Economía

Cómo enfrentar la cuesta de enero sin morir en el intento

Cuatro de cada 10 afectados por la cuesta de enero arrastran deudas desde mediados del año pasado; seis más son atrapados por las compras y adeudos contratados entre noviembre y diciembre

Enfrentar las deudas de la cuesta de enero y cubrir los gastos del inicio de año es más sencillo de lo que muchos creen; sólo necesitas reconocer el problema, establece tus prioridades de pago y armar un presupuesto, que ayude a sacar provecho a cada peso disponible.

La Comisión Nacional para a Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) explicó combatir la “cuesta”  no significa que “está prohibido gastar”; o dejar de comprar, comer y disfrutar de las cosas que más disfrutas.

Explicó que lo más importante es planificar los gastos básicos o más urgentes, saldar tus adeudos y, de ser posible, generar ingresos adicionales; cuyos resultados te permitan retomar el control de tu bolsillo lo más pronto posible.

“La recomendación de los especialistas es partir de una planeación en la que establezcas a cuánto ascienden tus ingresos y cuáles son tus gastos; com el fin de conocer cuál es tu margen de maniobra”, para resolver los problemas económicos, apuntó la Condusef.

Cuatro de cada 10 ‘tiran la toalla’

La especialista en planeación financiera, Mónica del Castillo, señaló cuatro de cada afectados por la cuesta de enero suelen “tiran la toalla” e las primera dos o tres semanas de enero; sin poner práctica ninguna estrategia parara darle la vuelta a sus problemas de pago e ingresos.

Y ello, apuntó, se debe al desconocimiento de cómo hacer un presupuesto, generar ahorros y pedir ayuda a los bancos para reestructurar sus deudas; condiciones que los llevan a padecer tres, cuatro, o hasta seis meses los efectos de la cuesta de enero.

“Este 40%, del que hablamos, generalmente son personas que vienen arrastrando problemas de pago desde mediados del año pasado; que en diciembre no aprovecharon su aguinaldo y los bonos decembrinos.

“Hay otro 60% –de personas– que saben de la importancia de administrarse, pero que gastaron de más en fiestas, regalos y compras por impulso; sin pensar que en enero deben pagar impuestos, enfrentar el aumento de precios y hacer frente a sus deuda, que suelen comerse hasta la mitad de sus quincenas”, apuntó la especialista.

Tips para vencer la cuesta

Para revertir los daños causados por la cuesta de enero, la Condusef y los especialistas en finanzas te recomiendan:

1. Redacta un presupuesto

Haz una lista con tus gastos de la quincena, ordenándolos de mayor a menor importancia: renta, alimentos, servicios y transporte deben ocupar los primeros lugares. Recorta y elimina las cosas de las que puedes prescindir y destina una parte importante al pago de tus deudas.

2. Haz un plan de pagos

Ubica la deuda que genera más intereses o que más te pesa y comienza por aportar un poco más de lo normal. Si sólo pagas el mínimo, recuerda que únicamente estás cubriendo la parte de intereses y no aportas algo sustancioso al capital.

3. Paga a tiempo

Todos los compromisos adquiridos se deben liquidar oportunamente. Recuerda que si te atrasas en los pagos, se empiezan a generar interés sobre intereses, gastos de cobranza y costos extra que alargan hasta más de cinco años el tiempo de pago de tus deudas.

4. Genera ingresos extra

Analiza qué actividades puedes realizar durante el fin de semana o en tu tiempo libre; desde venta pasteles o comida comida casera, hasta clases de regularización en matemáticas, asesorías y trabajos de medio tiempo.

5. Evita contraer nuevas deudas

Si acostumbras pedir préstamos para saldar otras deudas, es momento de abandonar ese mal hábito. Date cuenta que no estás resolviendo las cosas, sino que obtienes más deudas que seguro irán en aumento con el paso del tiempo. Si es necesario, solicita una reestructura de crédito.

6. Adota el hábito del ahorro

Antes de gastar tus quincenas, fija un porcentaje de tus ingresos a este hábito; elige un instrumento formal para depositarlo como una cuenta bancaria e invita a toda tu familia a contribuir en dicha tarea. Recuerda que ahorrar no es guardar dinero que te sobra.

Sigue leyendo en Publimetro:

Tags

Lo Último

Te recomendamos