Publisport

Brenda Osnaya ‘Hasta que destacas es cuando te voltean a ver’

Brenda Osnaya deslumbró en Tokio 2020 al conseguir el quinto lugar en su debut en la justa veraniega

Brenda Osnaya

La familia paralímpica mexicana comienza a conseguir nuevas estrellas, como es la regiomontana Brenda Osnaya, quien busca convertirse en un referente, aunque sabe que la tarea no es fácil.

  1. Conoce más de YEMA, la marca 100% mexicana, comprometida con la salud y el medio ambiente
  2. ¡Atención! Tips para evitar el pie de atleta en gimnasios y deportivos

Cuando tenía 17 años sufrió un accidente el cual le impidió que pudiera mover nuevamente las piernas; sin embargo, esto no fue un obstáculo para brillar en el deporte, y ahora, con una participación histórica, Brenda apunta a París 2024.

¿Cómo te encuentras tras esta experiencia en los Juegos Paralímpicos?

— Estoy bien, ahora me encuentro en la Ciudad de México, descansando con la familia. Estoy muy contenta y satisfecha de lo que he logrado en Juegos Paralímpicos, lo que me motiva a seguir trabajando rumbo a París 2024, ya que debo trabajar en lo que debo mejorar.

Es un orgullo poder representar al país, fue un sueño desde que me convertí en atleta paralímpica. Esto fue en 2010, cuando sufrí un accidente y a partir de ahí, tras mi recuperación, creció mi sueño paralímpico.

¿Cómo comenzaste en esta disciplina de paratriatlón?

— Tras participar en paraliftinting, fue en 2016 cuando Río anuncia la incorporación de esta disciplina en donde me cambié de deporte y me dediqué de lleno.

Algo que me llamó la atención fue la unión entre la natación con los deportes de resistencia. Y desde 2017 he participado en las distintas Copas del Mundo de paratriatlón.

¿Cómo es debutar en Juegos como los de Tokio 2020?

— Fue motivante compartir esta experiencia con grandes atletas como Amalia Pérez, Nely Miranda y otros referentes en el deporte paralímpico. Fue un orgullo representar a México en esta disciplina, ya que soy la primera atleta que afronta esta competencia para el país.

Pero, sobre todo, te llevas el compañerismo y todo lo que se vivió en esos 10 días de competencia y convivencia. Siento que los viví al máximo y el resultado fue muy bueno, al quedar en quinto lugar.

¿Cómo fue tu participación en los Juegos Paralímpicos?

— La resumiría en algo histórico. La lección que me dejan estos Juegos es creer en mí. En el triatlón puedes salir en octavo o noveno puesto en natación y así remontar con la bicicleta o el atletismo para conseguir un mejor lugar. A pesar de las adversidades y los retos, es importante nunca dejar de creer en uno mismo.

¿Cuál fue la preparación de Brenda Osnaya para afrontar la justa?

— Fue muy incierto debido a la pandemia. Yo seguía entrenando, pero no te puedes mantener a tope siempre. Debía planificar la competencia. Desde casa pude entrenar, a excepción de la alberca, que tuve que esperar la reapertura.

Tenías que estar lista para cualquier aviso y poder terminar la clasificación hasta mayo del 2021, en los últimos cuatro eventos internacionales, entre ellos un Panamericano en Estados Unidos entre mayo y junio. Fue un proceso desgastante, pero se logró el objetivo.

Para Brenda Osnaya, ¿Cómo afrontar el abandono que se le dio al deporte durante la pandemia?

— Sí, se sufrió bastante en esta situación. Logré entrar a la alberca gracias a un equipo de triatlón privado en Monterrey que me patrocina.

Fue hasta principios del año que nos permitieron acceder al Centro de Alto Rendimiento, pero sólo los que estábamos proyectados para Tokio.

Lamentablemente, en México no se apoya al talento, ya que te apoyan hasta que llegas a un nivel. Anteriormente, el equipo que conseguí fue gracias a la iniciativa privada y a mi papá, que movió cielo, mar y tierra.

Previo a obtener mi pase, hicimos una campaña para poder costear mi bicicleta de pista, la cual cuesta 250 mil pesos.

Muchas veces tienes que hacer cosas por tu lado para después recibir el apoyo. Esto fue entre 2014 y 2018, antes de ascender a los puestos importantes. Cuando llegas a un nivel es cuando te voltean a ver, antes de eso, no.

Cuando empecé a destacar en 2018, y quedé en octavo lugar en mi primera Copa del Mundo, fue cuando la Federación Mexicana de Triatlón me empezó a apoyar para ir a eventos internacionales y ya con el boleto a Tokio recibí más apoyo.

Siento que falta más apoyo moral, seguimiento real a los atletas. Porque no sólo faltan instalaciones, también equipo multidisciplinario, entre otras cosas, para evitar que atletas pasen situaciones desagradables o desistan de sus sueños. 

Tags

Lo Último


Te recomendamos