logo
 /
Nacional 27/08/2020

En 22 estados aún no se sancionan ataques con ácido en contra de mujeres; Senado se rezaga

Gloria, víctima de lesiones con ácido en la cara el 2 de agosto al bajar de su auto, en compañía de su hija, pide justicia y apoyo económico para su tratamiento

Un nuevo ataque a una mujer con ácido, recordó a legisladores que, para el próximo periodo de sesiones, tienen un pendiente en reformar la ley que castigue este tipo de conductas a nivel federal.

Gloria es abogada, vive en Querétaro y es madre de una niña de 11 años.

El 2 de agosto, al bajar de su vehículo, con su hija, un sujeto le arrojó ácido a la cara, sin saber por qué.

Su hija salió ilesa, pero Gloria tuvo severas lesiones que, además de transformar su rostro para siempre, le han costado dinero.

Tras casi un mes sin respuesta por parte de la Fiscalía estatal, acudió con la diputada Alessandra Rojo en busca de ayuda, pues desde 2018 se dedica a visibilizar estos ataques.

La legisladora por el Partido Verde señaló que son más de nueve casos de mujeres los que ha documentado desde entonces, algunos desde el anonimato.

Por ello, comenzó a promover la reforma al Código Penal, que hasta noviembre de 2019, no contemplaba los ataques con ácido como un tipo penal.

“Hace aproximadamente dos años me contactó la primera víctima de un ataque con ácido que fue Ana aquí en la Ciudad de México y a raíz de que me contacta ella, que alza la voz, nos damos cuenta de varias cosas, para empezar que en la ley eran considerados estos ataques como lesiones, a veces, lesiones consideradas como que tardan en sanar 15 días las heridas y esto ni cárcel alcanza, entonces gravísimo porque aparte de que existe en completa impunidad, también existe cero conocimiento de los tratamientos en el sector salud, la venta del ácido es completamente libre, por 25 pesos puedes comprar un litro de ácido de cualquier tipo y a quien sea”, señaló en entrevista.

Tras presentar la iniciativa, se ha aprobado en 10 estados de la República, como la Ciudad de México, Nuevo León, Puebla, San Luis Potosí, Hidalgo, Oaxaca, Chiapas, Estado de México, Tabasco y Baja California Sur.

Sin embargo, en los otros 22 estados, la iniciativa no obtuvo mayor eco.

Violencia ácida
En abril de 2019 el tema de violencia ácida fue llevado a la Cámara de Diputados.

Por ello, se llevó al terreno federal, a la Cámara de Diputados y Senadores.

La senadora por el PAN, Kenia López, quien presentó en julio el proyecto de decreto para castigar con siete y hasta 13 años de prisión, consideró que podría ser aprobado en el próximo periodo ordinario, por lo que se tendría una modificación a la ley este mismo año.

“La intención es que podamos aprobarlo en el Senado en este periodo de sesiones y mandarlo a la Cámara de Diputados como cámara revisora, una vez que podamos lograr esto, de ser posible en este mismo periodo en ambas cámaras, pues estaríamos en condiciones ya de tener una legislación de derecho vigente en este tema tan complejo y tan lastimoso, yo confío en que sea una de las prioridades en este periodo”, dijo.

Por otro lado, la diputada Rojo de la Vega señaló que también hay un exhorto al Congreso de la Unión y al de la Ciudad de México para regular la venta del ácido y para que el sector salud considere a las mujeres que sufren ataques con ácido, como víctimas de violencia de género y les garantice atención médica prioritaria.

“Todas acudieron al sector salud, incluida Gloria y no fueron prioridad, les dijeron que eran cirugías estéticas, que no había nada qué hacer, no fueron tratadas como debieron ser tratadas, no tienen las especialidades ni los especialistas para tratar este tipo de lesiones, entonces por todos lados, existe completa impunidad.

“El exhorto que se llevó a cabo aquí en la Ciudad y también a nivel federal fue para que las mujeres pudieran acceder al fondo de víctimas y que puedan ejercer esos recursos como víctimas que son, porque son víctimas de ataques en razón de género”, explicó.

Los ataques en México

En mayo de 2018 en Aguascalientes, Sandra Verónica Aguilar y su hijo fueron agredidos con ácido muriático por su ex pareja, Javier Otero. Tras el ataque, el hombre ingirió el líquido y murió más tarde en un hospital.

El 12 noviembre 2018, Helena Saldaña Aguilar, de 23 años, fue atacada por una supuesta vendedora de gelatinas afuera de las puertas de su casa en la alcaldía Iztacalco, en la Ciudad de México.

Helena tuvo quemaduras de segundo y tercer grado en varias partes del cuerpo, incluida su cara, perdió la vista en el ojo derecho y ha pasado por 25 cirugías reconstructivas.

Gloria fue atacada con ácido el 2 de agosto en Querétaro
Gloria fue atacada con ácido el 2 de agosto en Querétaro

El 2 de diciembre del mismo año, Esmeralda Millán, de 24 años y su madre Verónica de 43, originarias de Cuautlancingo, Puebla, fueron atacadas con ácido por Fidel, ex pareja de Esmeralda.

A la madre el ácido le provocó lesiones en las manos, pero a Esmeralda le causó lesiones en la cara, donde casi pierde un ojo, el cuello y pecho. La ex pareja de Esmeralda fue detenido más tarde y acusado por los delitos de tentativa de feminicidio y lesiones.

En septiembre de 2019, la saxofonista María Elena Ríos, de 26 años, fue atacada en Oaxaca. Dos sujetos le arrojaron ácido sulfúrico a la cara.

Ambos fueron aprehendidos y procesados. El actor intelectual, su ex pareja sentimental, el ex diputado priista Juan Vera Carrizal, se entregó meses después. Sin embargo su hijo, quién también se considera coautor del crimen, sigue prófugo.

A todos ellos se suma el de Gloria, quien a través de la diputada Rojo, ha pedido ayuda en redes sociales para exigir justicia a las autoridades y también, pedir apoyo económico para el tratamiento que necesita.

“Quiero justicia, quiero que empiecen a hacer las cosas, mis derechos a la salud, porque necesito tratamiento, y a la justicia”, expresa en un video difundido por la congresista capitalina a través de redes sociales.

Violencia ácida en el mundo

De acuerdo con la asociación Acid Surviviors Trust International (ASTI), la violencia ácida es una forma particularmente viciosa de violencia premeditada, donde el ácido generalmente se arroja a la cara para desfigurar, mutilar y cegar.

El 80 por ciento de los ataques son contra mujeres y niñas, por lo cual, se considera un tipo de violencia de género. La ASTI estima que, al año, ocurren mil 500 ataques con ácido en el mundo, pero solo el 40 por ciento de los casos se denuncia.

La asociación señala que el 90 por ciento de los atacantes son hombres y en su mayoría tienen alguna relación con la víctima.

El mayor porcentaje de ataques ocurre en países como Bangladesh, India, Colombia, Haití, Reino Unido, Pakistán, Nepal, Uganda y Cambodia.

 

Te recomendamos…