Después de la tragedia en el Colegio Americano

A un año de la tragedia en el Colegio Americano del Noreste, que conmocionó no sólo a Nuevo León, sino a todo México y varios países, uno de los sobrevivientes del tiroteo, Luis Fernando Ramírez González, comparte su experiencia y la evolución en su salud

Por Daniela Perez

El bullicio normal de una mañana de trabajo en un salón de clases de pronto se transformó en sangre, tragedia y dolor…

Armado con una pistola calibre .22, Federico ‘N’, un joven estudiante de secundaria del Colegio Americano del Noreste, disparó en contra de su maestra, Cecilia Solís, y cuatro de sus compañeros.

Luis Fernando Ramírez González recibió un disparo que le atravesó el cráneo. Milagrosamente conservó la existencia y, ahora, poco a poco recupera su vida, sus movimientos, sus sueños.

El joven de 15 años está lleno de planes. En agosto ingresará a la preparatoria y no descarta ofrecer conferencias en contra de la violencia y concientización en el tema de la discapacidad.

“Yo creo que Dios nos usó como un faro para guiar a la demás gente y como un ejemplo y que no se repita”, expuso sobre los hechos ocurridos el 18 de enero de 2017 en el plantel educativo ubicado al sur de Monterrey.

Comentó que ya recibió una invitación del Colegio San Roberto para dar charlas de motivación a jóvenes con capacidades diferentes y también le gustaría abordar los temas de la violencia y el uso de armas.

Por su parte, su madre, Aurora González de Ramírez, señaló que tienen el material para hacer un libro y les gustaría cristalizar ese proyecto en coautoría con su hijo, porque a él siempre le ha gustado escribir.

“Le digo hijito, aquí ya tenemos material para un libro, no es del género que te gusta. Le digo, entre los dos lo vamos a escribir, desde mi punto de vista como mamá y él como hijo”, contó.

Reveló que antes del incidente su primogénito ya participaba en talleres sobre lectura y escritura.

La familia, que vive en la colonia Villa las Fuentes, en Monterrey, ve con esperanza el futuro y agradece cada día por tener a su hijo.

Por último, el llamado del padre de familia, Fernando Ramírez Garza, es a que no se relaje la seguridad en los planteles educativos.

“Es una situación muy grave que nunca había sucedido en el país. No queremos que esto sea tomado a la ligera, que sea tomado como algo que ya pasó y es una situación común, aquí no puede ser común esto”, concluyó.

El dato:

8:51  horas del 18 de enero de 2017, un estudiante del Colegio Americano del Noreste sacó un arma de fuego en el salón de clases y atentó contra su maestra y varios de sus compañeros, para después acabar con su propia vida.

 

Información que te puede interesar:

La voz de la película Coco iniciará su primera gira de conciertos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo