logo
Gobernadores como Jaime Rodríaguez, de Nuevo León, exigen a la federación que los estados que cotribuyen más reciban más recursos federales / Foto: CuartoscuroGobernadores como Jaime Rodríaguez, de Nuevo León, exigen a la federación que los estados que cotribuyen más reciban más recursos federales  / Foto: Cuartoscuro
Economía 30/10/2020

Por qué gobernadores amenazan con romper el pacto fiscal

La negativa de AMLO a entregar más recursos, la baja recaudación de los estados y su rechazo cobrar impuestos locales atizaron las amenazas

Por : Mario Mendoza Rojas / @SoyMrMoney

La amenaza de romper el pacto fiscal, de parte de los gobernadores que integran la Alianza Federalista, se gestó desde 2019; y el enojo de los mandatarios locales está en la negativa del gobierno federal de entregarles más recursos, para paliar los efectos de la crisis del Covid-19 y equilibrar sus finanzas, pero sin endeudarse.

El profesor emérito del Tec de Monterrey, Raymundo Tenorio Aguilar, explicó a Publimetro que el otro ingrediente de dicha disputa está en la dependencia financiera de las entidades hacia la federación y su renuncia a cobrar impuestos como la tenencia vehicular.

En una entrevista, explicó que a pese a los entre el gobierno federal, la Secretaría de Hacienda y los gobernadores inconformes –como Jalisco, Nuevo León, Michoacán y Aguascalientes- no hay forma de romper el pacto fiscal.

¿De dónde nace la disputa actual por el pacto fiscal?

Esta disputa comenzó desde 2019, porque de los fondos que había que repartir, derivados del petróleo, Hacienda no les dio a los estados lo que les correspondía; porque se tomó dinero, para el proyecto Dos Bocas y para fondear a Pemex. Y en 2020, con la caída de la recaudación tributaria, por la pandemia del Cocid-19, el gobierno capta menos impuestos e ingresos y se reparte también menos.

¿Por eso están enojados los gobernadores?

Los gobernadores habían pedido a la federación que, para no endeudarse, se tomaran recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios de las entidades federativas y de los fondos petroleros, para que sus estados dispusieran de la misma cantidad de recursos que en 2019.

Ello con el fin de contener la crisis provocada por la caída en los ingresos registrada este año; en medio de la pandemia. Pero el presidente Andrés Manuel López Obrador les dijo que no; porque la caída de los ingresos había sido para todos, Ahí fue el rompimiento.

¿Los estados pueden salirse y puede romper el pacto fiscal?

No se puede romper, porque las empresas, comercios y personas de todos los estados tienen la obligación legal de pagar impuestos federales como el IVA, IEPS e ISR; y si no los paga, el SAT los sancionaría y hasta entablaría juicios en contra.

Pero, si una entidad sale del pacto, tendría que confiscarle las cuentas contables a los establecimientos y contribuyentes, para tomar el IVA e ISR que hoy cobra la federación.

Y como eso no se puede, porque sería un delito, el estado tendía que crear impuestos locales y eso es una doble tributación; cuyo imapcato ahuyentaría las actividades económicas. Además de que esto último no es rentable electoralmente para los gobiernos.

CONSULTA LO MÁS DESTACADO: