Así estafaban en el Panteón Dolores de la CDMX

Se vendían títulos de perpetuidad de fosas, pese a que éste esquema dejó de funcionar desde 1974, expuso este domingo la delegada en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez.

Por Israel Zamarrón

Trabajadores del Panteón Dolores, en la delegación Miguel Hidalgo, estafaban a los deudos vendiéndoles supuestos títulos de perpetuidad de fosas, pese a que estos dejaron de funcionar desde 1974.

Este domingo la delegación Miguel Hidalgo inició un proceso de regularización de títulos de fosas para familias que fueron defraudadas.

Los supuestos títulos de perpetuidad fueron entregados entre 1985 y 2000, pero este régimen se deshabilitó desde 1974.

Ésta fue una práctica de hace muchos años, en la que gestores mafiosos e incluso, ex trabajadores del panteón engañaban a las personas y les hacían creer que compraban perpetuidades, cuando en realidad adquirían fosas que vencían a los siete años”, señaló Gálvez Ruiz.

Este domingo, al entregar 65 títulos regularizados, advirtió que no se tolerarán “más prácticas corruptas, en las que además de cometer un fraude, se está lucrando con el dolor de familias enteras”.

No hay perpetuidades en el Panteón de Dolores, pero sí tenemos fosas de temporalidad mínima (a siete años) para quienes requieren un espacio donde inhumar a sus familiares”, aclaró.

Esta administración ha detectado en total 300 títulos apócrifos, de los cuales, 160 ya fueron regularizados, 75 casos se encuentran en proceso, más los 65 certificados que se entregan hoy.

El Panteón de Dolores tiene en su interior fosas a perpetuidad, que fueron adquiridas antes de 1974; fosas de temporalidad máxima, con renovación hasta por 21 años; y fosas de temporalidad mínima, con vigencia de siete años.

Etapas para la regularización

  1. Acudir al edificio administrativo del Panteón Civil de Dolores y presentar el título de propiedad de fosa para su revisión. En caso de detectar anomalías, se iniciará con el trámite de regularización, para el cual el solicitante deberá entregar copias de identificación oficial, acta de nacimiento y comprobante de domicilio.
  2. En una segunda cita programada, el solicitante y personal de la Jefatura de Panteones de la DMH realizarán una supervisión física de la tumba para comprobar las coordenadas exactas; los datos se cotejarán con los registros del archivo y se  determinará el estado jurídico real (la tumba podría estar sobre una perpetuidad abandonada o tener un título de temporalidad mínima).
  3. En la última etapa, el solicitante realizará el pago de derechos correspondiente y recibirá su Título de Temporalidad Máxima regularizado, con la opción de refrendarlo hasta por 21 años.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo