

Eduardo Rivera Pérez ha sido identificado por formar parte del bloque más conservador del PAN y, su relación con el entonces gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle fue tensa, tanto que llegó a considerarse un “perseguido político”.

Cuando el exmandatario estaba en el poder, Rivera Pérez fue inhabilitado por 12 años para ejercer cargos públicos y multado con 25.5 millones de pesos, por irregularidades detectadas en la Cuenta Pública de 2013, cuando él era alcalde de la capital.

Diez años después, el político panista vuelve al cargo, pero esta vez con el respaldo del gobernador Miguel Barbosa Huerta, con quien sostuvo una reunión de coordinación previo a su toma de protesta y también lo acompañó cuando asumió el cargo.

Revisará las 100 bases otorgadas

En sus primeros días de gobierno, Eduardo Rivera anunció que se revisarán las 100 bases otorgadas en los últimos días de la administración pasada, a fin de verificar que no haya irregularidades.

Tras poner en marcha el programa de mantenimiento de camellones en la explanada del Cenhch sostuvo que como edil será respetuoso de la autonomía y vida interna del sindicato que encabeza Gonzalo Juárez Méndez.

No obstante, aseguró que se revisará “a detalle” si las basificaciones a los trabajadores sindicalizados se dieron de forma legal y si las personas cumplen con las características para ello.

Tags

Lo Último


Te recomendamos