El triunfalismo de Acción Nacional 

Por Héctor Escalante

El Partido Acción Nacional celebró una victoria electoral el pasado domingo. En términos reales el PAN no tenía nada que celebrar, pues perdió las dos gubernaturas que se votaron, tanto Baja California y como Puebla que aun las gobierna y  tendrá que entregar a Morena. 

Aunque el dirigente de Acción Nacional, Marko Cortes, tiene el ánimo para estar feliz, la realidad es que fue un duro golpe para los panistas. Es cierto que los congresos de Tamaulipas y Quintana Roo los mantiene, ambos estados gobernados por ellos, sin embargo, los panistas gobernarán solamente 7 estados de la república en los próximos meses.

A pesar de la catástrofe electoral, paradójicamente el PAN se perfila para mantenerse como la segunda fuerza del país. El PRI está al borde de la muerte, su votación fue paupérrima y no tuvo ninguna oportunidad de competir. Será un buen momento para que los panistas dejen de celebrar y se replanteen sobre su papel de opositores. 

Parece que alguien les dijo a los panistas que se quedaran callados y no fueran críticos respecto al gobierno del Andrés Manuel López Obrador. No hay liderazgos que hoy se planten frente al presidente ni a su partido. Los coordinadores en las cámaras están desaparecidos, los gobernadores están preocupados por sus estados y el presidente del partido está feliz con su gestión.

Morena se consolidó en está elección, no ganó de la manera aplastante como lo hizo López Obrador el año anterior, sin embargo, su panorama es alentador, no por lo que hacen sino por lo que la oposición deja de hacer.  Mientras las cosas sigan así, ellos seguirán ganando elecciones y el mandatario tendrá números aprobatorios, pueden estar tranquilos. 

El PAN no está muerto, pero si no hay claridad en su estrategia es posible que su debacle sea paulatina en los siguientes meses. El dirigente debería parar la celebración y trabajar en el futuro de su partido como oposición, esa que por ahora no existe en ningún lado y que le hace falta a la democracia para tener equilibrio, siempre es mejor así.

Últimas palabras

Parece que por fin le abrirán la puerta a la delegación mexicana encabezada por Marcelo Ebrard en Estados Unidos, pronto sabremos si hay buenas o malas noticias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo