Qué es y cómo funciona un crédito conyugal

Con un crédito conyugal incrementas hasta 70% el monto para comprar una vivienda. El Infonavit te presta hasta 1.7 millones de pesos

Por Mario Mendoza / @SoyMrMoney

El crédito conyugal representa una opción viable si deseas adquirir una vivienda en México; cuyos beneficios incrementan hasta 70% los recursos disponibles para cumplir con dicho objetivo.

La Condusef explicó que dicho producto está dirigido a personas casadas; dispuestas a compartir su buen historial financiero, unir su capacidad de pago y disfrutar de una casa o departamento.

Refirió que el crédito hipotecario conyugal se puede contratar a través de bancos, del Infonavit o Fovissste o mediante alguna Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom).

Indicó que no existen grandes diferencias respecto a la operación de otros créditos; aunque la condición irrenunciable es que las parejas cuenten con el acta de matrimonio correspondiente.

En este tipo de hipotecas, apuntó la Condusef, “los contratantes suman la cantidad de ingresos comprobables, sin importar quién recibe un sueldo mayor.

Ello, subrayó, con el objetivo obtener un monto mayor de financiamiento y adquirir una vivienda de mayor costo; con un área superior de construcción o una buena ubicación”, apuntó.

Requisitos de un crédito conyugal 

crédito Getty Images

La Condusef señaló que los requisitos para contratar crédito hipotecario conyugal son básicamente los mismos que para un crédito hipotecario individual:

  • Identificación, comprobantes de ingresos y referencias bancarias.
  • Historial financiero positivo; sin notas negativas en el Buró de Crédito por el incumplimiento de algún compromiso financiero.
  • Aprobación de la solicitud correspondiente y la contratación de seguros: vivienda, desempleo y de vida.

¿Existen restricciones?

crédito-2 Getty Images

La Condusef apuntó que algunas instituciones permiten tramitar el crédito a parejas que viven en concubinato; aunque la mayoría solicita que haya un matrimonio constituido, a través del acta civil correspondiente.

Detalló que, a la hora de formalizar el préstamo, ambos cónyuges firmarán el contrato; pero el que aporte más ingresos será el que se reconozca como acreditado y el otro será el co-acreditado. Aunque su situación será la misma, con las mismas responsabilidades y beneficios.

De este modo, apuntó, ambos se obligan a pagar el préstamo según lo convenido y al final del crédito ambos serán dueños del inmueble en partes iguales; sin importar quién aportó más y quién menos.

En caso de finalizar la relación y divorciarse, el monto se seguirá pagando hasta liquidar el total; y una vez que se haya liquidado se podrá hacer el trámite para ceder, vender o llegar a un arreglo legal sobre la propiedad.

Si ocurre la muerte de alguno de los contratantes, será necesario notificar de inmediato a la institución de crédito y a la aseguradora para proceder al trámite del seguro de vida.

Recomendaciones

recomendaciones Getty Images

Para sacarle provecho a un crédito conyugal, los expertos en finanzas personales te recomiendan:

1. No contrates problemas

Analiza la estabilidad laboral de los contratantes del crédito y verifica: si los ingresos de ambos son constantes, si las deudas previas no son un impedimento y, sobre todo, si llevas una relación solida y confiable para comprometerse a liquidar el adeudo durante los próximos 15 ó 20 años.

2. Ahorra para enganche 

Lo ideal es contar con 25% del costo de la vivienda e, incluso, en el mejor de los casos aportar 40% del mismo, Entre mayor es la cantidad, el plazo de pago puede ser menor, aportas menos intereses y creas un patrimonio firme.

3. Aprovecha las preventas 

Algunos desarrolladores te dan la opción de cubrir el enganche y la inversión inicial –comisiones por apertura de crédito, investigación o cuotas de administración– en uno o hasta dos años; ello mientras esperas la entrega de la vivienda y la firma de las escrituras.

4. Acércate a un profesional inmobiliario 

Los agentes inmobiliarios cuentan con las herramientas, recomendaciones y conocimientos o experiencia necesaria para elegir la mejor opción o contrato; lo cual te dará la seguridad de hacer una buena inversión, con un menor riesgo.

5. Antes de firmar un contrato… 

Verifica las cláusulas, comisiones, políticas y formas de pago; seguros que incluye, penalizaciones, servicios y exclusiones. Si tienes dudas, no asumas ningún compromiso. 

6. Compara y elige la mejor opción

No te olvides de comparar dos o tres opciones de compra y seleccionar la que más te conviene; de acuerdo a tu capacidad de pago e ingresos disponibles, que no deben estar comprometidos por otras deudas o gastos básicos.

TAMBIÉN PUEDES LEER

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo