Bodas gay cumplen un sexenio en CDMX; grupo busca revocar uniones

El 11 de marzo de 2010 se efectuaron las primeras cinco uniones entre personas del mismo sexo. Una organización propone que sólo se reconozcan las bodas entre hombre y mujeres.

Por Fabiola Ayala

Los matrimonios entre personas del mismo sexo en la Ciudad de México cumplen seis años, luego de que en 2010 se modificara el Código Civil local para reconocer las uniones entre dos personas y no acotarlas a que sólo fueran entre hombre y mujer.

Cifras del Registro Civil refieren que de 2010 al cierre de 2015, seis mil 525 parejas contrajeron matrimonio, de las cuales tres mil 532 son parejas de hombres y dos mil 993 parejas de mujeres.

En el mismo lapso se han llevado a cabo 261 divorcios, de los cuales 128 han sido separaciones entre hombres y 133 entre mujeres.

Pese a que las parejas homosexuales han logrado que se reconozcan sus derechos y en algunos casos el acceso a seguridad social en el sector público, la organización ConFamilia propuso al Senado que sólo reconozca los matrimonios entre hombre y mujer.

El presidente de la organización, Juan Dabdoub dijo a Publimetro que se trata de una iniciativa ciudadana Artículo 4 de la Constitución para que reconozca, entre otras cosas el derecho de hombres y mujeres a formar una familia.

Su argumento es que un matrimonio conformado por una mujer y un hombre es el fundamento natural de un familia y como tal debe ser protegido por el estado.

Al respecto, Lol Kin Castañeda, activista quien con su pareja fue la primera en firmar un matrimonio civil en la Ciudad de México, consideró que la propuesta es un retroceso en materia de derechos e igualdad, tal como si se quisiera revocar el derecho al voto a la mujer.

Reconoció que los grupos conservadores están en su derecho de expresar sus opiniones, pero éstas no pueden escalar al grado de cambiar una política pública que viole derechos logrados.

Mencionó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ya dio los argumentos para determinar que un matrimonio es una figura jurídica entre personas y es inconstitucional que sólo se otorgue cuando se trata de un hombre y una mujer.

Lol Kin Castañeda forma parte de la Comisión Redactora de la Constitución de la Ciudad de México y por ello busca que el documento mantenga los derechos en favor de la comunidad  Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti e Intersexual (LGBTTTI).

TE RECOMENDAMOS

Un sexenio de felicidad…
El 11 de marzo de 2010, cinco parejas fueron las primeras en casarse la sede del Gobierno capitalino, encabezado entonces por Marcelo Ebrard Casaubón; luego de que el 4 de marzo de esa año entrara en vigor la reforma a la ley aprobada el 21 de diciembre de 2009 en la Ciudad de México,

Lol Kin Castañeda y Judith Vázquez fueron una de las tres parejas de mujeres que decidieron casarse, luego de promover el reconocimiento de la figura jurídica y años antes la de sociedades de convivencia.

A seis años de su unión Lol Kin dijo a este diario “la historia de Judith y mía ha sido un motor de cambio para nosotras y para otros” y por ello se han mantenido como activistas a la par de sus ocupaciones personales.

Reconoció que el tema de la adopción ha sido muy complicado, al grado de que aproximadamente son 10 parejas las que han logrado adoptar a un menor desde las instituciones, pero sigue como un asunto complicado.

Castañeda puntualizó que la adopción de un menor se debe analizar de forma particular se trate de una pareja heterosexual, homosexual o para quienes desean hacerlo sin tener una pareja, puesto que implica muchos aspectos a considerar.

A días de celebrar un año más, Judith Vázquez contó que ambas han sabido aprender desde sus propias diferencias, puesto que ella es teóloga y le lleva 11 años a su esposa, mientras que Lol Kin es una mujer que siempre ha estado en el ámbito de la política y el activismo.

Considera su unión “como una bendición” porque les ha permitido ejercer sus derechos sin ocultar su orientación sexual y mostrar a la sociedad que la comunidad gay no está integrada por personas de segunda o de tercera.

Vázquez, maestra en Derechos Humanos y Teóloga por la Universidad Iberoamericana llamó a los padres que tienen hijos homosexuales a no juzgarlos y “creer que en alguien más los pervirtió”, sino verlos como los mismo que criaron desde pequeños y sólo decidieron tener otro tipo de vida a la convencional.

A los jóvenes les pidió primero tener clara su orientación sexual antes de “salir del closet” para que cuando alguien los cuestione cuenten con argumentos sólidos para defender sus preferencias.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo