logo

La escudería Racing Point realizó una emotiva ceremonia de despedida dedicada al mexicano Sergio Pérez quien fuera su piloto por varios años, y ahora será parte del equipo Red Bull.

Integrantes del equipo rosa se reunieron para recibirlo con una ovación, agradecerle el trabajo realizado y darle algunos obsequios como el volante del coche con el que ganó el Gran Premio de Sakhir.

“Gracias a todos. Fue un placer haber trabajado con todos ustedes. ¿Muchos años no es así? Espero que me extrañen”, dijo un divertido “Checo”.

Otros de los regalos que le hicieron fueron un par de pasteles, un trofeo y un cuadro con fotografías.

“Estos años significan mucho para mi y mi familia. Siete años es mucho tiempo donde compartimos buenos y malos momentos que siempre estarán con nosotros y les digo que siempre tendrán un amigo mexicano”, finalizó el tapatío.