'Los porros se ensañaron con Sebas'

El hermano de Joel Sebastián Meza, estudiante de la UNAM que fue apuñalado el pasado lunes en Ciudad Universitaria, exige a las autoridades terminar con los grupos porriles

Por Omar Díaz

Aurelio Meza, hermano de Joel Sebastián Meza, estudiante de la UNAM que fue apuñalado por porros el pasado lunes en la explanada de Rectoría, agradeció a través de una carta el apoyo que ha recibido su familia tras estos lamentables hechos.

Señaló que “Sebas”, como le dicen de cariño a Joel, es un chico sensible y listo que estudió en el CCH Sur y después ingresó al Colegio de estudios Latinoamericanos. Aurelio narra cómo fueron las agresiones a su hermano y la impotencia que sintió al ver las fotografías de lo sucedido.

“Que quede claro: los porros lo acuchillaron, lo vieron tendido y se ensañaron como los chacales que son. ¿Qué es un porro? A mis amigos extranjeros les ha costado trabajo entenderlo y a mí explicarlo. En resumidas cuentas, son grupos estudiantiles (el clasismo me tienta a decir pseudoestudiantiles) pagados por cotos de poder dentro de las universidades públicas mexicanas. ¿Paramilitares? La gran mayoría no tiene formación militar, pero sí son grupos de choque”, explicó en su carta.

También puedes leer:

Suspende UNAM a coordinador de vigilancia

Senado se suma a condena de agresiones en la UNAM

Precisó que estos grupos tampoco tienen ideología propia, pues los contratan para pegar y no para hacerte cambiar de opinión. En este sentido -dijo- los porros están coludidos con las autoridades de Auxilio UNAM para hacer el trabajo rudo.

“Debido a que Auxilio UNAM tiene prohibido el uso legítimo de la fuerza (producto de décadas de lucha estudiantil), el máximo órgano de seguridad universitaria se suele asociar con grupos porriles para hacer el trabajo sucio que ellos no pueden. No daré nombres porque hay fotos y videos por todos lados en la red que hacen evidente dicha asociación”, sostuvo Aurelio Meza.

Explicó que el problema de los porros en la UNAM es como el narcomenudeo, producto de una política extraoficial de no interferencia por parte de los directivos. Nadie quiere echarse encima a académicos, administrativos (protegidos por los sindicatos) y estudiantes al mismo tiempo.

Explicó que cualquier solución viable a estos dos problemas implicaría tener un control sobre la Universidad que ningún rector ha tenido desde hace muchos años. Sería como arruinar una “bella tradición” en los cuadros de poder en la Universidad, estrechamente ligados a la estructura política mexicana que ya conocemos.

Su papá fue activista

En su carta recordó que su padre fue activista en 1968 y 1971 y que estos dos movimientos guardan similitudes, la única diferencia, aseguró, era que antes los activistas que eran víctimas de atentados se escondían, pero ahora son los autoridades las que se esconden.

“Entendemos que mi padre haya dado una respuesta positiva al segundo comunicado de Graue porque en su época un rector no se habría dignado a dirigirnos la palabra, pero sus hijos exigimos más. Enrique Graue Wiechers: las familiares de Sebas somos egresados de la UNAM con proyectos activos en la comunidad universitaria. Si de veras te importa algo nuestra aportación, asegúrate que se terminen los cacicazgos en el CCH”, apuntó.

Por último, mostró agradecimiento a por todas las personas que escribieron, fueron donadores de sangre y marcharon ayer en Ciudad Universitaria. “Ustedes son la semilla de ese cambio con el que soñamos los escritores de mi generación. De todo corazón, gracias”.

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo