Un gran logro del servicio público mexicano: El fin de las Negociaciones del Acuerdo México-Estados Unidos-Canadá (AMEC)

La senadora Vanessa Rubió responde a la pregunta semanal ¿El nuevo tratado USMCA será más o menos beneficioso para México que el TLCAN?

Por Vanessa Rubio Márquez

Sin duda, el nuevo acuerdo comercial de América del Norte será beneficioso para México dado que, después del escenario de alta incertidumbre por el que atravesamos los últimos dos años, aporta elementos de estabilidad y nos hace menos vulnerables como país.

En esta coyuntura y dada la complejidad en la relación entre México y Estados Unidos, el haber alcanzado el AMEC significa un riesgo menor para México. La confianza generada por éste permitirá que nuestra economía continúe avanzando, que los inversionistas se sientan tranquilos de seguir comprometiendo recursos en el país y que, como resultado, se sigan generando empleos.

No te pierdas:

Se trata también de una actualización al TLC anterior que contiene nuevos capítulos en temas tan relevantes como trabajo, energía, medio ambiente, anti-corrupción y comercio digital. Esta ampliación de temas genera nuevas ventanas de oportunidad para incrementar la competitividad económica en la región de América del Norte dentro de los nuevos sectores productivos del siglo XXI. En este nuevo acuerdo no se permitió la cláusula, que en algún momento apoyó el gobierno de Estados Unidos, para que el acuerdo fuera renovado cada cinco años. Esto le da mayor certidumbre a las inversiones extranjeras y locales, ya que sólo se acordó que se haría una revisión acotada cada 16 años.

Es importante mencionar que se trata de un nuevo acuerdo en sí mismo y no sólo de una actualización del anterior. Sin embargo, también se rescataron capítulos del tratado original que fueron renovados por los grupos de trabajo. Se hizo una modernización en temas como medidas sanitarias y fitosanitarias, transparencia, buenas prácticas regulatorias, barreras técnicas al comercio y propiedad intelectual.

No te pierdas:

Como lo dicen los considerandos al principio del Acuerdo: se trata de fortalecer y promover la competitividad; consolidar la relación México-Estados Unidos-Canadá; preservar y expandir el comercio regional; establecer un marco legal y comercial predecible, claro y transparente para la planeación de los negocios. Esto es condición necesaria para que se preserven y se creen nuevos empleos en beneficio de las y los mexicanos.

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo