Nacional

Tras caso Lozoya, AMLO reforzará discurso contra SCJN y anticorrupción: “Le cayó como anillo al dedo”

Especialistas consultados por Publimetro consideran que prisión domiciliaria a Lozoya “le cayó como anillo al dedo” al presidente López Obrador en su búsqueda por elegir a jueces por el voto popular

El presidente Andrés Manuel López Obrador reprodujó un video donde se ve al ex director de Pemex Emilio Lozoya ser entrevistdo por el periodista Loret de Mola respecto a la Reforma Energética del entonces presidente Enrique Peña Nieto.

Después de que se diera a conocer el cambio de medida cautelar en el caso Lozoya, que permite que el ex director de Pemex en el sexenio de Enrique Peña Nieto, Emilio Lozoya, obtuviera prisión domiciliaria, el presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió contra el Poder Judicial, acusándolo de estar “podrido” y al servicio de la “oligarquía corrupta”.

Entre sus declaraciones, destacan las críticas hacia jueces, magistrados y ministros a quienes acusa de dejar libres a presuntos delincuentes y de cuello blanco, así como de proteger a empresas y personas corruptas.

“Ahora están en contra de nosotros, porque el Poder Judicial está dominado por la oligarquía corrupta, está al servicio de una minoría corrupta, son empleados de ellos, no representan al pueblo de México. Nunca han hecho justicia, siempre han estado al servicio de una élite, pero ahora de manera abierta y descarada y en contra nuestra. Todos los casos los perdemos, amparan a las empresas que quieren tener el control de la industria eléctrica nacional, a las empresas extranjeras, protegen a los traficantes de influencia, los corruptos, a los seudoambientalistas, seudodefensores de derechos humanos, etcétera, etcétera”, señaló López Obrador.

También puedes leer: “Antes, respetuosamente, interveníamos”: reconoce AMLO influencia en el Poder Judicial a través de Zaldívar

El Presidente criticó la resolución que permitió que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, enfrentara su juicio en casa con libertad condicionada, afirmando que el Poder Judicial está “completamente entregado al bloque conservador”.

“Fueron jueces del Poder Judicial los que decidieron que, en vez de que esté en la cárcel el exdirector de Pemex [Emilio Lozoya], lleve su juicio en su casa, sólo con un brazalete, porque sostienen que no hay ningún riesgo de que escape, de que se fugue. La fiscalía seguramente va a apelar, si es que lo puede hacer. Pero es un asunto entre la fiscalía y el Poder Judicial, que está podrido. Puede ser que haya excepciones también, de jueces, magistrados, me consta de ministros que son distintos, pero son excepción, no es la regla.

—  Andrés Manuel López Obrador, al cambio de medida cautelar en el caso Lozoya

En este contexto, López Obrador abogó por un cambio en la selección de jueces, magistrados y ministros, proponiendo que sean elegidos por el pueblo mexicano como una medida para purificar la vida pública y combatir la corrupción en el sistema judicial.

“En nuestro sistema político tenemos una división de poderes, en este caso el Ejecutivo es el encargado de la procuración de justicia y obviamente que pues tiene que presentar los expedientes para que el otro poder, el poder judicial, pues lleve a cabo los procesos judiciales en diferentes ámbitos administrativos, penales, para emitir la justicia en estricto sentido”, explicó Alejandro Martínez Serrano, especialista de la Universidad La Salle, en entrevista con Publimetro.

“El Poder Ejecutivo tiene también una responsabilidad en esos procesos y si el Poder Ejecutivo no arma bien esas carpetas de investigación, pues podríamos tener ese fenómeno donde el inculpado, utilizando los recursos a su alcance, pues pueda desistirse la autoridad de continuar en esos procesos o que el juzgador tome en cuenta su responsabilidad en esas causas. Entonces, pues no todo es responsabilidad del poder judicial, sino del Poder Ejecutivo y en este caso, la Fiscalía General de la República, que a partir de una reforma constitucional con el presidente Felipe Calderón tiene autonomía –ya no es 100% una dependencia del Poder Ejecutivo–”, añadió Martínez Serrano.

El especialista señaló que “es fácil descalificar a los otros poderes”, sin embargo, recordó que el Poder Ejecutivo “también es corresponsable en un momento determinado de armar esas carpetas de investigación”. “Si la carpeta está mal armada, pues obviamente que el juzgador tendrá que en competencia, no en consecuencia”, concluyó.

3 preguntas con:

Mariana Cendejas, integrante de la Iniciativa de Transparencia, Anticorrupción y Digitalización forma parte de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey.

P: ¿Cuál es su lectura de las declaraciones del presidente López Obrador al caso Lozoya?

Son desafortunadísimas las declaraciones del presidente López Obrador en cuanto a la independencia del Poder Judicial. También es no reconocer las terribles carencias y fallas sistémicas que hay en el tema de Procuración de Justicia que existen en nuestro país.

Él dijo que porque nimiedades y errores se caen las carpetas de investigación, no es cierto. Se caen las carpetas de investigación porque están mal integradas y porque los ministerios públicos no tienen las capacidades profesionales ni los medios o materiales para hacer investigaciones. Precisamente por eso existe un Poder Judicial, para que, ante una carpeta de investigación que no tiene la fuerza probatoria suficiente, pues una persona se presume inocente hasta que se le pruebe lo contrario.

Y si el Ministerio Público es incapaz de probar la responsabilidad de aquellas personas que cometen delitos, pues qué bueno que tenemos un poder judicial independiente que evita que personas inocentes lleguen a pagar por delitos que no cometieron.

Distinto es el caso de Loyoza. Lozoya, casi no queriendo reconocer su responsabilidad y participación en estos hechos de corrupción por los que se lo señala, su abogado ya había acordado o cedido ante la Fiscalía General de la República pagar una cierta cantidad de dinero por concepto de reparación del daño y eso también es como declararse culpable. “Soy inocente, pero aquí te pongo tu dinero por concepto de reparación del daño para que ya dejemos la fiesta en paz”, pues como que también ahí hay un tema engañoso, ¿no?

El caso Lozoya ha estado plagado de infinitas irregularidades, desde el momento en el que se evadió de la justicia y se anunció con bombo y platillo su extradición a México. Pero, ¿Qué pasó cuando llegó a México? –y también es algo que debemos señalar como una falla en el Poder Judicial, en el tema de rendición de cuentas y transparencia– que la audiencia que tuvo Lozoya fue en secreto. Ni la ciudadanía, ni mucho menos los periodistas nos enteramos en ese momento qué sucedió. No pisó nunca la cárcel. Estuvo mucho tiempo llevando su proceso en libertad hasta que una periodista lo encontró cenando en un restaurante de lujo. Y entonces uno se pregunta: ¿Dónde está la justicia en México cuando este criminal de cuello blanco está tan a gusto?

Creo que hay fallas de ambos lados, pero aunque haya fallas en el Poder Judicial –como lo hay en todas las instituciones públicasi debemos seguir abogando por su independencia y su autonomía.

P: Aunque su bandera es la lucha contra la corrupción, AMLO ha perdido algunos de los grandes casos y ahora culpa al poder judicial de ello. ¿Cómo utilizará el presidente esta resolución en su discurso?

A su discurso de encono y de ataque a la independencia del poder judicial, pues le viene de maravilla, ¿no? Y todas estas personas que creen ciegamente en sus posturas dirán “¿Ven?, por eso es que debemos elegir a los jueces por voto popular”, algo que a mí me parece una solución verdaderamente descabellada porque para que tú estés en un puesto con esa envergadura tienes que tener una preparación profesional muy sólida.

Recordarán que cuando empezó el tema de la pandemia, el presidente dijo que le venía “como anillo al dedo”. En este caso también le viene como anillo al dedo, porque precisamente es “un Poder Judicial que deja, una vez más, en libertad a un criminal cuya culpabilidad -a los ojos de la opinión pública-, en este juicio mediático, está declarado más que culpable”.

Debemos recordarle al presidente que la Fiscalía -quesque autónoma, pero bajo su mando- es la misma que no pidió la prisión preventiva cuando Loyoza lo extraditaron a México. Entonces, que asuma su responsabilidad, que asuma sus fallas y que haga algo por corregirlas, en vez de estar señalando como protectores de las oligarquías al poder judicial.

P: ¿Qué lecciones nos deja el caso de Lozoya de temas que no se deberían de repetir a futuro en casos de corrupción?

Desafortunadamente nos deja, una vez más, la detección de la impunidad rampante que se vive en México. No solo en el tema de los delitos por hechos de corrupción, sino en la mayoría de los delitos. La cifra negra en México, es alarmante. De la mayoría de los delitos, pues se resuelven muy pocos, se investigan poquísimos y poquísimos realmente se resuelven de una manera de castigar realmente al culpable.

Pero tenemos que tener en cuenta que esta salida de Lozoya no es una sentencia que se haya dictado en su favor de inocencia. Se dictó una medida cautelar, pero no significa una sentencia sobretoria. El proceso sigue en libertad y ya veremos qué tan capaz es la Fiscalía General de la República para realmente encontrar las pruebas idóneas que demuestran su culpabilidad.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos