logo
El nuevo presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, luce la banda presidencial después de la ceremonia de toma de posesión frente a la Asamblea Nacional en Quito, Ecuador. / FOTO: APEl nuevo presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, luce la banda presidencial después de la ceremonia de toma de posesión frente a la Asamblea Nacional en Quito, Ecuador. / FOTO: AP
Mundo 25/05/2021

Guillermo Lasso asume la presidencia de Ecuador tras golpe al correísmo

El mandatario ecuatoriano se impuso en la segunda vuelta a su contraparte Andrés Arauz con el 52% de los votos

Guillermo Lasso asumió el lunes las riendas de Ecuador para un periodo de cuatro años en medio de una economía duramente golpeada por la pandemia y con un plan de vacunación contra el coronavirus que marcha con retrasos.

Ya en el cargo, y fiel a su ofrecimiento, suscribió un decreto estableciendo las Normas de Comportamiento Ético-Gubernamental. Prohíbe contratar a parientes en el gobierno, colgar la fotografía del presidente o realizar festejos personales en las oficinas públicas. Tampoco admite la recepción de regalos que superen los 100 dólares para el presidente.

Además decretó la eliminación de las listas de riesgo financiero de más de 1.7 millones de personas que quebraron. Les impedía conseguir trabajo o ser acreedores a nuevos créditos.

La disposición no impide a los acreedores cobrar los valores pendientes. También suscribió otro decreto en el que garantiza el absoluto respeto a la libertad de expresión. Derogó una ley orgánica de comunicación del 2014, cuando Rafael Correa era presidente (2007-2017) que fustigaba constantemente y lideraba ataques a la práctica periodística.

En su discurso inaugural, Lasso dijo que “en esta transmisión del mando no sólo debe ser el presidente quien asume el desafío. Que toda la ciudadanía sienta que el poder regresa a sus verdaderos dueños, a ustedes los mandantes, los ciudadanos, el pueblo ecuatoriano, la sociedad civil”.

Ofreció luchar sin tregua por las causas de las mujeres, de los indígenas, de los agricultores, de los emprendedores. Buscar el comercio con todos los países del mundo e invitó a muchas organizaciones no gubernamentales a retornar a Ecuador.

Añadió que no será un gobierno que solo promete, sino que comprometa a todos para sacar adelante el país. Convocó a los ecuatorianos a asumir los desafíos que impone el futuro. “Enormes retos que no pueden ser enfrentados aisladamente por ni el presidente ni por la Asamblea. Para concretar un gobierno democrático es necesaria una concurrencia democrática sin precedentes”.

Te puede interesar: