Nacional

Ante bloque opositor en San Lázaro, Morena alista plan b para reforma electoral

Durante estos meses de receso en el Congreso de la Unión, la bancada morenista realizará una masiva difusión de los alcances de la reforma electoral para ganar simpatizantes y crear consenso

En el último día del periodo ordinario del Congreso de la Unión, el grupo parlamentario de Morena de San Lázaro recibió la reforma electoral, la cual dejó pendiente su votación y discusión, ante la negativa de la oposición y críticas de distintos sectores de la sociedad.

Para evitar una derrota contundente como la que sufrió con la discusión de la reforma eléctrica, la bancada morenista prepara un plan b para que el proyecto logre consenso en San Lázaro. Se trata de abrir una especie de parlamento abierto durante los próximos meses con especialistas en la materia, expertos, académicos y sociedad civil.

A esto se le sumará mesas de trabajo con los grupos parlamentarios autodenominados “bloque opositor”, debido a que al ser una reforma constitucional necesita de las dos terceras parte de la Cámara de Diputados para su aprobación. Aún con el voto de aliados, Regeneración Nacional no logra aprobar la propuesta del presidente, que busca desparecer al Instituto Nacional Electoral (INE) y reducir el financiamiento de los partidos políticos.

Por ello buscará negociar voluntades con los diputados de otros partidos, a pesar de sus desencuentros recientes en la Ley Minera y reforma eléctrica.

Hamlet García Almaguer, diputado federal por Morena, aseguró a Publimetro que la reforma electoral tiene hasta septiembre del presente año como fecha límite para ser aprobada , por lo que, dijo, en estos meses comenzarán con mesas de trabajo y un parlamento abierto para dar a conocer todos los detalles de esta iniciativa.

Morena siempre ha estado abierto al diálogo, las modificaciones que propuso la oposición con la reforma eléctrica se tomaron en cuenta, pero aún así votaron en contra. Y es que una parte muy importante del proyecto electoral es que reduce costos de la burocracia mexicana; los ciudadanos van a ver muy bien esto y no creo que se opongan a que se abaraten costos.

—  Hamlet García Almaguer, diputado por Morena

Asimismo, Morena tratará que la iniciativa federal se dispense de todos los trámites legislativos como, por ejemplo, ser turnada a comisiones en la Cámara baja para no recopilar opiniones de todos los diputados y que se cuestionen párrafos de la reforma.

En todo caso se llamará a mesas de trabajo con los jefes de las bancadas de San Lázaro para presentar los aspectos más importantes de la misma y se busque conciliar aspectos polémicos como el nombramiento por voto “del pueblo” a los consejeros electorales del INE y magistrados.

Y es que el proyecto de AMLO contempla —en esencia— la reforma de 18 artículos constitucionales, los cuales implican la extinción del INE y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJ). También pone candado a las cuotas políticas para designar a consejeros electorales y rasura en su presupuesto a todas las fuerzas políticas, incluidas las de Morena.

Anticipan negativa

En contraste, el diputado federal del PAN, Héctor Saúl Téllez, precisó que la reforma electoral tira a la borda décadas de trabajo que se han hecho a favor del Instituto Nacional Electoral (INE) y abre la puerta a prácticas irregulares por agentes externos en el tema de partidos políticos y su financiamiento.

Saben que su reforma electoral tampoco logrará los votos necesarios, por ello buscarán acercarse a otros sectores para convencerlos y, a diferencia de la reforma eléctrica, generar presión el día que se suba al Pleno de la Cámara baja.

—  Héctor Saúl Téllez, diputado del PAN

Mientras que la legisladora del PRI, Cinthya López Castro, diputada de la fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados, aseguró que, de pasar tal cual la reforma electoral, se corre el riesgo de que los partidos políticos reciban dinero a discreción; se confunda al INE como agente político y se cierre la representación a las minorías políticas.

Movimiento Ciudadano y PAN no desentonaron con sus aliados y confirmaron su rechazo a la reforma electoral propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la cual también elimina a diputados y senadores plurinomiales.

Cualquier reforma electoral que atente contra los institutos electorales, desapareciéndolos, afecte su autonomía o ataque la democracia, no contará con el respaldo de Acción Nacional.

—  Jorge Romero, líder de la bancada panista en el Palacio de San Lázaro

En una frase:

“Elegir a ambas cámaras del Congreso de la Unión mediante votación en cada una de las entidades federativas, con el uso del método de listas postuladas por los partidos y candidaturas independientes. Se trata del mecanismo de representación proporcional más plural que se haya propuesto en la historia del sistema político mexicano”.

De qué trata la reforma electoral:

  • Transformar al Instituto Nacional Electoral en el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas, el cual ya no estará compuesto de 11 consejeros, sino de siete que serán electos en agosto mediante el voto ciudadano.
  • Eliminar a los Organismos Públicos Locales (Oples) para que sea solo un organismo el que se encargue de elecciones federales y locales.
  • Eliminar 200 diputados federales y 32 senadores plurinominales.
  • Disminución de diputados locales.
  • Voto electrónico.
  • Garantizar el voto en el extranjero.
  • Además de esto, las Cámaras de Diputados y Senadores, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el titular del Ejecutivo Federal propondrán una lista de perfiles de la que se elegirán a los consejeros a través el voto popular. El mismo procedimiento aplicará para la integración de la Sala Superior del TEPJF.

Plan b de Morena para que la reforma de AMLO no sea rechazada:

  • Parlamento Abierto con especialistas en la materia y académicos de aquí al mes de septiembre de 2022.
  • Buscar consenso con diputados de oposición en San Lázaro.
  • Prometer puestos políticos a legisladores del PRI, PAN, PRD y MC.
  • Continuar con la narrativa de “traidores de la patria” en contra de los legisladores de oposición por la reforma eléctrica.

Dato:

  1. 60 páginas consta el proyecto que llegó a San Lázaro
Tags

Lo Último

Te recomendamos