Deportes

Mario Zulaica “Podemos convivir perfectamente, simplemente respetémonos los gustos”

El director de la Plaza México aseguró que agotarán todas las instancias para mantener las corridas de toros

La Ciudad de México junto a la Plaza México tienen una larga historia con la tauromaquia; sin embargo, el Juzgado Primero de Distrito en materia administrativa de la capital ordenó la suspensión de corridas de toros. Ante esto, Mario Zulaica, director del Coso de Insurgentes habló con Publimetro para explicar cómo afecta esta decisión y defender ante los críticos la actividad que tanto lo apasiona.

¿Cómo los tomó decisión de la suspensión temporal de las corridas?

— Estamos en una de suspensión en lo que se resuelve el juicio de amparo inicial, en el que la quejosa está reclamando por un daño al medio ambiente. Entonces nos impacta de manera importante en los eventos que teníamos programados para celebrar este año, pero lejos de impactarnos a nosotros, le impacta mucho más también a todas las personas que dependen de esta industria. En general se llegan a tener cerca de 30 mil empleos directos e indirectos que se benefician y que es parte de sus ingresos y de su sustento a las familias de esta celebración de espectáculos.

La pandemia del covid había detenido toda actividad y ahora se enfrentan a esto

— Lo que se busca después de la pandemia era reactivar económicamente de una manera acelerada, generando fuentes de empleos, y esto lo que viene a hacer es restringir una actividad que está legalmente permitida, que está en la Ley de celebración de espectáculos públicos, que está regulada por un reglamento administrativo, que nosotros nos apegamos a ese reglamento y que cumplimos con toda la disposición de normas de cumplimiento fiscal, de impuestos, de obligaciones tributarias, de todo lo demás para que podamos darles y brindarles este beneficio a estas familias. Además de que también los toreros, los subalternos, los picadores están dentro de un marco de actividades legales, porque ese es un derecho que tienen, el poder trabajar y que no está prohibido en la Constitución. Está permitida entonces esta actividad de la tauromaquia, igual que la actividad del trabajo que se desempeña de todos los actores protagonistas del evento y de los que están detrás del telón, se les está privando el derecho a poder realizar su actividad de trabajo.

¿Cómo choca la decisión del juez cuando en la ley está permitida?

— Precisamente ese es uno de los recursos que estamos metiendo a un Tribunal Colegiado de Circuito para que sean revisadas las determinaciones y el análisis que el juez dictaminó para este proceso, porque al final el daño ambiente estamos haciéndolo de manera parcial. La tauromaquia no es solamente la celebración del evento taurino que dura dos horas y media, la tauromaquia implica muchas cosas más. Las reservas realmente de una ganadería y de la tauromaquia, están en estas extensiones de hectáreas, que son 167 mil hectáreas que tiene el territorio nacional, para la conservación y crianza de esta especie, y obviamente aporta y apoya a toda la flora y fauna que está dentro de estas extensiones de terreno de las ganaderías.

¿Hay un daño al medio ambiente en las corridas de toros?

— La corrida de toros es un evento parcial de algo que tiene un sustento mucho mayor y que tiene una industria atrás, agropecuaria, ganadera, de registros, de pagos, de altas, de bajas, de movilización de ganado. Hay muchas cosas más allá, no solo la parcialidad de lo que sucede en la corrida, sino lo que todo lo que envuelve detrás de la corrida, toda esta preparación y esta crianza de toros. Un toro bravo es bravo por naturaleza, porque así es su raza, así es su esencia y este toro bravo, pues la verdad se conserva y se mejora su genética para el uso de estas corridas. Todo parte desde nuestra interacción con los animales. No es lo mismo que hoy veamos que que los toros no se pueden utilizar en las corridas, pero si nos los ponemos en los zapatos o si nos compramos una chamarra, si nos ponemos cinturón o si nos los comemos. Todo va dependiendo de la explotación, nadie puede decirme que es más cruel si no si ha asistido a un rastro, entonces creo que va el enfoque solamente a una parcialidad de lo que representa todo el medio ambiente.

¿Qué límites y alcances tiene esa resolución?

— La resolución solamente impacta a lo que son eventos y espectáculos taurinos, todo lo que son eventos no taurinos y que ya había una programación, esos se celebrarán sin mayor problema.

¿Cuál es su estrategia para defender la tauromaquia?

— La estrategia se tiene que llevar apegada a las recomendaciones del cuerpo de abogados que están llevando este caso, cumpliendo, obviamente, y agotando todos los recursos que en materia de ley están al alcance de la empresa y siempre siendo muy respetuosos de los procesos y procedimientos que este tiempo se conlleve. Estamos con la responsabilidad de acatar, lo que dictaminó el juez, de suspender las actividades de eventos taurinos, y así lo acataremos, pero la defensa se llegará hasta las últimas instancias.

¿Qué opinas de la sugerencia de Claudia Sheinbaum de realizar un encuesta sobre la tauromaquia?

— Soy muy respetuoso de lo que de lo que diga la doctora y al final esto tiene un proceso. Tenemos que conocer las bases y los principios de cómo se formularía, quién lo llevaría. Creo que es algo que hay que analizarlo más a profundidad y ver la factibilidad de poderlo llevar a cabo, no llevarlo a cabo. Entonces creo que es un proceso que tiene mucho más profundidad para atenderlo en su momento y nosotros estaremos siempre acatando las disposiciones.

¿Cómo defines la tauromaquia?

— Sin hablar de fanatismos, porque luego es difícil querer con tu idea convencer a alguien más. Para nosotros es una representación de respeto y admiración hacia un animal en el que él muestra su sentido de supervivencia de lucha y que claro que se conjunta con el equilibrio del dominio y de la estrategia que tienen los toreros para que entonces, cuando se encuentren, se crea una fuente de emociones y sensaciones que se generan solamente cuando estás sentado en la plaza viéndolos en vivo y que es único e irrepetible. Ha llegado a ser impactante que se ha hecho música de las corridas de toros, se ha hecho pintura de las corridas de toros, se ha escrito libros de las corridas de toros. Entonces hay mucho arte basado en toda la plasticidad y magia que se genera en una celebración de corrida de toros. Puede sonar difícil, entiendo, pero en realidad eso es lo que genera el estar sentado presenciando una corrida de toros.

¿Cuál es tu opinión que los antitaurinos intentan imponer sus ideas sobre los demás?

— Podemos convivir perfectamente, simplemente respetémonos los gustos. A mí me puede gustar el café, a ti te puede gustar el té. Aquí hay un festejo anunciado un día, en un inmueble, a una hora y en el que nadie te obliga a ir ni asistir y nadie te obliga a venir y comprar un boleto, es una decisión personal. Yo creo que eso sería lo más sano, lo han dicho “”l respeto al derecho ajeno es la paz”.

¿Qué pasaría si prohibieran permanentemente las corridas?

— Eso no está ahorita dentro de nuestra agenda. Eso no lo tenemos previsto, la verdad es que lo que nosotros vamos a hacer es agotar todas las posibilidades para reactivar esto lo más pronto posible.

Tags

Lo Último

Te recomendamos