logo
Los botones de auxilio que están conectados al C5 han ayudado al rastreo y captura de delincuentes tanto en la CDMX como en el Estado de México / Foto: Daniel Flores
Noticias 02/05/2021

Destruyen y roban ‘botones de pánico’: se alarga tiempo de respuesta para emergencias

Algunos dispositivos se ubican en los postes donde hay cámaras y cuando una persona los presiona tiene la respuesta de un despachador de la SSC que levanta el reporte; sin embargo, el tiempo de respuesta se ha prolongado

Con la idea central de reforzar la seguridad en la Ciudad de México y el tiempo de respuesta, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) comenzó —desde hace varias administraciones– con la instalación de más de 11 mil botones de auxilio.

Sin embargo, desde que comenzó esta gestión el robo y la destrucción de estos artefactos va al alza de acuerdo con reportes de la dependencia capitalina. Por si fuera poco, el tiempo de respuesta de ha prolongado de un minuto 40 segundos a dos minutos 30 segundos; es decir en 50%.

De acuerdo con especialistas consultados por Publimetro, la afectación por desaparición y daño a los botones es grave, pues es una de las principales estrategias que tiene el gobierno en turno para localizar a los responsables de algún delito.

La importancia de los botones de pánico radica en que es un sistema de servicios, alertas y ubicaciones que se traducen en la atención inmediata a la ciudadanía en casos de emergencia, una vez que se comete un delito o sucede algún incidente.

La cifra de botones de auxilio en la Ciudad de México que tienen fallas cambia constantemente, debido a que cerca de 200 postes reciben mantenimiento todos los días, no obstante, la data oficial revela que 105 de estos botones han presentado fallas.

Esto no contabiliza los que han sido vandalizados o robados en las 16 alcaldías de la capital del país.

Funcionamiento del C5

En una emergencia, el C5 controla las cámaras, revisa el entorno y envía ayuda, sin embargo, vecinos de distintas alcaldías han reportado que tras un asalto o algún delito han sido incapaces de mandar una alerta de auxilio.

“Los revenden en mercados y tianguis, pero también los destruyen para que la gente no pueda quejarse o mandar una alerta. De algún modo estos postes de videovigilancia sirven para inhibir la delincuencia”, sostuvo el comité vecinal de la alcaldía Gustavo A. Madero.

Tras los altos índices de inseguridad en varias demarcaciones de la ciudad, consideradas foco rojo, el gobierno capitalino puso en marcha el programa Mi C911e.

Se trata de una herramienta para solicitar ayuda en caso de emergencia que opera a través de tótems instalados a postes que tienen dos cámaras de videovigilancia, torreta y altavoces.

Juan Manuel García Ortegón, coordinador general del C5, dijo que llegarán a la meta que les impuso la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. “Antes de que se termine el año vamos a tener 14 mil botones más de auxilio. Tenemos cerca de 60 cuadrillas. Este año deben estar instalados a como dé lugar”, aseveró.