logo
Los cargamentos de vacunas suelen complicarse debido a las condiciones en las que requieren permanecer los víales / Foto: CuartoscuroLos cargamentos de vacunas suelen complicarse debido a las condiciones en las que requieren permanecer los víales / Foto: Cuartoscuro
Nacional 11/04/2021

Se rompe ‘cadena fría’ en dos de cada 10 cargamentos de vacunas

Mantener las dosis a temperaturas ultrabajas complica la conservación

Debido a dificultades de traslado y logística por parte de las brigadas del gobierno federal, la cadena de frío a la que se deben someter las vacunas en su traslado ha sido insuficiente y hasta en varias ocasiones han quedado inservibles.

Los biológicos como Moderna, Pfizer y Cansino, requieren de una temperatura de hasta -40 grados para conservarse; sin embargo, debido a errores humanos al menos 20% de las dosis recibidas hasta el 28 de marzo de este año se han desperdiciado.

Esto de acuerdo con reportes de la Secretaría de salud federal (Ssa) y data de la administración respecto a los cargamentos que han recibido desde enero de este 2021.

Y es que el almacenamiento y distribución ha representado todo un reto, ya que para algunas vacunas contra la Covid-19, requieren mantener a una temperatura bajo cero y estar en entornos de súper refrigeración.

Los errores se han cometido en cuestiones de traslados de aviones, barcos, camionetas que cargan con cajas refrigeradas con nitrógeno líquido, con la idea central de garantizar que las inyecciones no se echen a perder antes de llegar a las personas que la necesitan.

Sin embargo, debido a problemas de logística las dosis se han roto, existen fugas en las cajas donde se transportan y en el peor de los casos, la temperatura puede llegar a desplomarse debido a que las rutas exceden las horas de traslado.

Registros del gobierno federal estiman una pérdida de hasta 20% de las vacunas que han arribado al país desde que se inició el plan de vacunación nacional.

Actualmente, la vacuna de Pfizer debe mantenerse a -70°C y la de Moderna a -20°C. Como referencia, los refrigeradores domésticos mantienen la temperatura de aproximadamente 2°C a 4°C.

En el caso de la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer se puede volver a refrigerar.

En cada módulo donde se aplica la vacuna se destina una cantidad de dosis para la jornada de cada día; sin embargo, a veces llega menos gente de la que se esperaba, por lo que se presenta un excedente de ellas que no se aplican.

En el caso de la vacuna rusa Sputnik V, una vez que se rompe la cadena de frío no se puede volver a refrigerar, de ahí que se aplica a médicos, enfermeras y brigadistas que no hayan sido vacunados.

En estas semanas de experiencia, las desarrolladoras de vacunas han logrado cambiar un poco el escenario, pues algunas dosis ya lograron soportar temperaturas de refrigeración más habituales, como las de Johnson & Johnson y AstraZeneca, por ejemplo.

Aún así las vacunas de ARN mensajero (ARNm) como las de Pfizer y Moderna, que han demostrado ser más efectivas y son mucho más fáciles de modificar para combatir las nuevas variantes del virus, apenas tienen una vida útil de sólo unas pocas horas cuando no están a temperaturas muy frías.

Esta situación complica su distribución, principalmente en estados donde no existe infraestructura vial y por consecuencia los traslados se traducen en más horas.

Por ello, la necesidad de mantener temperaturas tan bajas representa un problema en lugares donde hay poco acceso a congeladores ultrafríos o incluso a electricidad, y mantener frías las vacunas.

El vocero de la pandemia del gobierno federal, Hugo López-Gatell, aseguró que la cadena fría está garantizada en la distribución a nivel nacional.

Y ante cuestionamientos sobre las dosis que se han desperciado, el funcionario aseguró que la cifra es mínima y no representa un riesgo para el plan nacional de vacunación.

“La vacuna de Pfizer, deberá estar congelada a 70 grados centígrados por debajo de cero. Y tiene que estar durante todo su procesamiento, y solamente durante los últimos cinco días antes de ser usada se puede descongelar”, precisó el líder de la estrategia contra el coronavirus.

5 vacunas se han aprobado hasta el momento por la Cofepris: Pfizer, AstraZeneca, Sputnik V, CanSino y Sinovac.

Roselyn Lemus – Doctora en biología molecular por la Universidad de Oxford

¿Por qué no es recomendable aplicar una dosis que perdió su cadena fría?

—Se ha dicho al respecto que podrían estar fuera de la cadena fría cierto tiempo, pero para ser más conservadores es mejor no aplicarlas porque la vacuna pierde potencia. La vacuna es menos efectiva cuando sale de la cadena fría. Sigue funcionando, sobre todo estas que no requieren de ultracongelación, si fuera así, ya no servirían.

¿A qué temperaturas deben estar?

—Las vacunas de la biofarmacéutica China, Sinovac, que requieren una congelación de entre dos a ocho grados, han estado a 12 o 13 grados, y si se aplicaran, la persona no tendría la protección adecuada y más si son adultos mayores.

El Gobierno Federal dice que hay que aplicarlas obviamente, porque estamos en una situación de emergencia en donde no se pueden desperdiciar las vacunas, pero lo ideal científicamente sería no aplicarlas.

¿Cuáles serán las consecuencias?

—En caso de suministrarse, no causarían ninguna reacción adversa en las personas. Definitivamente la cuestión de seguridad no afectaría, lo que sí se reduciría es su eficacia.