El próximo jueves 1 de septiembre entrará en vigor un acuerdo que permitirá a jóvenes de México y Francia ingresar y permanecer temporalmente en el territorio mexicano o francés y trabajar durante un año, informó hoy la Embajada de México en Francia.

Se trata del “Acuerdo relativo al Programa Vacaciones y Trabajo”, suscrito por los gobiernos de México y Francia, que autoriza durante un “periodo temporal” y “a título individual” a “realizar una actividad remunerada, de manera legal, para completar sus ingresos durante su estancia”, precisó la embajada mexicana.

“Este programa busca promover que los jóvenes puedan apreciar la cultura y el modo de vida del Estado receptor, incluso mediante el trabajo remunerado, para impulsar la movilidad juvenil, y evitar, al mismo tiempo, ser objeto de violaciones a sus derechos laborales”, precisó.

Los términos del acuerdo alcanzado por los dos países precisan que al convenio pueden acogerse “ciudadanos de entre 18 y 30 años” de los dos países que “podrán hacer solicitud para viajar a México o a Francia hasta por 12 meses y solicitar un empleo temporal”.

En el caso de mexicanos que viajen al país europeo, la embajada explicó que “el gobierno de Francia podrá extender una visa de larga estancia temporal de hasta 12 meses a aquellos mexicanos que presenten su solicitud individual al Consulado General de la República Francesa en México”.

Además tendrán que entregar un escrito detallando su solicitud que debe responder a los objetivos del programa, tener entre 18 y 30 años, no estar acompañados de (personas) dependientes; tener un pasaporte mexicano vigente, y medios de transportación para abandonar Francia una vez concluida su estancia.

Los interesados también “deberán acreditar solvencia económica para su manutención al principio de su estancia; presentar certificado médico que acredite buena salud y no tener antecedentes penales”, entre otros requisitos.

Asimismo deberán contar con un seguro que cubra en Francia riesgos de enfermedad, invalidez, hospitalización y, en su caso, repatriación, precisó el boletín informativo.

De su lado, México podrá recibir a los jóvenes franceses interesados en beneficiarse del acuerdo que presenten solicitud individual de visa temporal, un escrito en que señalen los motivos de su solicitud que respondan a los objetivos del programa, así como un seguro, pasaporte y solvencia económica, entre otros.

En el caso de los franceses que quieran beneficiarse del programa, estos tendrán que solicitar ante el Instituto Nacional de Migración, dentro de los primeros 30 días de su llegada a México, la tarjeta de residente temporal con una vigencia de 12 meses, precisó el comunicado.

El acuerdo subrayó que los ciudadanos de ambos países que se vean beneficiados por el Acuerdo podrán hacerlo por una sola ocasión, que podrán permanecer en el territorio del país receptor un máximo de 12 meses y que no podrán prorrogar su estancia bajo este programa.

“Al amparo del Acuerdo, los beneficiarios del mismo podrán solicitar empleo en el Estado receptor y estarán sujetos a las leyes y reglamentos del Estado receptor”, subrayó el boletín informativo.

Los Estados se reservan el derecho de rechazar solicitudes de visa y se comprometen a fijar un número máximo anual de beneficiarios en el programa, agregó el documento.

TE RECOMENDAMOS

Escoltas, obligados a tener placa especial en la CDMX

​​“Cuau” denuncia a los hermanos Yáñez por amenazas de muerte