logo
La guerra comenzó en marzo de 2003. / FOTO: Scott Nelson/Getty ImagesLa guerra comenzó en marzo de 2003. / FOTO: Scott Nelson/Getty Images
Noticias 09/09/2021

Guerra de Irak, entre la disputa contra el terrorismo y el interés por el petróleo

El conflicto armado se justificó en la posesión de armamento nuclear por parte del régimen de Hussein, motivo que nunca se comprobó

Irak se convirtió en el segundo blanco de la guerra contra el terrorismo, inaugurada después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Tras lograr la rendición de los talibanes en el mismo año, los esfuerzos se centraron en combatir la supuesta  amenaza que representaba el régimen de Saddam Hussein.

También puedes leer: ¿Cómo comprar en Despensa a tu Casa de Bodega Aurrera en Línea?

La bandera de la intervención armada y los bombardeos— a partir del 20 de marzo de 2003 en el país asiático– fue la posesión de armas nucleares de destrucción masiva por parte del gobierno de Irak. Sin embargo, tal motivo nunca fue comprobado, según información de inteligencia, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y altos funcionarios del gabinete estadounidense del entonces presidente George W. Bush.

Rencillas históricas

Las fricciones con el gobierno del viejo aliado Hussein detonaron en el conflicto que fue sellado días después con la toma de la capital, Bagdad, en abril de 2003. No obstante, ambos países arrastraban tensiones por la Guerra del Golfo Pérsico, después de que Irak invadió Kuwait en sus intentos por anexarlo a su territorio en 1991. También, un embargo al régimen iraquí tras ese conflicto, sus alianzas en la región. Y, por último, otros combates desde 1998 con la Operación Zorro del Desierto, comandada por EU, para destruir su armamento.

Hussein fue sentenciado a la horca por su papel en el asesinato de 148 chiíes FOTO: Getty Images

Dos décadas después, se evidenció que el interés político y económico de Estados Unidos  trascendía por encima de cualquier cuestión ideológica. Irak, una de las mayores reservas de petróleo a nivel internacional, era un antiguo socio incómodo para el tránsito del hidrocarburo por mar. Además, era uno de los principales integrantes en su alianza con otros países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Vidas perdidas

Las decisiones políticas de los estadounidenses y sus aliados no solo incidieron políticamente. Su incursión por la ‘libertad’ causó la muerte de miles de personas inocentes en su lucha contra el terrorismo. De acuerdo con el Iraq Body Count, más de 208 mil civiles iraquíes murieron a consecuencia de los bombardeos y la intervención armada de los soldados de Estados Unidos y sus aliados.

Pero las bajas también se produjeron en las fuerzas armadas que combatieron en el país asiático. Por el lado de Estados Unidos, el mismo instituto afirmó que perdieron la vida 4 mil 400 militares estadounidenses, según cifras aproximadas. Sin embargo, se calcula que las defunciones son más altas de lo registrado.

Barack Obama consiguió la retirada de la mayor parte de su ejército en 2011, con lo que se cerró el periodo más convulso de combates. Aunque, apenas en el mes de junio, Joe Biden finiquitó el abandono de las fuerzas de combate faltantes de un total de 170 mil, el máximo que llegó a Irak desde 2003.

Te puede interesar: