Economía

Banxico ‘mete tijera’ al PIB de México; lo recorta a 5.4% al cierre de 2021

En 2022 el desempeño de la economía mexicana bajará a 3.2% y en 2023 se reducirá a 2.7% del PIB; cifras que anticipan el fracaso de la metas de crecimiento del gobierno de AMLO

El Banco de México (Banxico) recortó su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana, de 6.2% a 5.4% del Producto Interno Bruto (PIB) para el cierre de 2021; debido a una desaceleración de la industria y un rezago del sector de servicios, durante los últimos meses.

Señaló que en 2022 el desempeño económico del país alcanzará 3.2% del PIB; que –si bien representa una tasa superior al 3% previsto hace tres meses- muestra una baja superior a dos puntos respecto a la cifra esperada para 2021.

A través de su último Informe Trimestral, el Banxico estimó que –en la misma tendencia- el PIB nacional volverá a reducir su ritmo de crecimiento durante 2023, en al menos medio punto porcentual; para ubicarse en una tasa anualizada de 2.7%.

Con dichos pronósticos, el banco central evidenció el eventual incumplimiento en las metas económicas del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador; que espera un rebote de 6% del PIB al finalizar 2021 y un repunte de 4.1% durante 2022.

Empleos e inflación

En materia de empleos, el Informe trimestral del Banxico proyectó una recuperación importante en la creación de plazas formales; registradas ante el IMSS, que cumplen con todas las prestaciones establecidas por la ley.

Señaló que 2021 cerrará con la generación de 730 mil a 880 mil espacios de trabajo; que representan un aumento máximo de 40 mil puestos, respecto a las previsiones publicadas en octubre pasado.

Mientras que para 2022 se espera la apertura de entre 560 y 760 mil puestos laborales formales; que superan el rango de 500 mil a 700 mil puestos que había proyecto el Banxico en su informe anterior.

Sobre la inflación, el Banxico aseguró los aumentos actuales en el precio de productos y servicios son transitorios; y que este mes de diciembre finalizará con una tasa de 6.8%, que dejará atrás al 7.05% observado en la primera quincena de noviembre.

Aunque, reconoció que será hasta la segundo semestre de 2022 cuando el índice inflacionario regresará al nivel definido en la meta anual; de 3% más un rango de un puntos porcentual de tolerancia.

Riesgos para el crecimiento

Respecto a los factores que pueden deteriorar el crecimiento de la economía mexicana, el Banco Central señaló cinco riesgos principales:

  1. Recrudecimiento de la pandemia, por el surgimiento de nuevas variantes del Covid-19; además de una cobertura insuficiente de la vacunación, que implique nuevas restricciones a la actividad económica.
  2. Prolongación o agravamiento de los cuellos de botella en las cadenas de suministro a nivel global; que han generado escasez de chips e insumos para algunos sectores en México, particularmente el automotriz.
  3. Que la pandemia conduzca a mayores costos de insumos y de producción en diversos sectores de la economía.
  4. Nuevos episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales; que afecten los flujos de financiamiento para las economías emergentes.
  5. Menor recuperación del gasto en inversión, que resulte insuficiente para apoyar el proceso de reactivación de la economía y el crecimiento de largo plazo. Ello, derivado de “una posible reorganización del sector eléctrico”, generada por la reforma que impulsa el gobierno en esta materia; que dé lugar a un clima de negocios menos propicio para la inversión.

Sigue leyendo en Publimetro:

Tags

Lo Último

Te recomendamos