Grupos religiosos y sociales apoyan marcha contra matrimonio gay

La manifestación está convocada para el 10 de septiembre

Por:

Organizaciones religiosas y sociales de México respaldaron este miércoles la marcha por la familia y en contra del matrimonio homosexual convocada para el próximo 10 de septiembre en un centenar de ciudades del país.

“La familia no es un laboratorio”, señalaron las agrupaciones en un pronunciamiento en favor de la familia y el matrimonio hombre-mujer enviado al presidente Enrique Peña Nieto, al Congreso y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Expresaron que acudirán a las marchas en más de 90 ciudades, convencidos de que los niños mexicanos no deben ser expuestos a contenidos inapropiados y de que nadie tiene el derecho a decirles que “el sexo es la razón de su vida”.

El documento fue firmado por dirigentes de diversas asociaciones religiosas católicas, evangélicas y mormonas, además de agrupaciones como el Frente Nacional por la Familia.

Enfatizaron su rechazo a que sus hijos sean sometidos a lo que definieron como “experimentos sociales basados en ideologías de género”.

Pero aseguraron que su asistencia a las marchas no tiene nada que ver con un supuesto odio hacia los homosexuales porque, sostuvieron, “toda persona, sin ninguna discriminación”, merece “máximo respeto”.

De acuerdo con el documento, marcharán el 10 de septiembre “codo a codo” con los mexicanos que piensan que todos tienen el derecho de expresarse y participar en el debate público y político sin que por ello deban ser discriminados.

Marcharán, añadieron, porque México es “un país dolido, lastimado, que sufre y padece, que vive día a día las graves consecuencias de una aguda desintegración social”.

El Frente Nacional por la Familia convocó a la movilización contra de la ideología de género en la educación y la propuesta de reconocimiento del matrimonio homosexual presentada por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Peña Nieto firmó el pasado 17 de mayo una iniciativa para reconocer en la Constitución del país el matrimonio entre personas del mismo sexo, que actualmente está a la espera de ser debatida en el Congreso.

La Iglesia católica sugirió que la iniciativa presidencial obedeció a “la presión internacional” y expresó su extrañeza de que el Gobierno promueva los “falsos derechos” de los homosexuales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo