logo

Una menor de seis años fue golpeada con una paleta de madera por la directora de su escuela primaria en Clewiston, condado de Hendry, Florida, después de supuestamente rayar una computadora. El incidente fue filmado por la propia madre de la niña, quien puso el material en disposición de los medios de comunicación locales y las autoridades.

El video difundido por la página de Facebook estadounidense de denuncia ciudadana James Madison Audits-First Amendment Audits muestra cómo la directora de la escuela primaria de Clewiston, presuntamente identificada como Melissa Carter, junto a su asistente y frente a su madre golpearon con una tabla a la menor en los glúteos por supuestamente rayar una computadora de la escuela.

“Saca los glúteos”, se escuchó en el video a la asistente, quien forzó a la niña a colocarse para ser golpeada por la directora. Acto seguido, Melissa Carter, golpeó tres veces seguidas a la menor con la tabla mientras esta lloraba e intentaba forcejear con sus agresoras.

Por su parte, la madre de la menor, quien prefirió no brindar su nombre ni el de su hija, comentó en una entrevista para la cadena estadounidense de televisión CBS que ella grabó a escondidas el incidente al darse cuenta de que no había cámaras de seguridad en la oficina de la directora. Sin embargo, también aseguró que, a pesar de no estar de acuerdo con los castigos físicos, no se atrevió a intervenir por miedo de ir a la cárcel por su status migratorio.

De igual forma, la madre de la niña, inmigrante latinoamericana establecida en Estados Unidos, relató que el pasado 13 de abril acudió a la escuela a pagar una compensación de 50 dólares por los daños que ocasionó su hija. No obstante, la directora la llamó a su oficina después para presenciar cómo castigaron a su hija.

“Voy a hacer justicia por mi hija, porque si no lo pude hacer, el presente de ella lo voy a hacer con la justicia”, aseguró la madre de la niña, quien denunció ante las autoridades del condado.

Por su parte, Brent Probinsky, abogado que lleva el caso de la madre y su hija, comentó que en 20 estados de Estados Unidos el castigo físico no está permitido, incluyendo el estado de Florida y el condado de Hendry, por lo que Carter y su asistente podrían ser acusadas de abuso infantil.

Lo más visto en Publimetro TV: