Noticias

‘No podemos ofrecer a mexicanos los paquetes más baratos de Catar 2022’: Mohammed Alkuwari

La falta de vuelos directos de México a Catar a través de Qatar Airways impide ofertar a los mexicanos paquetes accesibles que sí se comercializan en Estados Unidos y Europa

Después de la clausura de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, los ojos del mundo se fijan con ansias en el siguiente gran evento deportivo de interés internacional: la Copa Mundial de Futbol de 2022, que tiene como sede a Catar.

También puedes leer: Respiradores, filtros de contaminación y robots de bacheo, así están creando estudiantes mexicanos soluciones tecnológicas

Hace más de una década, cuando se eligió a este país árabe para organizar el evento (2010), prevalecía una gran ignorancia entre las naciones occidentales respecto a los avances tecnológicos y culturales que ha alcanzado este estado soberano árabe y, justamente, personas como el actual embajador de Catar en México, Mohammed Alkuwari, son quienes se han encargado de retirar la falsa creencia de que los cataríes viven en un desierto despoblado.

Ahora, el país que tiene el PIB per cápita más alto del mundo se encuentra a menos de un año de sorprender con la organización de la Copa, la cual no parece que vaya a verse afectada por la pandemia de Covid-19, pese a los estragos que han prevalecido en todo el planeta.

Recién salieron a la venta las entradas para la Copa Árabe de Catar. ¿Cuáles son las expectativas de asistencia? ¿Esperan público de diversos países? ¿Este evento será un simulacro de lo que podría acontecer en el mundial de futbol de 2022?

— La Copa Árabe es para nosotros la primera vez bajo la sombra de la FIFA. Siempre hemos jugado la Copa sólo entre nosotros. Pero, este año, la FIFA dijo: “Ok, vamos a hacer la Copa Árabe en Doha como la última prueba antes del Mundial”. Entonces, esta Copa es para nosotros muy importante. Hay muchos países, mucha gente, muchos aficionados, porque en Catar viven muchos extranjeros de todo el mundo (Egipto, Líbano, Siria, Irak, Palestina). Entonces, es una muy buena oportunidad para los aficionados de los dos equipos. La Copa Árabe no es fácil, es muy fuerte. Por eso, Catar dijo: “Vamos a hacer la Copa Árabe este año como una última prueba”, en especial por el tema de la pandemia. Cuando todavía tenemos contagios, ¿qué aforo obedecer en noviembre-diciembre de este año? Podemos, como este año –en febrero–, en el mundial de clubes, tener un 30%. Pero creo que ahora lograremos un mayor aforo porque han bajado los casos, sobre todo en Catar. Estoy seguro que será más de 50%, pero ¿cuántas? Todavía no sé. Ojalá sea el 100%, ojalá, ya que todo el mundo en Catar se está vacunando.

¿Los aficionados que acudirán a la Copa Árabe vendrán de todo el mundo o principalmente son de países árabes?

— Creo que habrá más árabes, pero a los extranjeros en Catar les gusta mucho el futbol. Tú puedes ver muchos colores en el estadio. Hay americanos, latinos, europeos, asiáticos, puedes ver todos los colores. Puedes ver una gran mezcla, en nuestro país hay una gran mezcla, mucha gente vive allá. No sólo los árabes, todo el mundo que vive en Catar puede asistir a la Copa, porque es una oportunidad, especialmente después de esta pandemia. Todo el mundo estaba en su casa y ahora quieren salir, quieren festejar.

Respecto al mundial, ¿cuáles han sido los principales trabajos de la embajada para invitar a los aficionados mexicanos a este evento? ¿La pandemia ha vulnerado de alguna forma las tareas de promoción de este magno evento?

— Hemos hecho mucho, ahora (con esta entrevista) estamos haciendo también algo para la Copa Mundial. Tenemos muchas entrevistas, respondemos muchas preguntas gracias al Comité Supremo de Catar, el organizador del Mundial y patrocinador de la Copa Catar-México, que este año celebró su tercera edición. Esta Copa, para mí, es la más importante para los mexicanos, porque así conocen nuestro país, nuestra cultura. Conocen todos los estadios, las playeras, los colores, la comida, la música. Entonces, ahorita los mexicanos conocen más el país, más el deporte de Catar. También, ojalá que el próximo año podamos hacer la última edición de la Copa Catar-México, antes del Mundial. Tendremos una gran sorpresa, no solamente el torneo de futbol, haremos cosas más grandes.

¿La crisis económica derivada de la pandemia podría afectar la afluencia de visitantes de todo el mundo en la próxima Copa Mundial de Futbol? ¿Existe algún plan en caso de que la crisis sanitaria se extienda por más tiempo y que, incluso, pueda seguir vulnerando a la población global durante 2022?

— No, el Mundial lo tiene todo listo. No podría afectar en nada a la economía porque no hay retrasos. Un país –normalmente– termina los estadios para el Mundial un año antes. Nosotros tardamos poco, porque queríamos terminar dos años antes del mundial, pero con la pandemia no pudimos hacerlo. En noviembre de este año esperamos tener más del 95% de los estadios terminados. En noviembre, podremos tener todos los estadios listos. No solamente la construcción, no, lo más importante es cómo puedes operar el Mundial, el evento. Cómo podrá entrar la gente, ir a los asientos, checar la luz, el piso, los baños, los restaurantes, las cafeterías, todo. Lo más importante es hacer este evento de prueba (Copa Árabe) un año antes, para estar preparados para el Mundial. Yo recuerdo que en Brasil, que fue tres semanas antes del Mundial; ya habían acabado los estadios, pero no checaron bien. ‘Este baño no funciona, no hay agua aquí”. Debes de checar todo.

La relación entre México y Catar no sólo es de futbol, aunque mediáticamente se haya privilegiado este tema. Hay un gran bagaje cultural y económico detrás. ¿Cómo han evolucionado las relaciones diplomáticas entre ambos países en los últimos años?

— Tenemos muchas relaciones con México. Tenemos a muchos empresarios y tiendas de mexicanos que invierten en Catar. Dos de los estadios tienen un diseño elaborado por mexicanos, (la firma) se llama Dünn Lightweight Architecture LLC. Tenemos mucha relación con el gobierno, pero faltan dos cosas, creo, y no sé cuándo podamos terminárlas.

¿Cuáles son estas cosas que faltan?

— La primera son las visas y el segundo son los vuelos directos desde México por Qatar Airways. Creo que los dos pendientes deben de resolverse antes del Mundial, porque Qatar Airways no puede hacer el paquete para los mexicanos como lo hacen para Estados Unidos o Europa. Qatar Airways viaja cada día con más de 11 vuelos a Estados Unidos, creo que son más. Son ocho vuelos a Estados Unidos por la mañana, siete a Londres, cinco a París. Entonces en Europa y Estados Unidos son vuelos directos, por lo que podemos hacer paquetes con vuelo, hotel, partidos y transportación para poder hacer turismo. Estoy seguro que estos paquetes son los más baratos en el mundo, pero no podemos hacerlo aún con México porque Qatar Airways no vuela directamente aquí, ya que se necesita una conexión con otro vuelo a Estados Unidos. Y las visas también, hasta ahora, los mexicanos pueden entrar a Catar sin visa. Los 130 millones de mexicanos pueden entrar a Catar sin visa, pero los cataríes, los locales sólo somos 300 mil; no podemos dejar entrar a todos los mexicanos sin visa.

¿Ha habido pláticas con el gobierno de México para avanzar en este tema?

— Llevamos dos años, hasta ahora. No se ha avanzado de manera oficial.

Ya me mencionó las inversiones de empresas mexicanas en Catar, ¿nos podría dar un panorama más amplio sobre cómo la inversión privada mexicana ha llegado a Catar y viceversa?

— No mucho, pero este año y hasta el próximo podremos tener más inversiones mexicanas en Catar, porque es un mercado nuevo para los mexicanos. Los mexicanos tienen dinero y nuestro país es muy buen mercado. Creo que este año –y hasta 2022– podemos tener más. Ahora tenemos a más empresarios hablando sobre este tema, pero –en especial– que todo suceda antes del Mundial.

Esto te interesa: ¿Cómo detectar el pie de atleta?

La construcción de la refinería de Dos Bocas, la compra de la refinería de Deer Park, entre otras acciones en materia energética, demuestran un interés creciente de México por la independencia respecto a la refinación de crudo. Considerando la participación que ha tenido Qatar Petroleum en nuestro país. ¿Qué tanto influyen estas decisiones respecto a los intereses de Catar?

— No tengo una respuesta exacta para esto. Yo sé que ahora Qatar Petroleum trabaja en el Golfo de México. Qatar Petroleum compra el 50% del total de petróleo y tiene tres contratos con el gobierno de México para descubrir (nuevos yacimientos) de petróleo. Sobre si ayuda o no al país, no tengo respuesta.

Pero, ¿esperarían tener más contacto con Qatar Petroleum para saber más?

— Sí, ahorita tenemos muy buena relación entre México y Catar en el tema de petróleo.

¿Ha evolucionado la percepción y conocimiento que tienen los mexicanos sobre Catar?

— Por eso hacemos muchas entrevistas y publicaciones en redes sociales para que la gente conozca más el país. Sí, mucha gente cree que Catar es un desierto. Yo recuerdo cuando estuve dos años en la maestría en Hamburgo y en mi primera presentación en el colegio, la mayoría creía que yo despertaba todos los días debajo de una carpa, tomaba mi camello y me iba a estudiar. Mucha gente no sabe cómo es el país, pero podemos decir que en los últimos 50 años cambió mucho. Ahora puedes ver una capital muy moderna y puedes ver una capital muy clásica. Pero aún, gracias a Dios, tenemos mucha de nuestra identidad. No solamente todo es moderno, puedes ver cómo vivíamos antes en algunos lugares. El país no es muy grande, pero es muy moderno, muy seguro, hay muchos extranjeros viviendo en Catar. Son dos millones 700 mil habitantes, los cataríes son 300 mil, pero hay mucha gente, especialmente ha aumentado en los últimos seis años, desde que están construyendo los estadios. El país tiene muchas playas, mar, pueden hacerse trámites. No es caro como se cree, hay restaurantes caros, pero también restaurantes baratos como las taquerías de aquí (en la CDMX); se llaman shawarma. Es carne de cordero y carne de res, es la comida típica. También el faláfel, es como un pan y lo hacemos como los “taquitos”. La gente es muy calurosa, la familia es muy importante. Puedes ver a la gente en la calle y te saludan, “hola, ¿cómo estás”. Ojalá que para el próximo año, la gente quiera conocer más nuestro país.

Lo más visto en Publimetro TV:

Tags

Lo Último

Te recomendamos