Nacional

Gobierno de la 4T impone otra verificación a autos; endurece criterios para circular

La nueva verificación aplicará para todos los automóviles de uso particular de procedencia nacional o extranjera

El gobierno federal puso en marcha nuevos lineamientos que deberán acatar los automovilistas de inmediato. Con el objetivo de reducir los niveles de polución que persisten en las principales ciudades de la República mexicana, así como garantizar la seguridad de los pasajeros, se publicó la Norma 236 que obliga a los conductores a mantener en perfectas condiciones las unidades privadas.

Organizaciones argumentan que la medida se centra en evitar la circulación de autos chatarra que ponen en riesgo la seguridad de pasajeros y peatones, y en caso de incumplimiento, la norma adelanta que se penalizará a los propietarios de dichas unidades.

De esta manera, se endurecen los candados en materia de condiciones físico-mecánicas de los automóviles. Por ello, los conductores de autos en México tendrán que incrementar el dinero que destinan para mantener en óptimas condiciones sus vehículos terrestres, en aras de la seguridad. Esto debido a que la verificación es adicional a la de emisiones contaminantes.

La escalada de precios no cesa para los conductores, pues esta nueva verificación se suma a trámites que pagan como el mantenimiento del auto, refrendo de permiso o tenencia –dependiendo del estado de residencia–, seguro, suministro de gasolina, entre otras cosas.

La suma que pagan los mexicanos para mantener un auto va desde los 10 mil hasta los 20 mil pesos al año, según el estado del país en donde se habite, el modelo y las condiciones en que se encuentre. Únicamente los vehículos que quedan libres de esta verificación son los de un peso menor a 400 kilogramos, y los que manejen unidades de labores agrícolas y vías férreas.

En la norma publicada no se especifica quién o dónde se realizará la verificación, el costo que tendrá, cuál será la autoridad responsable, cómo se acreditará u otros detalles relacionados. Solo se plantea que se trata de una norma nacional.

De acuerdo con académicos y especialistas en movilidad consultados por Publimetro, la medida podría detonar el mercado negro que ya existe en los centros de verificación de todo el país y en los trámites que se realizan en municipios y gobiernos locales. Adicional a ello, se encarecen los servicios que tendrá que realizar cualquier propietario de un vehículo privado.

Augusto Miranda, especialista en movilidad por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), precisó que la carga de impuestos para los automovilistas es enorme, sin que esto necesariamente garantice una reducción de emisiones contaminantes y se desacelere el mercado de autos nuevos; al contrario, sentencia que esto generará más coyotes en los centros de verificación, corrupción para burlar estos nuevos filtros y un alza en la adquisición de vehículos viejos, ante la falta de poder adquisitivo de la clase media.

Está demostrado que incrementar los precios en cualquier sentido no garantiza que se dejen de comprar más autos o se adquieran usados, al contrario, se generan más oportunidades para los que se ofrecen para pasar -de manera ilegal- los filtros de verificación y, con esto, los lineamientos para que el coche esté en buenas condiciones. Es un círculo vicioso.

—  Augusto Miranda

Necesarios y urgentes, nuevos lineamientos

La asociación civil Poder del Consumidor –una de las participantes en la elaboración de esta norma–, aseguró que los nuevos lineamientos que tendrán que respetar ahora los conductores de autos privados era necesaria ante el alza de accidentes en las principales urbes del país, así como el incremento de autos chatarra que circulan en avenidas primarias y secundarias de México.

Podemos decir que es una norma urgentemente necesaria para ponernos al corriente con las mejores prácticas internacionales, y como tal es una política que tiene el potencial de salvar vidas y evitar lesiones debido a las correcciones que se hagan de las condiciones no atendidas del estado del vehículo conforme se va agotando su vida útil. No obstante, la cuestión delicada será, como siempre pasa en la política, el tema de desarrollar las capacidades, la infraestructura y la estructura de los procesos para poder implementar adecuadamente la norma.

—  Stephan Brodziak, coordinador de la campaña de seguridad vehicular de El Poder del Consumidor

Tunden en redes nueva regulación

A unas horas de que se dio a conocer el anuncio en el Diario Oficial de la Federación (DOF), usuarios en redes sociales criticaron la nueva medida, al considerar que se sobrerregula a los automovilistas y se encarece el costo promedio para mantener un coche en el país.

No pues si se ponen exigentes con los vehículos, nosotros también vamos a exigir que tengan las calles, avenidas, distribuidores, autopistas y carreteras en buen estado. Así como la infraestructura vial (señalización horizontal y vertical, semaforización, etc).

—  Jennifer Morales, usuaria

¿En qué consiste la NOM 236?

  • De acuerdo con la norma, la inspección técnica del vehículo comprende los siguientes elementos: carrocería y chasis; puertas; cofre; parabrisas y ventanas; limpiaparabrisas; espejos o cámaras; soporte exterior de llanta auxiliar; asientos y sus anclajes; cinturones de seguridad; velocímetro; claxon.
  • Faros delanteros; luz de reversa; luces direccionales; luces de advertencia; luz de freno; luz de matrícula; cuartos; luces de identificación; sistema de frenos; sistema de dirección; sistema de suspensión; motor y transmisión.
  • Para los vehículos que utilizan gas como combustible: depósitos fijos y canalizaciones.
  • Se debe entregar al propietario, legal poseedor o al conductor del vehículo automotor, constancia y reporte de resultado de la evaluación.
  • Se considera que un vehículo automotor cumple con la presente Norma Oficial Mexicana cuando no se presentan defectos o sólo se encuentran defectos leves y cumple con las disposiciones técnicas establecidas en esta NOM y de acuerdo con los requisitos administrativos establecidos por las autoridades competentes.

¿Cada cuándo?

Los vehículos se someterán a inspección técnica según los intervalos siguientes:

  • Los vehículos de uso particular: a los cuatro años posteriores a la fecha de su comercialización como vehículo nuevo, y a partir de entonces, cada dos años hasta el noveno año.
  • Los vehículos de transporte particular de 10 o más años posteriores a la fecha de su comercialización como vehículo nuevo, cada año.
  • Vehículos de uso intensivo: Un año después de la fecha de su comercialización como vehículo nuevo; y a partir de entonces, cada año.

A considerar:

  1. “El gobierno federal, por conducto de las dependencias en función del ámbito de competencia, así como los gobiernos locales podrán establecer programas de inspección vehicular o cualquier otro elemento jurídico para la evaluación de la conformidad de la presente NOM, definiendo en ellos las características de operación de los mismos”, señala el DOF.

Vehículos de carga, antiguos y de construcción, la excepción

El documento señala que aquellos vehículos con un peso bruto vehicular de diseño menor a 400 kg, los empleados en labores agrícolas, los vehículos orientados para utilizarse en terreno montañoso o desértico, así como en zonas de playas y vías férreas, quedan excluidos de esta verificación.

También los vehículos matriculados como autos antiguos, los vehículos asociados a maquinaria dedicada para las industrias de la construcción y la minería, aquellos destinados exclusivamente a circular en vías confinadas como pistas de carreras, aeropuertos, pistas de go-karts, u otro campo de transporte similar.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos