Nacional

La Monarquía Británica cada vez genera más interés en México: Gabriella Morales-Casas

La especialista en realeza y sociedad detalla la importancia de la relación entre México y Reino Unido en la era de Carlos III, cuya coronación será este sábado

El rey Carlos III de Gran Bretaña sonríe durante un viaje en barco en Hamburgo, Alemania, el viernes 31 de marzo de 2023. El rey Carlos III llegó el miércoles para una visita oficial de tres días a Alemania. La familia real británica pasa la página de un nuevo capítulo con la coronación del rey Carlos III. Carlos ascendió al trono cuando su madre, la reina Isabel II, murió el año pasado. Pero la coronación del sábado es una ceremonia religiosa que brinda una confirmación más formal de su papel como jefe de Estado y titular de la Iglesia de Inglaterra. (Foto AP/Matthias Schrader, Pool, Archivo)

México es un país cada vez más interesado en la historia y cultura que representa la Monarquía Británica, considera Gabriella Morales-Casas, periodista especializada en realeza y sociedad y directora de la consultoría El Principado.

En entrevista con Publimetro, Morales-Casas explicó que México se ha probado que la monarquía británica tiene mucha popularidad, la cual incluso va “más allá” de los intereses cotidianos en el tema.

“Más allá de lo que siempre interesa de la monarquía británica -que es la moda, el glamour, las tiaras y, desde luego, toda la telenovela que rodea las vidas privadas de los miembros de la familia real- me parece que esta ola de los últimos cuatro o cinco años ha demostrado que sí tiene una relevancia cultural e histórica”, añadió Gabriella Morales-Casas.

También puedes leer: Isabel II la jefa de Estado en una época donde las mujeres ni si quiera votaban

3 preguntas con:

Llega a #NMTalks la periodista de estilo y royals, Gabriela Morales Casas para compartir un poco de la historia de la Reina Isabel II, una mujer adelantada a su época

Gabriella Morales-Casas, periodista especializada en realeza y sociedad, y directora de la consultoría El Principado.

P: ¿Qué esperar de la coronación del rey Carlos III y qué impacto tiene en México?

Creo que, en México, la monarquía británica ha probado tener mucha popularidad en un sector de la población, mayormente femenino, y también mucha de la comunidad LGBT+. Pero, más allá de lo que siempre interesa de la monarquía británica -que es la moda, el glamour, las tiaras y, desde luego, toda la telenovela que rodea las vidas privadas de los miembros de la familia real- me parece que esta ola de los últimos cuatro o cinco años ha demostrado que sí tiene una relevancia cultural, histórica, como se vio en el funeral de la reina Isabel, y desde antes, Isabel II muere el 8 de septiembre y meses antes, el 2 de junio, celebró su jubileo de platino por todo lo alto.

Creo que se ha visto que no es nada más un tema de chismes y de la gran telenovela de los ricos que también lloran. Creo que ya tomó una relevancia diferente a los ojos de una generación que quizás ya no recuerda a Diana, que ya no recuerda el shock de su muerte o que estaban muy jóvenes o que ya dejaron atrás aquella circunstancia. Creo que la monarquía Británica hoy tiene un interés superior al que tenía en años anteriores en nuestro país, al menos sí veo mayor curiosidad, pero claro que nos ha permeado.

Yo le diría a la gente que ve a la monarquía como algo anacrónico, ridículo y casi vergonzoso, que lo vean como lo que es: cultura, historia, y puede gustarte o no, pero sí tiene un contexto importante que es parte de la civilización. También es muy divertido el glamour, el protocolo y a nadie le hace daño.

—  Gabriella Morales-Casas, directora de la consultoría El Principado.

P: ¿Cuáles consideras que van a ser las características principales de esta nueva era, la era de Carlos III? ¿Qué elementos podrían marcar su reinado?

Primero que todo, es un reinado de transición. Él sabe que por su avanzada edad, que son 74 años -es el príncipe de Gales que más ha servido a la Nación y el rey más mayor en tomar el trono-, pues sabe que no va a poder hacer mucho en poco tiempo, pero ya ha empezado y se ha notado desde los primeros días, desde los primeros meses.

Quiere ser un poco más austero, más austero dentro de lo lujoso y de lo tradicional que son los simbolismos y las ceremonias de coronación, y que rodean a la realeza en general.

Es un rey que no gasta en comprar ropa, que recicla la ropa de su padre, que va a reciclar las túnicas de otros reyes para esta coronación, va a reciclar las ropas que normalmente se mandan hacer nuevas para estos eventos.

También puedes leer: Josefa González-Blanco representará a México en la coronación de Carlos III

Además, sabemos que tiene un gran interés por el cambio climático y particularmente por acercar a la gente menos interesada en la monarquía. Si no convertirla a ser afín, por lo menos que no la vean como un estorbo.

En este sentido creo que tiene retos muy específicos. Uno es, desde luego, afianzar la supervivencia y el poder unificador de la monarquía. O sea, que el pueblo siga creyendo y siga convencido de que la Monarquía es parte de su identidad, del nacionalismo y de la unificación social, del tejido social del Reino Unido.

Segunda, tiene que mantener a la Mancomunidad de Naciones y resolver, o si no resolver, por lo menos tener una postura no ambigua ante la nueva postura, o la postura reciente, de las comunidades y países afroamericanos y excolonizados que reclaman la esclavitud, que reclaman la riqueza del Imperio Británico, desde este lugar.

Ellos quieren que se disculpe y que haya una compensación por parte de la familia real, creo que esto es justo un tema de poder que podría mostrarlo débil. Quieren que lo reconozca de alguna manera y creo que es un reto importante: saber cómo va a enfrentar los tiempos de la izquierda canceladora, los tiempos woke, progres.

Otro reto importante es el reto étnico y religioso en Gran Bretaña, que ya no es una nación fundamentalmente protestante, que ya tiene muchas otras religiones que suponen el 50% aproximadamente de la fe de toda la Unión.

El cuarto punto y creo que el más importante: dejar una monarquía más moderna. ¿Qué significa esto? Ya lo ha ido anunciando: que va a reducir a los miembros de la familia real que viven del dinero de la monarquía, que otorga el Estado. Que quiere hacer una familia real más reducida. El término “Familia Real” significa que no nada más es importante el monarca, sino todos los que lo rodean.

Carlos lo que ha querido es reducir esa parte de la familia real y devolverle al monarca toda la importancia, no por vanidad, sino por todos los problemas que han tenido los familiares, desde el duque de York con las acusaciones de pederastia; su propio hijo Harry que acusa que son racistas con su esposa. Entonces, le han dado tantos problemas que creo que lo ideal para él es reducir a la monarquía.

Te recomendamos leer: México en el corazón de Carlos III; así han sido sus visitas al país

También debe enfrentar las acusaciones republicanas de que [la monarquía] cuesta mucho, de que tienen mucho dinero privado y que no son transparentes en cuanto a sus impuestos. Entonces, tendrá estos retos para acomodar la monarquía un poco a los tiempos que se viven, sobre todo en un país que tiene una inflación altísima, que vive una crisis de vivienda, que tiene un índice de crecimiento bajísimo -por debajo del 1%-, que va a tener nuevo primer ministro en el otoño de 2024, etcétera.

Es una coyuntura político-social complicada, y la monarquía tendrá que adaptarse a eso. Cuando hablo de modernizar, no me refiero a las cosas superfluas como que se dejen tomar selfies o que den autógrafos (que son cosas que el protocolo prohibía, pero que ya hacen y que también son un poco irrelevantes, al final). Hay cosas más fuertes y más profundas que atender.

P: Sin duda, este sábado será un día histórico. ¿Qué cambios puede haber en las decisiones que corresponden a Carlos, especialmente en la relación con México?

Es un evento que a nivel histórico y cultural llama la atención, seas monárquico o republicano. En el tema de Gran Bretaña, hay muchas encuestas que hablan de que ha bajado la popularidad de la Monarquía, y sí, ha bajado desde la muerte de Isabel II, pero no de manera muy notable, es decir, no ha sido un bajón estrepitoso. Es cierto que en el público más joven -de 18 a 24 años- hay un índice de gente que no le interesa la monarquía que podría ser, no alarmante, pero que sí puede llamar la atención.

Pero en este momento la monarquía sigue siendo poderosa y vamos a ver una muestra de su poder blando este sábado. Y a eso se dedica la monarquía, a establecer cuál es su verdadero poder en la nación: aunque no gobiernan, ellos reinan.

Sobre las relaciones con México, de entrada, el Reino Unido es el quinto poder extranjero en invertir en México. Las empresas de Reino Unido son la quinta fuerza de inversión extranjera, sobre todo en temas tecnológicos, de infraestructura y también en Inglaterra hay mucha inversión mexicana, particularmente en cuestiones de construcción. Por ejemplo, Cemex tiene una importantísima presencia allá, entonces hay una bilateralidad comercial a nivel privado, sobre todo industrial. Hay un interés bilateral incluso de esta administración,que parecía que no le iba a interesar.

Si hay buena relación comercial, bilateral y política a nivel gobierno, la habrá a nivel monárquico. Y al rey Carlos, particularmente a nivel regional -y dejando fuera la parte política- le interesa mucho México por el tema de cambio climático, por el tema de recursos naturales, el ambientalismo, que en México es un tema importante y relevante.

También te invitamos a leer: Coronación de Carlos III entra en cuenta regresiva, estos son todos los detalles

Él lo sabe y en su agenda personal Latinoamérica es uno de los puntos neurálgicos para el combate del cambio climático. Así lo ha hecho saber en las reuniones de la COP26 en Glasgow, donde dijo que el Prince’s Trust tiene un plan para que los países en vías de desarrollo, sobre todo de las Américas y de África, pudiéramos vernos beneficiados por las potencias económicas porque, dijo, ellos tienen el dinero pero Latinoamérica y África tienen los recursos naturales y hay que protegerlos, hay que proteger al planeta a partir de las naciones que están más comprometidas. Entonces, claro que somos parte fundamental de su agenda.

La última vez que vino fue en 2014, no hace tanto (de hecho estuve en esa cobertura) y antes de la pandemia había agendada en la embajada una visita monárquica, que ya no se pudo realizar y quizás podamos ver pronto a los príncipes de Gales en México, o a la princesa real Ana, o a los duques de Edimburgo. Pero me parece que sí veremos de nuevo una familia real en México desde Inglaterra, para fortalecer sobre todo la agenda climática y, desde luego, la relación política que tienen ambos países.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos