Mitos más comunes sobre el crédito hipotecario

Las creencias sobre los créditos hipotecarios y la falta de dinero arruinan los planes de compraventa de casa habitación a 45% de los mexicanos

Por Mario Mendoza Rojas / @SoyMrMoney

Comprar una casa es un anhelo para miles de familias en México; sin embargo la falta de dinero, las desinformación y los mitos existentes sobre la operación de los créditos hipotecarios impiden tal objetivo.

Una encuesta levantada por el portal inmobiliario Vivanuncios reveló que 94% de los mexicanos planea adquirir una vivienda; pero 45% reconoce que no tiene los recursos económicos suficientes para ello.

Indicó que tener un hogar propio y formar un patrimonio es la principal razón para comprar un inmueble; mientras que 19% ya no quiere seguir pagando una renta y 17% piensa en una casa más grande para comodidad de su familia.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) reveló que los mitos y dudas sobre los créditos hipotecarios son una limitante de gran peso para adquirir una vivienda en México.

Indicó que los potenciales compradores, no sólo deben informarse sobre las opciones de crédito, tasas de interés, comisiones y plazos de pago, sino además tiene que aclarar todas su dudas e interrogantes en la materia.

Mitos sobre los créditos hipotecarios

Crédito-hipotecario Getty Images

Para acercarte a la compraventa de tu casa, la Condusef publicó la lista con los mitos más comunes sobre los créditos hipotecarios que debes resolver para “dar ese gran paso”:

Mito #1: es mejor comprar que rentar

Realidad: lo más importante es saber si te encuentras en el mejor momento de tu vida financiera para realizar una compra. Si no cuentas con el ahorro suficiente para dar un enganche y cubrir los gastos relacionados al crédito, no es una buena opción.

Puedes esperar un poco más y, mientras, rentar un inmueble para seguir juntando el monto del enganche de la vivienda; fija un plazo y cumple la meta.

Mito #2: los prestamos cubren el valor total de la vivienda

Realidad: esto no es así, ninguna institución financia 100% del valor del inmueble. Los bancos  evalúan tus ingresos, edad, años de trabajo y valor de la casa o departamento deseado; consideran si se trata de una vivienda nueva o usada y, con base en ello, determinan el monto del préstamo.

Por lo general, el crédito cubre 80% del valor de la vivienda, aunque no existe alguna regla donde se mencione el porcentaje exacto. Recuerda que a mayor enganche, el financiamiento y las mensualidades son menores.

Mito #3: con un crédito hipotecario estás atado toda tu vida

Realidad: el objetivo de toda entidad financiera es recuperar el préstamo en el tiempo establecido por el contrato: 10, 15 o 20 años;  evitando cualquier tipo de morosidad.

No están interesados en tener que asumir el pago de activos inmobiliarios, por lo que siempre procuran ofrecer facilidades a sus clientes para que puedan hacer frente a los pagos.

 Mito #4: si pierdes tu trabajo, también perderás tu inmueble

Crédito-hipotecario-2 Getty Images

Realidad: no siempre es de esta manera. Los créditos hipotecarios están acompañados de una serie de seguros, entre ellos, de desempleo. Es importante que preguntes sobre éste y otros instrumentos que te ayudarán a enfrentar eventualidades a lo largo de la vida del financiamiento.

Es importante que leas y conozcas todos los detalles del contrato; así como como las condiciones, funcionamiento y características del préstamo. No te quedes con dudas; recuerda que se trata de una inversión donde comprometerás por mucho tiempo tus ingresos.

Mito #5: los créditos hipotecarios sólo son para gente con empleo formal

Realidad: Es cierto que es mucho más sencillo adquirir un crédito hipotecario si cuentas con un trabajo formal; debido a que es más fácil comprobar tus ingresos.

Sin embargo, si tienes la posibilidad de comprobar ingresos mediante recibos de honorarios, facturas y/o cuentas bancarias, puedes calificar y obtener un crédito hipotecario; todo depende de los requisitos de la institución financiera.

Algunas entidades han desarrollado esquemas de ahorro que te permiten demostrar tu capacidad de pago; pregunta por ellos. Es muy importante contar con un buen historial crediticio; ya que es tu carta de presentación frente a cualquier institución financiera.

TAMBIÉN PUEDES LEER

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo