Economía

Créditos a largo plazo, la vía para formar un patrimonio

No debes pedir un préstamo sin tener la capacidad para poder pagarlo y analizar las condiciones que te ofrecen

Los créditos a largo plazo generalmente están enfocados en ayudar a las personas a adquirir bienes patrimoniales, en periodos que van entre 10, 15, 20 o hasta 30 años. Si bien se trata de compromisos muy prolongados, también es cierto que su existencia permite adquirir bienes o emprender proyectos por los cuales difícilmente se podría pagar de contado.

Conoce el Ford Blue Certificate, una garantía para el máximo desempeño

Para otorgarlos, las instituciones financieras revisan escrupulosamente el historial crediticio y la capacidad de pago del solicitante, mientras que las autoridades como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) instan a realizar una detallada planeación, dado que los ingresos quedarán comprometidos.

  1. ¿Te gustan los precios bajos? Encuentra aquí el único lugar donde podrás ahorrar en serio

Al respecto, la Condusef alerta que pedir un préstamo sin tener la capacidad para poder pagarlo es un gran error, y para saber si se está en posibilidades de contratarlo, recomienda una sencilla fórmula: réstale a tu ingreso mensual tu gasto (incluyendo lo que destinas a pagar deudas), así como como tu ahorro mensual.

Y así, la cantidad resultante es la capacidad de endeudamiento del solicitante, y para su contratación la Condusef, así como Wolfgang Erhardt Varela, vocero nacional del Buró de Crédito, plantean algunos consejos que se deben tomar en cuenta para sacarle todo el provecho posible a esta herramienta.

  1. ¿Te interesan las apuestas online? Aprende todo lo relacionado con ellas y sé un ganador

CHECA LOS INTERESES

Como regla básica se debe evitar caer en la tentación de comprar algo a crédito sólo porque está en promoción “a plazos y sin enganche”, pues lo más probable es que al no existir enganche, las mensualidades sean más altas y, por lo tanto, más difíciles de pagar.

Particularmente en el caso de estos compromisos es vital revisar a detalle el contrato antes de firmarlo y conocer todas las características del mismo, además de resolver cualquier duda que se presente.

Adicionalmente, se debe solicitar una tabla de amortización, en la cual se indica detalladamente cuándo se deben realizar los pagos, cuánto se pagará por intereses, las comisiones, entre otros elementos.

Ten en cuenta que el monto a prestar y el plazo son dos factores que influyen en el costo del crédito. Por ejemplo, a mayor enganche y a menor plazo hay menos riesgo y la tasa de interés pudiera ser más baja.

Otro factor que puede ayudarte a que te presten mayor cantidad y más barato es tener un Reporte de Crédito y un Mi Score de Buró de Crédito atractivos. Pide el tuyo y se ves que la puntuación Mi Score es baja, utiliza el servicio gratuito de Tu Asesor para saber cómo mejorar tu Reporte de Crédito y, por ende, tu nivel de riesgo Mi Score.

Créditos a largo plazo
El crédito siempre obrará a tu favor si sabes utilizarlo.

LOS PASOS PARA LA CONTRATACIÓN

  1. Haz un presupuesto realista y determina así tu capacidad de pago; no pidas más de lo que realmente puedas pagar.
  2. Acude con varios otorgantes de crédito para conocer los requisitos necesarios para contratar el crédito que buscas.
  3. En tu visita a los otorgantes de crédito pide un simulador de pagos para que tengas una idea de cuánto te pueden prestar, a qué plazo y a qué costo.
  4. El costo del crédito no lo es todo, revisa qué seguros u otros atributos lo acompañan para elegir el que más te convenga. No obstante, considera que entre mayor sea el Costo Anual Total (CAT), financiarte con ese monto será más caro.
  5. Revisa las comisiones que aplican, las cuales son cobros distintos a la tasa de interés enfocados en cubrir los costos directos y los gastos administrativos relacionados con el crédito, como apertura de crédito, disposición, gastos de cobranza, entre otras.
  6. Si vas a pedir el crédito con un(os) co-acreditado(s), recuerda que la responsabilidad del correcto pago del crédito recae en todos.
  7. Antes de decidir qué artículo o bien vas a comprar con tu crédito, investiga qué es lo que más te conviene.
  8. Recuerda pagar por lo menos el mínimo y a tiempo para quedar bien con el otorgante de crédito y también en el Buró de Crédito.

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos