logo
La quema de pirotecnia también produce partículas microscópicas que sin dificultad se alojan en los pulmones / Foto: Crisanta Espinosa | Cuartoscuro La quema de pirotecnia también produce partículas microscópicas que sin dificultad se alojan en los pulmones  / Foto: Crisanta Espinosa | Cuartoscuro
Nacional 14/09/2021

Espectáculo bello y colorido, pero ¿qué respiramos con la quema de pirotecnia?

La pandemia despertó aún más el interés de la población por el cuidado de la salud, sobre todo en temas respiratorios

Con motivo de las fiestas patrias, es común que en los actos de públicos de gobernantes y fiestas populares de barrio se queme pirotecnia; sin embargo, esto no sólo afecta al medio ambiente sino también daños a la salud.

La calidad del aire sin duda influye en la salud pulmonar de los ciudadanos, más en periodos de contingencia ambiental o temporadas invernales, cuando también se agrava el efecto invernadero, por lo que ahora con la pandemia de coronavirus hay que tomar mayores precauciones.

Foto: Fernando Carranza | Cuartoscuro

Aunque la vacunación en contra del coronavirus avanza en el país, los llamados a continuar con los confinamientos, evitar reuniones o fiestas es cada vez más complicado, debido al fastidio de la población es probable que la gente queme cohetes.

“Quemar pirotecnia produce una excesiva emisión de gases y mezclas de minerales utilizados para dar color y efectos visuales y auditivos, además de percibir el olor que despide la mezcla de nitratos, sulfatos y percloratos en fórmulas de sodio, cobre, estroncio, litio, antimonio, magnesio, aluminio y el bario, de isótopos radiactivos, que ofrece el verde”, explica la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Foto: Anahí García | Cuartoscuro

Por si esto no fuera poco, también se utilizan neutralizantes, oxidantes, aglomerantes, metales pesados y perclorato de sodio, este último elementos da propulsión al cohete.

¿Cómo daña la pirotecnia a los pulmones?

Luego del momentáneo y bello espectáculo de luces, todos esos elementos que se liberaron, como el monóxido de carbono (CO), se suma a las emisiones del transporte público, fábricas, fogatas, incendios forestales y con la quema de basura y llantas se unen con las partículas suspendidas (PM2.5).

Como se ha aprendido a lo largo de toda la pandemia de Covid-19, los órganos que más resultan afectados son los pulmones, por lo que si la calidad del aire no es buena, se suma una agravante para las personas que se contagian de esa enfermedad.

Foto: Bernandino Hernández | Cuartoscuro

La Semarnat también expuso que las partículas PM2.5, emitidas con la quema de cohetería, causan graves males al ser inhaladas, ya que por sus dimensiones se mantienen por más tiempo en el aire y entran fácilmente por nuestro sistema respiratorio.

Además, no deben dejarse de lado los problemas ambientales, ya que el perclorato de sodio cerca de los cuerpos de agua aumenta hasta un millar de veces los niveles normales y daña a microorganismos y fauna acuática.

Y en casa los animales de compañía, como perros y gatos, sufren estrés a consecuencia del ruido.

Finalmente, la Secretaría de Salud también advirtió sobre los riesgos que hay por la detonación de pirotecnia, sobre todo cuando hay menores de edad.

Foto: Luis Carbayo | Cuartoscuro

Ya que la pirotecnia puede ocasionar lesiones, entre las más graves están fracturas, desgarre de ligamentos, quemaduras de consideración, lesiones en ojos, la pérdida de una extremidad e incluso la muerte.

“Debe tenerse especial cuidado con los menores de edad, ya que no entienden el riesgo al que se exponen al manipular los artificios pirotécnicos y no pueden actuar apropiadamente ante una emergencia”.