¿Vas a rentar? Asegúrate que no rebase 30% de tus ingresos

El 47% de los mexicanos prefiere rentar una casa o departamento. Hay jóvenes que pagan casi la mitad de sus quincenas para vivir en una colonia trending

Por Mario Mendoza

Rentar y conseguir un inmueble cerca del trabajo, bien comunicado y en colonia trending se convirtió en un anhelo para miles de mexicanos; aunque la mayoría desconoce o tiene dudas sobre cuánto deben invertir para lograr tal objetivo.

Si este es tu caso, no te preocupes; ya que la solución es muy sencilla: la renta no debe poner en riesgo tu estabilidad económica ni obligarte a reducir tus gastos básicos, como alimentos, transporte, vestido, educación y esparcimiento.

"El 41% de las búsquedas en los portales de vivienda corresponden a departamentos o casas en renta; 59% son operaciones de compraventa, reportó el sitio MetrosCúbicos.com

El portal inmobiliario Lamudi.com.mx te recomienda asignar un máximo de 30% del total de tu ingreso mensual a la renta de un inmueble; lo cual te permitirá una distribución del gasto apropiada sin sangrar las arcas personales.

Por ello, apuntó, antes de elegir una vivienda, primero debes conocer cuál es el equivalente a 30% de tu sueldo; y a partir de dicha cantidad comienza a buscar el espacio adecuado.

“Lo importante es entender por qué 30% es el monto adecuado para rentar y no 40% o 20% de tu ingreso. Los profesionales financieros tienen una fórmula que beneficia la economía de cualquier individuo: 50 / 30 / 20.

“Y  esto quiere decir que 50% debe ser asignado a gastos básicos (alimentos, pago de servicios, renta y/o hipoteca); 30% a gastos personales (ropa, entretenimiento y esparcimiento) y 20% al ahorro”, apuntó.

Tips para rentar sin morir en el intento

Calculadora Getty Images

Para rentar un departamento y lograr tu independencia económica, sin morir en el intento, el portal inmobiliario Vivanuncios.com.mx te recomienda:

1. Determina cuánto puedes pagar

Antes de salir a buscar o navegar en los portales inmobiliarios, determina cuánto puedes pagar de renta, sin sobresaltos económicos. Se recomienda que el alquiler sea de 25% a 30%. Si tienes deudas, sal de ellas y, posteriormente, ahorra.

2. Encuentra el área donde quieres vivir

Elige el mejor lugar para vivir en relación con tu zona de trabajo. Cuanto más lejos estés de la oficina, mayor será el costo de transporte. Una vivienda alejada de la zona metropolitana es más barata. Si no te puedes acercar tanto como quisieras; busca una zona intermedia en la que consigas un equilibrio entre costo y tiempo de traslado.

Tal vez te interese alguna zona colindante a las llamadas “zonas hot”, donde haya una línea de Metro o Metrobús para moverte con facilidad; y, con ello, tener casi a la mano los beneficios de una zona “trendy”.

3. Considera tener un roomie

Roomie Cuartoscuro

Después de investigar los precios generales del alquiler y lo que puedes pagar, analiza si necesitas o no un compañero de cuarto o roomie. Esto te ayudará a pagar los gastos de los servicios; los cuales –a menudo– son más altos de lo que pensabas.

4. Apóyate en un agente inmobiliario

Cuando hayas seleccionado una o dos zonas en las que te gustaría vivir; ahora sí empieza a buscar departamentos en línea. Si en el proceso te sientes intranquilo, opta por buscar el apoyo de un profesional. Un agente inmobiliario te ofrecerá diversas opciones según tus intereses y presupuesto. Además, te guiará en el aspecto administrativo que suele intimidar a los primerizos.

5. Comienza con 5 propiedades

Elige hasta cinco propiedades para ver cuál te conviene; si revisas más de dicho número al mismo tiempo, pronto estarás exhausto. No sabrás si es mejor ir por ese departamento con tres habitaciones para cada roomie o por aquel que estaba a una cuadra del metro. Comenzarás a mezclarlos mentalmente para obtener el departamento ideal; y perderás el control de la revisión, la comparación y la elección final.

No olvides que dentro del top de razones para elegir una propiedad está la seguridad que te pueda ofrecer; si se trata de un departamento en condominio o si tiene estacionamiento, todos esos elementos tan necesarios en el día a día.

6. No decidas apresuradamente

Contrato Getty Images

Mudarte es un proceso que lleva tiempo: desde la revisión de tu presupuesto y la salud de tus finanzas; hasta la firma del contrato de arrendamiento. No te apresures a tomar una decisión, piensa muy bien.

No elijas departamento solo porque es el más barato, aunque te dejó dudas sobre su nivel de seguridad; podrías arrepentirte después. Es necesario que te sientas bien con el precio y con el departamento mismo.

7. Prepárate para cubrir requisitos y pagos pertinentes

Uno de los principales requisitos para alquilar una propiedad es contar con un fiador: una persona que posea un inmueble y que –ante el arrendador– pueda responder por tus obligaciones como arrendatario.

Necesitas una identificación oficial, comprobante de ingresos, referencias familiares y laborales. También suelen pedir un depósito inicial, una cantidad equivalente a un mes de renta aproximadamente.

Esta última cifra casi siempre regresa a manos del inquilino; aunque puede retenerla el arrendador en caso de que el inmueble sufra daños en el periodo de arrendamiento y se necesiten reparaciones. Por ello, es importante establecer en el contrato de alquiler a cuánto asciende el depósito; qué aspectos cubre y los términos en los que será devuelto.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo