Seguros de créditos hipotecarios “no sirven” contra sismos: Condusef

Sólo 13% de los 2.4 millones de inmuebles que existen en la CDMX cuentan con un seguro; el resto está a la deriva para enfrentar las pérdidas de un sismo

Por Notimex

Los seguros de daños que ofrecen créditos hipotecarios “no sirven”, porque en lugar de proteger al usuario, en la mayoría de los casos los dejan con deudas, pérdidas de sus pagos y sin vivienda, acusó el presidente de la Condusef, Mario Di Costanzo.

A unos días de cumplirse un año de los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, el funcionario presentó los resultados de un análisis de 20 expedientes reales de créditos hipotecarios con seguro de 11 bancos, que –indicó– dan muestra de una serie de ineficiencias.

En conferencia de prensa, señaló que el organismo a su cargo recibió 431 reclamaciones por negativa de pago de la indemnización, inconformidad con el monto de indemnización y con el tiempo para el pago.

De esos casos quedan pendientes alrededor de 356 reclamaciones, quitando las que están en dictamen, por un monto de entre 60 y 70 millones de pesos, precisó el funcionario, luego de enfatizar que con el tipo de cobertura que hoy tienen los créditos hipotecarios “se asegura el banco y se olvida al usuario”.

Urgen seguros con protección dinámica

Frente a dicho panorama, el presidente de la Condusef propuso una suma asegurada dinámica, que proteja al asegurado durante toda la vida del crédito.

Di Costanzo precisó que durante los últimos 10 años se otorgaron 120 mil créditos hipotecarios por parte de los bancos, por un monto de 149 mil millones de pesos; la suma asegurada para esos créditos es de 91 mil 312 millones de pesos.

Explicó que si ocurriera un sismo y fuera pérdida total de todos los inmuebles, el quebranto para los usuarios sería de 222 mil millones de pesos; esta cantidad considera los enganches que dieron los acreditados, los pagos realizados hasta el momento y la deuda faltante.

“El seguro de daños funciona de manera ineficiente, aun si se considera como un seguro del saldo insoluto”; por lo que debe haber un replanteamiento de las pólizas actuales que iguale como mínimo la suma asegurada al monto del crédito, agregó.

Para que funcione como un seguro de daños, dijo, la suma asegurada debe ser suficiente para liquidar el crédito, recuperar el enganche y las mensualidades pagadas.

Debido a la falta de propuestas y soluciones para resolver esta situación por parte de la banca y el sector asegurador, la Condusef presentó una propuesta de aplicar una suma asegurada dinámica, que presentará este mismo día a los bancos y las aseguradoras.

Esta suma asegurada dinámica deberá cubrir cuando menos, en cualquier momento de la vida del crédito, el enganche, más las mensualidades pagadas y el saldo insoluto, lo cual sí genera una protección total al patrimonio del usuario, afirmó.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo