Después de 27 años de su partida Freddy Mercury no ha perdido su trono

Por Ricardo Tinajero

Cuando un recuerdo es tan vivido que con sólo una melodía te hace regresar en el tiempo y revivir esa nostalgia, a eso lo llamo “mi soundtrack”. Esto me pasó el fin de semana cuando decidí ir a ver la película de “Bohemian Rhapsody” que narra la vida de Freddy Mercury y de cómo se forma la legendaria banda británica Queen. Cuando descubrí en internet el tráiler, el año pasado, me emocionó de tal manera que brinque de la felicidad.

Queen es una de mis bandas favoritas, me encantan todas sus canciones y sus videos, pienso que fue uno de los grupos parteaguas para la inclusión en la música, obviamente sin dejar fuera a David Bowie, el “Camaleón del rock”. Esta película me dejó muy satisfecho, resalta que Freddy era un ser humano excepcional, talentoso, que nació para estar arriba de un escenario, siempre fue un vanguardista, hasta en su vestimenta.

El actor Rami Said Malek es quien le da vida a este vocalista sin igual, al que nunca le importó el qué dirán.  Me encantó, fue conocer un poco más sobre Queen y Freddy. Supe de varias críticas destructivas hacia ésta, pero la más acertada que usted pueda hallar, es la suya, vaya, disfrútela u ódiela, pero sea usted el que juzgue esta cinta; pero casi estoy seguro de que le encantará.

Campo Marte fue el escenario para la quinta edición de “Sabor es Polanco”, este es el festival gastronómico más importante de su ramo, y se preguntará, ¿por qué dice esto Tinajas? Mire, congregaron a más de 60 restaurantes de los más importantes de Polanco, Lomas y Tecamachalco. También estaban las casas vitivinícolas más importantes de todo el mundo. Y lo que me encantó es que comías de todo, sí, leyó bien, de todo.

Y le voy a explicar porqué. Uno compra su boleto en ticketmaster, llega al lugar, al entrar le dan un plato triangular y una copa. Dicho plato tiene una abertura ideal para sostener la copa para que tenga la otra mano libre y así comer. Una vez dentro, puede ir pasando por cada uno de los estands de los restaurantes para probar desde los típicos antojitos de Los Panchos o El Bajío, pasando por los tradicionales cortes argentinos del Cambalache o Casa Madero, hasta probar las delicias de Les Moustaches, Pujol, Estoril, entre muchas más.

Además están las casas de vino, mezcalerías, casas de tequila, cervezas artesanales mexicanas y extranjeras. Y ya ni les digo de los postres, variedades de café y té. Eran más de siete horas en la que pudo degustar todo lo que quiso por un costo de mil 300 pesos por persona. Esta es una experiencia gourmet muy recomendable que sólo se vive una vez al año.

Y llegó el tan esperado regreso de “Cats”, la obra que le ha dado la vuelta al mundo, después de que Andrew Lloyd Webber la estrenó en 1981 en Londres. Ésta es la tercera reposición en México, en esta ocasión es nuevamente Gerardo Quiroz quien la produce; llevándonos al nuevo teatro Centenario Coyoacán con un gran elenco conformado por Juan Carlos Casasola, Enrique del Olmo, Raúl Coronado, Lalo Manzano, entre varios más.

Lo extraordinario de ésta, es ver la primera incursión al teatro musical de la veracruzana Yuri, que estremece a todos cuando canta “Recuerdos”, esa canción tan emblemática de la puesta. Aunque no me gustó verla volar, cuando vi la escena dije “¿en qué momento pondrán la canción del gato volador”, pero fuera de eso, vale la pena verla.

Los invito a que me sugieran, comenten y también me recomienden lo que les gusta. Mis redes sociales son: Twitter @Tinajas, Instagram @tinajas75 y nos vemos la próxima semana

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo