La maldición que persigue a los Rayados de Monterrey

La rotura del ligamento cruzado de la rodilla es la constante que genera que los jugadores de 'la pandilla' bajen su nivel

Por Publisport

Desde hace varios años, las lesiones en algunos jugadores de la pandilla han tenido fuertes consecuencias y al parecer ya se ha convertido en un patrón que se ha repetido en varias ocasiones, las rupturas de ligamento cruzado anterior en la rodilla han hecho que varios elementos de la pandilla bajen notoriamente su nivel luego de su recuperación.

También te puede interesar

Errores en la final de la Champions definieron el futuro del portero Loris Karius

Ya son varios casos en Monterrey que hacen pensar que lesionarse la rodilla es una 'maldición':

En 2004, el brasileño Alex Fernandes sufrió la rotura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda y cuando estaba a punto de regresar a las canchas, luego de seis meses de rehabilitación, tuvo que regresar al quirófano porque el injerto de ligamento que le realizaron no se había integrado totalmente, luego de cinco meses de inactividad, regresó con rayados pero ya no fue el mismo y poco tiempo después decidió retirarse definitivamente.

Santiago Baños sufrió en dos ocasiones la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha durante su paso por Rayados, la primera fue durante el Apertura 2004 y luego de 11 meses de recuperación, Baños regresó a las canchas para el Apertura 2005 y en los primeros minutos de actividad, volvió a romperse el ligamento. Finalmente, en 2007 decidió retirarse del futbol luego de que las lesiones no lo dejaron desenvolverse plenamente.

También puedes leer

Los Tiburones de Veracruz regalan boletos y su afición los rechaza

En el Apertura 2013, Hiram Mier sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior y su carrera vino a menos, luego de ser considerado una joya de la pandilla, su rehabilitación tomó siete meses, cuando finalmente regreso a las canchas no pudo hacerlo con el mismo nivel que tuvo antes de la lesión. En el Clausura 2017 llegó a Querétaro, donde trata de recuperar el alto nivel que mostró en la Sultana del Norte.

En el Clausura 2016, Jesús Zavala sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior en la Liguilla, perdiéndose la Final contra Pachuca y cuando regresó a jugar se resintió de la lesión, por lo que nuevamente entró quirófano y regresó a las canchas luego de 14 meses de inactividad. En su regreso, tuvo escasa participación y el equipo decidió no renovar su contrato, estuvo a prueba en Querétaro y no logró quedarse con un lugar en el conjunto de Gallos Blancos, actualmente se encuentra sin equipo.

También te puede interesar

La última vez que Cruz Azul fue campeón, perdió el invicto en la jornada 13

El triste motivo que hace llorar en silencio a Michael Schumacher

El caso más reciente es el de Alfonso González, quien se lesionó en un partido de Copa, tras una exitosa cirugía el médico, Rafael Ortega confirmó que la recuperación de ‘ponchito’ tomará por lo menos nueve meses, el atacante tendrá que esforzarse para no bajar su nivel luego de que se recupera y finalmente acabar con la maldición que aqueja a la pandilla. 

PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo