De la comedia al terror: Jordan Peele

Conocido por su trabajo cómico en la serie de sketches Key & Peele de Comedy Central, Jordan da un salto a la silla de director con la cinta Get Out donde expone uno de los temas más delicados de su país y del mundo: el racismo

Por Lucia Hernández

Huye (Get Out) es una cinta de terror, con carga cómica que gira en torno al tema del racismo. La película ya es considerada un fenómeno en Estados Unidos, donde recaudó más de 130 millones de dólares en sus primeras semanas de exhibición, y sin duda, la cifra se extenderá a nivel global gracias a los diferentes puntos de empatía a los que apela. 

Sobre esto y las referencias que lo inspiraron, Jordan Peele platicó con Publimetro

¿Cómo fue esta experiencia en la silla del director? 

– Fue muy difícil y muy divertida. Fue tan difícil que al final del día tenía que llamarle a mi esposa y llorar con ella en el teléfono de lo difícil que era. Pero cada mañana, con la perspectiva de un nuevo día, cuando me dirigía hacia el set me sentía realmente vivo. 

¿Cómo lograste salirte con la tuya y mostrar el tema del racismo tan fuerte y claro? 

– Cuando empecé a escribirla, lo único que sabía es que quería escribir una cinta de terror. No sabía de qué se iba a tratar, pero sabía que tenía que ser sobre un miedo primitivo hacia recibir la atención no deseada y también el temor de ser un intruso, y en un punto me di cuenta, de que hacía mucho sentido hacer una cinta de terror acerca de la raza.

Noté algunas composiciones muy al estilo de las cintas clásicas que hablan de esclavitud, como Gone with the Wind, ¿hay algo de eso? 

– Sí. Por supuesto que incluí pequeños homenajes de mis películas favoritas. Estás en lo correcto. Stepford Wives y Rosemary’s Baby son quizá a las que más les hice referencia. Son las que más me han influenciado y es porque esas cintas hicieron con el tema de género lo que yo quería lograr con el tema de raza.

“Creo que tanto en el horror como en la comedia, la realidad y lo aterrizado de la historia es lo más importante”.

Ese balance entre la comedia y el terror pocas veces se logra, ¿cómo lo conseguiste? 

– Lo hice tan realista como pude. Creo que tanto en el horror como en la comedia, la realidad y lo aterrizado de la historia es lo más importante. Así que traté de que fuera un momento aterrador o divertido, que se sintiera real, porque de otra forma, por ejemplo, en la comedia si sueltas chistes exagerados o abusas de las bromas alejándote de la realidad, todo se cae. No vas a lograr el respeto necesario para las escenas de miedo tampoco. Y de la misma forma, si la parte del terror no está aterrizada, no se siente real.

¿Crees que estamos viviendo un forma más oscura de racismo hoy en día? 

– Creo que parte de la historia es que el racismo es el monstruo. Es el villano de la historia. Y la película quiere mostrar que el racismo tiene muchas aristas y se manifiesta de diferentes maneras. No siempre son insultos o violencia. A veces es sutil o codificado y otras veces es, incluso, condescendiente. Ya sabes, la gente tratando de sobrecompensar.

Loading...
Revisa el siguiente artículo