Nacional

¿Por qué no le han pagado a funcionarios públicos su sueldo?

El presidente López Obrador “entrará al quite” en cuanto al pago de las nóminas estatales, lo que -según expertos- le dará más poder en esas zonas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su gobierno está apoyando a los gobernadores entrantes para el pago de nóminas, pues acusan a las anteriores administraciones de dejarlos sin recursos económicos para el pago de los empleados. Un movimiento de su administración que le daría más poder a nivel estatal, de acuerdo con especialistas.

Aunque no especificó la forma en que apoyará a los gobernadores, López Obrador afirmó días antes que su gobierno federalizará los pagos de las nóminas de integrantes del magisterio, quienes denuncian no haber recibido cuatro quincenas, algo que el mandatario consideró un “pecado social”.

“Estoy planteando, en algunos casos, que el gabinete del gobierno federal sesione en los estados para apoyar a los gobernadores que están pasando por una situación difícil, sobre todo a los que están entrando, una situación de crisis financiera”, dijo López Obrador durante la conferencia de prensa matutina de este miércoles. “Hay quienes no tienen para pagar la nómina. Estuvimos reunidos con el gobernador de Zacatecas y nos comentaba eso, que no ha podido pagar dos quincenas, porque no dejaron nada. Con el ánimo de ayudar, se adelantaron participaciones. Los vamos a ayudar, porque hicimos el compromiso de que no deben de dejarse de pagar las nóminas de los trabajadores”.

Lo que estamos planteando es: la nómina es sagrada. Sería pecado social no pagarles a los trabajadores, además es un derecho constitucional, no se puede retener el salario de los trabajadores”, añadió el mandatario.

Pide AMLO imponer austeridad republicana en los estados

El presidente también explicó que en sus reuniones con los gobernadores electos y o entrantes, se les está ayudando con la forma de manejar sus finanzas. “Estuvo con nosotros el gobernador de Nayarit y él está haciendo todo un esfuerzo para gastar menos en el aparato burocrático. Y nosotros vamos a ayudar, pero que no haya desvíos de fondos, porque nuestra ayuda es adicional”

“Les estamos recomendando que atiendan lo de sus finanzas, que las limpien, que haya un saneamiento de las finanzas, que ajusten sus estructuras, que reduzcan los sueldos. Es que hay sueldos en los estados de 300 mil pesos mensuales. Hay mucho aparato burocrático y mucho gasto superfluo. Juárez es la fórmula. No puede haber gobierno rico con pueblo pobre, la justa medianía”.

Apoyo integral a Guerrero

Finalmente, el mandatario informó que realizará una gira por el estado de Guerrero, donde Evelyn Salgado, hija de Félix Salgado Macedonio, asumirá el poder. Afirmó que visitará La Montaña de Guerrero y que se está evaluando establecer un plan de apoyo integral a la entidad, como recientemente sucedió en Michoacán.

4 PREGUNTAS CON

Juan Carlos Montero Bagatella, profesor investigador de la Escuela de Ciencias Sociales del Tec de Monterrey

Funcionarios de distintos niveles de Gobierno han denunciado que, tras el cambio de gobierno, no hay les dejaron recursos y no tienen dinero para pagar las nóminas. ¿Cómo llegamos a esta situación?

Ese tipo de acusaciones se han vuelto frecuentes. Son cuestiones administrativas que ocurren por distintas razones: muchos contratos terminan cuando termina la administración y no son renovados, o por el contrario, la nueva administración llega a revisar esos contratos y congela esos salarios.

Eso afecta los pagos de nómina de muchas personas o los pagos a proveedores, en algunas ocasiones. En segundo lugar, muchas veces también se tardan en dar de alta a los nuevos trabajadores o la renovación de contratos. Y eso lleva a que se dé este tiempo de espera. También sucede que las administraciones anteriores muchas veces comprometen la contratación de ciertos empleados y esos son los que a veces protestan porque no se les ha pagado, pero probablemente estén en revisión sus sus contratos.

Es un ajuste totalmente natural que siempre ocurre y que implica el cierre de algunos contratos, la renovación de algunos, el ver cómo las administraciones anteriores tratan de comprometer la contratación de ciertas personas y cómo las nuevas administraciones buscan revisar esas contrataciones y revisar los contratos.

El hecho de que no se puedan pagar las nóminas realmente habla de que, o hubo una mala planeación, o hubo desvíos de recursos. ¿Por qué? Porque toda la nómina está programada desde el inicio de año, desde octubre, que se tienen que aprobar el presupuesto. Entonces, decir el día de hoy que no se tiene recursos para pagar la nómina, pues realmente no tiene mucho sentido, porque eso se contempló en el presupuesto de inicio de año.

En caso de que no haya los recursos, esto puede ser porque o el gobierno del Estado no entregó los recursos correspondientes a los municipios; o el gobierno federal no le dio al gobierno del Estado el recurso para los municipios. O finalmente, podríamos decir que se lo robaron. Pero sí se lo robaron, estamos hablando de desvío de recursos y entonces, si se cometió un delito, pues se tiene que perseguir.

En Michoacán, el presidente López Obrador prometió federalizar los pagos de los maestros que denuncian falta de pagos. El mismo presidente ha prometido apoyar a gobernadores entrantes como Evelyn Salgado (Guerrero) y David Monreal (Zacatecas) que han denunciado el mismo problema de falta de recursos. ¿Es la federalización la respuesta a este problema?

Claro que no. La federalización lo único que haría es darle más poder al presidente para someter a los gobiernos estatales y municipales. Pero ya hay una federalización de facto, de hecho, porque a los gobiernos estatales se les ha hecho muy fácil pedirle al gobierno federal pedir y pedir recursos, en lugar de recaudar. Los gobiernos estatales también pueden recaudar impuestos, pero como es impopular subir impuestos y los gobiernos estatales no quieren asumir el costo político de recaudar impuestos, pues es mucho más fácil pedirle al gobierno federal.

El gobierno federal estará encantado de que se federalice más la recaudación y la distribución del gasto. Pero eso lo único que lleva es mayor concentración del poder. No es la solución. Creo que es el camino que se está queriendo tomar porque es más fácil para los gobernadores ya que evitan la responsabilidad recaudatoria que a nadie le gusta.

A nadie le gusta pagar impuestos, pero los impuestos son los que hacen funcionar el gobierno. Entonces, no es la solución, pero es lo más fácil y es el camino que están tomando los gobernadores.

¿Cuál sería la alternativa?

La alternativa es que los gobiernos estatales tengan una mejor fiscalización. Ellos tienen que recaudar sus impuestos, es su derecho. Por ejemplo, un impuesto que ellos tienen es el impuesto sobre la nómina. Pero por supuesto que los gobernadores no lo quieren tocar porque implica un enfrentamiento con los empresarios. Otro es el impuesto al turismo. También los impuestos sobre la tenencia de vehículos, pero tampoco los quieren cobrar porque son impopulares.

Deben fortalecer su recaudación y el combate a la evasión fiscal. Los gobiernos estatales sí tienen herramientas a la mano, pero debido a que éstas son impopulares y a que los gobernadores están pensando en su futuro político, por eso vemos que no están optando por estas opciones.

¿Qué dice la ley sobre la transición de poder? ¿Hay reglas para evitar este tipo de situaciones?

No hay reglas tan específicas de qué hacer en el caso de una transición. Sin embargo, sí hay reglas en cuanto al ejercicio del gasto. El gobierno saliente tiene que ser muy riguroso en la forma cómo ejerció el gasto hasta el último día en que estuvieron en funciones. Y lo mismo para el nuevo gobierno. Tienen que ser muy cuidadosos en cómo reciben y cómo gastan. Si la administración anterior contrató nuevo personal o nuevos proveedores y comprometió parte de su gasto, lo tiene que haber hecho de acuerdo a las normas hacendarias, del Estado y de la Federación.

Pero nada más. No hay reglas especiales en cuanto a la transición. Es muy difícil que los presidentes municipales o gobernadores dejen las arcas vacías, porque allí estaríamos hablando de un peculado, o de algún delito.

Lo que sí pudieron haber hecho es comprometer los recursos de ese año. Por ejemplo, se reportan días antes de que termine la administración que los municipios contratan servicios y los comprometen por 5, 10, 15 años. Entonces allí dejan amarrados financieramente a las administraciones que entran. No se robaron el dinero, pero lo comprometen.

Tags

Lo Último


Te recomendamos