Ser un mal vecino tiene castigo en CDMX

Existen reglas de convivencia mínimas a seguir entre los habitantes de condominios, no cumplirlas puede terminar en un proceso administrativo.

Por Publimetro
Foto / Getty
Ser un mal vecino tiene castigo en CDMX

Vivir en un edificio y no cumplir con las reglas de convivencia establecidas puede ser causante de una queja vecinal o hasta un procedimiento administrativo ante la Procuraduría Social (Prosoc).

Prosoc

La Prosoc tiene la potestad de vigilar que se cumpla la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles y garantizar así la sana convivencia en los lugares comunes de un edificio y sano ambiente entre vecinos.

Para ello, creó un decálogo que promueve la organización de los vecinos y lograr una cultura de buena convivencia ya que abarca varias temáticas básicas pero necesarias en el día a día.

Como el pago de las cuotas de mantenimiento, ahorro de agua, limpieza de quienes tengan animales de compañía, incluso, prevé que se mantengan al pendiente sobre las juntas vecinales y la inversión que se hace con las cuotas de mantenimiento.

Si un vecino, de manera sistemática falta a este reglamento se puede denunciar su comportamiento.

¿Dónde denunciar?

Las quejas pueden ingresarse en las siete oficinas desconcentradas en materia o bien a través de la página de internet: http://www.prosoc.cdmx.gob.mx/

Los capitalinos pueden encontrar mayor información, así como acceder al decálogo para imprimir y compartir con sus vecinos o encontrar un formulario para evaluar a su administrador y saber si está fallando o no en sus funciones.

Los números

De acuerdo con la Prosoc durante el periodo del 16 de Septiembre de 2015 al 15 de Septiembre de 2016, las quejas condominales registraron un avance del 77%, ya que de esperaba 8 mil 256 quejas y sólo ingresaron seis mil 337, en el periodo referido.

6 mil 337 quejas condominales del 16 de septiembre de 2015 a 16 de septiembre de 2016

El decálogo de condóminos:

  • Separo y deposito los desechos en el lugar indicado.
    Asisto y participo en las Asambleas Condominales.
    Ahorro agua y no la desperdicio.
    Respeto las áreas comunes.
    Recojo las heces de mi animal de compañía.
    Estaciono mi auto en el lugar que corresponde.
    Pago a tiempo mis cuotas de mantenimiento.
    Vigilo el buen manejo de las cuotas de servicios, mantenimiento y administración.
    Reduzco el ruido en mi condominio.
    Conservo las áreas verdes de mi Unidad Habitacional y espacios públicos.

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo