México cobrará a EU hasta 45% de aranceles por guerra del acero

Aranceles de EU al acero provocan un dañó industrial a México de 2 mil mdd; la construcción e infraestructura son los sectores más afectados advierten especialistas

Por Mario Mendoza

Aranceles de hasta 45% cobraría México a los productos de Estados Unidos que ingresen al territorio nacional; para compensar los daños económicos causados por la llamada guerra del acero.

Ello como una “medida recíproca” a los impuestos de 25% y 15% que el gobierno de Donald Trump exigirá, a partir de este mes, a los productores mexicanos que comercialicen acero y aluminio, respectivamente, en el mercado estadounidense.

La Secretaría de Economía (SE) anunció el jueves pasado que, ante dichos aranceles, México impondrá “medidas equivalentes” –impuestos– a las láminas y tubos de acero provenientes de la Unión Americana.

Así como a las lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos, manzanas, uvas, arándanos, quesos y preparaciones alimenticias fabricadas en EU y comercializadas en el territorio nacional; aunque no informó la tasa de impuestos que aplicara a cada producto.

Leticia Armenta Fraire, analista económica del Tecnológico de Monterrey, campus Ciudad de México, explicó que las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) son muy claras ante las medidas adoptadas por nuestro vecino del norte.

Indicó que las normas de la OMC determinan que el gobierno mexicano puede aplicar un arancel de hasta 45% a los productos estadounidenses elaborados con acero; como las láminas y artículos recubiertos con dicho metal.

Mientras que en el caso de la carne de puerco, manzanas, uvas, arándanos, embutidos, quesos y preparaciones alimenticias estadounidenses; la tasa máxima permitida por el organismo internacional es 20%, por cada uno de estos productos.

“Hay que decir que la imposición de aranceles a los productos mexicanos y estadounidenses traen alzas en los costos de producción de las empresas y en el precio que pagan los consumidores de ambos países. Así que a nadie le conviene una guerra comercial, porque todos perdemos”, dijo.

“Los aranceles establecidos por Estados Unidos representan un impacto de dos mil millones de dólares anuales para el sector siderúrgico de México.

“EU mantiene un superávit con México de 3.6 billones de dólares en los últimos dos años; lo cual muestra que las medidas afectarán –más que beneficiar– a la industria estadounidense”, destacó la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero). 

Aranceles pegan duro a construcción e infraestructura

En una entrevista con Publimetro, la especialista del Tec de Monterrey, indicó que la industria de la construcción e infraestructura son los sectores más afectados por los aranceles o impuestos al acero; cuyos efectos pueden generar alzas de precio y la especulación comercial.

Lo anterior, apuntó, debido a que dichas ramas productivas emplean más de 60% de las casi 30 millones de toneladas de acero que México consume al año; de las cuales, casi la mitad son de origen importado.

Refirió que la industria petrolera es otro de los sectores que resultarán más afectados; porque México demanda y emplea hasta 16% del metal disponible en tubos sin costura para la perforación de pozos y extracción de hidrocarburos.

Ello sin contar con industrias como la automotriz, la fabricación de productos metálicos, armado de maquinaria y electrónicos; donde se emplea más de 30% del acero que consumen nuestro país cada año.

Armenta Fraire indicó que, ante el escenario descrito, la volatilidad generada por la conclusión de las renegociaciones del TLCAN y el impacto real de la elección presidencial en México; la economía mexicana tendrá un crecimiento promedio de 2.2% al final de 2018.

Mientras que la inflación se ubicaría entorno o por arriba de 5%; con un precio del dólar con picos de 23 pesos a la venta; lo que podría traer un eventual alza en las tasas de interés para equilibrar los precios.

Aranceles al acero, chantaje de EU

Aribel Contreras, especialista en Comercio Exterior del Departamento de Estudios Empresariales de la IBERO, señaló que la llamada guerra del acero y el aluminio constituye un “chantaje político-comercial” aplicado por Estados Unidos contra México y Canadá.

Señaló que el objetivo de tal pretensión es presionar para que el gobierno mexicano y canadiense cedan ante ciertas demandas de Trump sobre la renegociación del TLCAN; como las reglas de origen del sector automotriz y la conclusión y eventualmente renegociación del acuerdo cada cinco años.

¿Los aranceles al acero le pegan al crecimiento económico de México?

– El Fondo Monetario Internacional estima que México crecerá 2.3% en 2018; pero en esta cifra sólo contempla los riesgos derivados de la elección presidencial; pero no incluye los aranceles al acero y aluminio, ni tampoco consideró que nuestro país respondiera con aranceles a otros productos.

Entonces si es muy factible que le pegue al crecimiento económico. Además de que tenemos que esperar los resultados de la lección del 1 de julio.

Si combinamos estos factores, ¿el crecimiento estaría por debajo de 2% del PIB?

– No. Yo esperaría que no fuera tan bajo. Va a estar alrededor de 2.8% del PIB; pero no es lo adecuado para nuestro país; y tenemos que esperar a ver cómo se da la transición de gobierno en diciembre y qué pasa con el TLCAN.

¿Para los consumidores habría alza de precios en los productos donde se usa el acero como en automóviles o materiales de construcción?

–Sí y estas alzas estarían en función al impacto de las decisiones comerciales que tome México; como los aranceles a los arándanos, manzanas, uvas, quesos y laminas de acero estadounidenses;  y la respuesta que tome EU al respecto. Además de una eventual alza en el precio del dólar.

Consumo de acero en cifras

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) reportó que:

  • México consume 29.5 millones de toneladas de acero.
  • Produce 19.9 millones de toneladas del metal, cifra que ubica la país como el productor 14 del mundo.
  • Exporta 5.1 millones e importa 14.7 millones para cubrir la demanda nacional.
  • La industria siderúrgica aporta 2% del PIB nacional y representa 6.9% del PIB industrial.
  • Del consumo nacional: 61.5% se emplea en la construcción ye infraestructura; 18.8% en productos metálicos; 10.6% en la industria automotriz; 7.8% en la fabricación de maquinaria y equipos y 1.3% en electrónicos y electrodomésticos.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Loading...
Revisa el siguiente artículo