Economía

Pasa susto del terremoto 19S; mexicanos dejan de asegurar viviendas

La inversión en seguros de vivienda cayó 13% entre 2020 y lo que va de 2021; cifra que desinfló el repunte de 17% que registró el número de pólizas vigentes después del 19S

A cuatro años del terremoto del 19 de septiembre de 2017, el interés de las familias mexicanas por los seguros de vivienda se desinfló; debido al impacto económico de la pandemia del Covid-19 y a que el susto –ante tales desastres- comenzó a disiparse.

  1. Si viajas ¿qué cuidados deben tener tus pies?

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) informó que el monto de las primas –o nivel de gasto- en dichas pólizas registró una disminución de 5% en 2020 y una contracción anualizada de 8.1% al cierre del primer semestre de 2021.

Precisó que entre junio de 2020 y el mismo mes de este año las primas contratadas para casa habitación bajaron de 256 a 249 millones de pesos; comportamiento que está directamente asociado al bajo desempeño de la economía, después de los meses más álgidos de la pandemia.    

A través del Sistema Estadístico del Sector Asegurador, la AMIS refirió que tal retroceso prácticamente echó abajo el repunte de 17% en la contratación de pólizas de terremoto y erupción volcánica; que se registró en el país durante los dos años posteriores al sismo del 19S.

Precisó que, gracias a esta última variación, las coberturas vigentes contra terremoto pasaron de 419 mil 864 a 489 mil 904, entre 2017 y 2019; de las cuales 70% correspondieron a contratos para la protección de vivienda.

Percepción de riesgo se debilita

Rodrigo Cortés, especialista en seguros del despacho Gutiérrez y Asesores, explicó a Publimetro que el susto o la percepción de riesgo ante un sismo, de la magnitud del 19S, ya pasó; y ahora, las familias privilegian otros gastos o no consideran necesario invertir en un seguro.

Señaló que después del sismo referido –que  causó daños importantes la CDMX, Estado de México, Puebla y Oaxaca-, se registró un incremento de hasta 25% en la contratación de pólizas para casa habitación.

Sin embargo, apuntó, cuatro años después, sólo una décima parte -de ese 25%- mantiene vigente su seguro; mientras que el resto no la renovó o decidió cancelarla por la pérdida de ingresos que le dejó la pandemia; o porque considera que a su familia “no le va a pasar nada” en caso de otro terremoto.

El especialista apuntó que esto último implica que, de cada 250 familias que contrataron una póliza de casa habitación a raíz del 19S, sólo 25 han renovado periódicamente el seguro; y por lo tanto están protegidas contra los daños que pueda causar una eventualidad de ese tipo.

“La paradoja es que el costo de un seguro de vivienda en una zona promedio –que ampara dos millones de pesos en caso de terremoto, incendio, robo e inundación- ronda entre tres mil y cuatro mil pesos anuales; mientras que el de un coche de medio millón sube a 15 mil pesos.

“Cuando se trata de una propiedad ubicada en una zona de alto riesgo de sismo –como la Condesa, Roma o Del Valle-,en la CDMX, por esa misma cantidad asegurada, la póliza sube hasta 60% – a alrededor de seis mil 400 pesos-; que de todos modos es más barato que asegurar un coche o un teléfono celular”, puntualizó Rodrigo Cortés.

Recomendación:

En caso de un siniestro, repórtalo a tu aseguradora y, si puedes, contrata un valuador para documentar las pérdidas. Si requieres más información envía un correo a rodrigo@gya.com.mx.

Cifras clave

La AMIS y el Centro Nacional de Prevención de Desastres reportaron que:

  1. 6.5% de las viviendas del país están aseguradas: 93.5% están desprotegidas contra terremoto, incendios, explosiones, robo, inundaciones o daños estructurales.
  2. 45% del territorio mexicano está expuesto a inundaciones; y 40% está clasificado como zona sísmica.
  3. 77 millones de personas en el país están expuestas a estos dos últimos siniestros.

CONSULTA LO MÁS DESTACADO

Tags

Lo Último


Te recomendamos