Jalisco

En Pueblo Quieto, rescatan a hombre encerrado en un pozo

Sujetos lo metieron al pozo para que muriera de hambre y cinco días después lo rescataron; autoridades señalan que aumentarán la supervisión en la zona de Pueblo Quieto, zona conflictiva de Guadalajara

La persona tuvo que usar unos huesos humanos que estaban dentro de mismo pozo para llamar la atención y que lo rescataran.

Autoridades municipales de Guadalajara reforzarán el operativo de vigilancia en la zona de Pueblo Quieto, luego que el pasado jueves fue localizado una persona privada de la libertad a quien encerraron en un pozo de visita en avenida Mariano Otero e Inglaterra.

En este mismo pozo de visita localizaron también una osamenta, al parecer de una persona que también fue encerrada en el agujero.

Asentamiento irregular

Pueblo Quieto es una asentamiento irregular que desde la década de los 80 se instaló en el derecho de vía del ferrocarril a Nogales, en el tramo que va entre las avenidas Niños Héroes y Mariano Otero. Compuesto originalmente por migrantes y personas en condición de calle, los campamentos dieron paso a un sistema de casas de lámina que colindan con la franja norte de la colonia residencial Jardines del Bosque.

La zona de Pueblo Quieto en Guadalajara ha sido conflictiva desde hace varios años; aunque han tratado de reubicarlos, el ejercicio no ha funcionado.

En 2019, y tras una serie de asaltos, sobre todo a ciclistas que transitaban por la avenida Niños Héroes, la policía de Guadalajara implementó un operativo y dejó unidades de base para inhibir los ilícitos. Sin embargo, estas unidades se quedan en la periferia, dentro de Pueblo Quieto los robos y violencia es una constante, y donde ni las mismas patrullas se atreven a meter. La delincuencia organizada también ha permeado al interior de este asentamiento.

El descubrimiento

El pasado jueves, un hombre de 58 años fue rescatado de un pozo ubicado en la lateral de Mariano Otero y la avenida Inglaterra, a unos metros de Pueblo Quieto. Esta persona señaló que estaba encerrada en este sitio desde el pasado sábado 15 de enero, cuando fue privado de la libertad por sujetos armados cerca de su domicilio en la colonia Lomas de Polanco.

La víctima señaló que personas lo golpearon en la cabeza y lo arrojaron al pozo de visita de dos metros de profunidad, con una boquilla de 90 centímetros que se extiende hacia el fondo hasta alcanzar un 1.20 metros de diámetro.

Esta persona afirma que estuvo pidiendo auxilio sin que nadie lo ayudara. Debido a que es una zona insegura por los asaltos y su cercanía por Pueblo Quieto. La víctima mencionó que dentro del mismo pozo donde lo encerraron había una osamenta, por lo cual usó una de las costillas para asomarla por un pequeño agujero en el bocal del pozo y hacer ruidos.

Después de cinco días, una joven, el jueves por la mañana, observó el hueso asomándose y los gritos de auxilio y dio aviso a las autoridades.

En el sitio hay una cámara del sistema de videovigilancia C5, pero se ha mencionado que estuvo girada todo el tiempo en otra dirección. El jueves por la mañana la direccionaron hacia el pozo y confirmaron el hecho, por lo que se dio aviso a los bomberos quienes procedieron al rescate.

En la zona hay al menos ocho pozos que no se han revisado si pudieron haber sido usados en el pasado como mazmorras.

Liberación de la víctima y hallazgo de la osamenta

Los bomberos trozaron el candado del pozo y liberaron a la víctima, quien al ser presentado ante paramédicos presentaba un avanzado cuadro de deshidratación e inanición.

Al sacar los restos del pozo se descubrió que estos tenían, por su evolución, al menos un año en el sitio y fueron corridos en buena medida por ratas y otro tipo de fauna. Se desconocen las causas de la muerte de esta persona, si fue dejada en el sitio postmortem o falleció dentro del pozo.

Fuentes señalan que es muy posible que las personas en Pueblo Quieto conocieran de esta improvisada celda e incluso ayudaran a vigilarla.

De momento las autoridades no han informado la revisión de otros pozos en la zona para conocer si esta situación se replicó en otros espacios que hayan sido usados como mazmorras.

Para saber...

Desde hace más de cinco años las autoridades han dialogado con el Gobierno Federal para liberar el derecho de vía y retirar el asentamiento de Pueblo Quieto, sin embargo, no ha existido voluntad para el retiro, sobre todo por el tema de probables violaciones a derechos humanos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos